Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

José Juan Gutiérrez Exfutbolista del CD Tenerife

«Hacía mucho tiempo que el Tenerife no me emocionaba así»

Luis Miguel Ramis y José Juan, en el hotel del Tenerife en Gijón.

A toda una leyenda blanquiazul como José Juan le apetecía vivir desde la perspectiva del aficionado el partido de Gijón. Confiesa que disfrutó «como un niño chico».

Testimonio valioso el de José Juan Gutiérrez. Una leyenda blanquiazul como él podría elegir ir a los palcos o codearse con otros históricos como él. El domingo prefirió la grada. Se apuntó al viaje organizado, acudió al hotel de concentración del equipo para transmitir apoyo a los futbolistas, se fotografió con Ramis y se emocionó con la victoria. Según cuenta, hacía años que el Tenerife no le transmitía «tantas sensaciones felices» como en el segmento final de esta temporada. Y apuesta por el ascenso directo. «El Eibar parece que se escapa, pero a la segunda plaza aún podemos optar», pronosticaba ayer en el día del regreso a casa.

¿Qué sensaciones le deja el triunfo de El Molinón?

Imagínate la importancia que tiene haber ganado el domingo. Fue un partido complicado. A mí la primera mitad no me gustó, pero había que hacer el partido largo y la segunda mitad fue crucial. Por la ambición y por el papel de los hombres que salieron del banquillo, creo que el Tenerife ganó con absoluta justicia. Son tres puntos fundamentales para seguir creyendo.

¿Cuáles fueron las claves para obrar la remontada?

El equipo tuvo pegada y acierto. En la primera mitad apenas hubo ocasiones peligrosas, pero después del descanso el míster arriesgó y sus decisiones dieron resultado. A mí el comportamiento de los segundos 45 minutos me dejó muy orgulloso. La remontada fue justa y el resto de resultados nos sitúan en una situación absolutamente privilegiada.

Hablemos de nombres propios. Jugó Shaq Moore, gran novedad en el once, y cumplió con nota.

Había tenido la mala suerte de encontrarse con un Mellot que está cuajando una temporada fantástica. Pero con Moore nadie tenía dudas. Hizo un buen partido el domingo y demostró que es un hombre bastante aprovechable en este tramo final de temporada. Ha confirmado que, si hace falta, ahí está él. Y me parece una excepcional noticia saber que jugadores que no han tenido tanta carga de partidos, ahora puedan aportar y ser útiles.

«La clave del éxito es que este año sí hay fondo de armario: Shashoua no juega y el equipo no se resiente»

decoration

¿El que sale más reforzado del domingo es Enric?

Evidentemente. A mí me gustó todo el equipo a partir de los cambios. Tuvo más llegada, más gol. Obviamente el partido encumbra a Enric Gallego por su doblete, pero me quedaría con el colectivo, con la importancia del resultado y por que viniera acompañado de otros marcadores que nos sonrieron, como la derrota del Valladolid en Oviedo. Ahora hay que optar a las dos primeras plazas, que creo que el Tenerife lo puede conseguir.

¿Cree en el ascenso directo?

Sí. La pena es que la semana antes no tuviésemos nuestro mejor día con el Valladolid. A poco que hubiésemos tenido fortuna en días que nos ha faltado esa pizca de buena suerte, estaríamos ahora con el ascenso directo a tiro de piedra. Pero pienso que tenemos plantilla y argumentos para optar a la segunda plaza. El Eibar está tomando mucha ventaja para la primera, pero la otra está muy abierta. Aún puede pasar de todo.

¿Qué ha cambiado para que este año sí se haya configurado un proyecto con opciones reales de ascenso después de tantas temporadas decepcionantes?

El equipo está dando buenas sensaciones pero la clave es que tenemos plantilla. Hay fondo de armario. A mí por ejemplo me apena que uno de mis futbolistas favoritos, como es Sam Shashoua, no esté teniendo protagonismo por su lesión; pero incluso con una baja tan sensible como ésa, apenas se nota y los demás cumplen. Es un momento donde todos debemos estar unidos si queremos conseguir el objetivo, que es ascender a Primera. El Tenerife se lo merece. Y su afición también.

Justamente quería preguntarle por la experiencia de convivir durante todo el fin de semana con los seguidores desplazados a Asturias. ¿No le sorprendió un despliegue tan masivo?

La afición ha tenido un comportamiento absolutamente modélico de principio a fin, reconocido además por parte de los seguidores del Sporting. Te reconozco que a mí al final del partido hasta se me saltaron las lágrimas. Es una emoción que hay que vivirla para sentirla; ver a la multitud desplazada, la respuesta de los jugadores... a mí me llegó muy dentro.

Es que se ha generado una atmósfera casi idílica.

Yo hacía muchos años que no sentía una emoción así. Y me lo transmitían muchos de los aficionados que se han desplazado con el equipo. Ya no es solo que el Tenerife gane y esté con opciones reales de ascenso; es ver a Ramis y a los jugadores agradecidos y honrados de que se les apoye de esta manera. Yo que en su día lo viví como futbolista, sentirse apreciado y valorado por tu gente es algo muy, muy emocionante.

¿Ya ha hecho cálculos? ¿Vislumbra clave la jornada del próximo fin de semana?

Creo que todos hemos hecho pronósticos y cábalas a estas alturas de la temporada. Fíjate que el Eibar juega con la Ponferradina, así que los dos no pueden sumar; y esperamos un favor de Las Palmas. En todo lo que nos puedan echar una mano, bienvenido será.

Decía antes del partido que está siendo una temporada especial porque es la primera después de la pandemia. ¿Cuánto echaba de menos experiencias y situaciones como las que ha vivido estos días en Asturias?

Te voy a reconocer una cosa. Estos días en Gijón yo me he acordado mucho de la gente que dudaba si vería otra vez al Tenerife en Primera. Me refiero a aficionados de toda la vida y que llevan mucho tiempo siguiendo al equipo. Se había encadenado una racha de tantos años sin buenas noticias, que ya dudábamos si habría opción de ascender algún día. Y ahora sí parece que ese momento pueda estar cercano y próximo en el tiempo. Durante todo este fin de semana de convivencia con otros blanquiazules, el ambiente ha sido de positivismo. Como te decía antes, el optimismo en el entorno hacía muchos años que no lo vivía; me atrevería a decir que solo lo ha habido en las temporadas que se ascendió a Primera.

«Hay muchos de mi generación que nos temíamos que ya no volveríamos a ver al Tenerife en Primera»

decoration

Y el próximo desafío es ganar al Almería. ¿Reto imposible llenar el Heliodoro un lunes?

Ahora hay que estar, demostrar que queremos un equipo en la máxima categoría. Que se note que nos lo merecemos. El lunes el Heliodoro tiene que mostrar sus mejoras galas y el ambiente tiene que ser fenomenal. O lo conseguimos este año, o no sabemos cuándo se presentará otra vez una oportunidad y una temporada como ésta.

Antes del partido pudo saludar a Ramis, ¿qué le dijo?

El del encuentro con la plantilla fue un momento muy especial. Es cierto que en el grupo de este año hay pocos jugadores que yo conozca, sí Dani Hernández, que es amigo. Yo me acerqué a ellos porque viajé con un nieto que quería fotografiarse con sus ídolos. Ramis estuvo muy cariñoso, le deseé mucha suerte y sinceramente me alegro de que las cosas le estén saliendo. Ojalá sea el entrenador que nos lleve de vuelta a Primera División. Su suerte es la de todos.

Compartir el artículo

stats