Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CD Tenerife

Pablo Larrea: una recuperación en silencio

El madrileño espera sumar ante el Sporting sus primeros minutos del año, pues no juega desde el pasado 11 de diciembre

7

Así se ha recuperado Pablo Larrea para el CD Tenerife El Día

Si por fin Pablo Larrea tiene minutos el próximo fin de semana en El Molinón, habrán pasado 13 semanas desde que jugó su último partido como blanquiazul. Un paréntesis demasiado largo y que al futbolista del CD Tenerife se le ha hecho eterno, como así confiesa, pero que ha sido imprescindible «para recuperar al 100%» la lesión que sufrió antes del parón invernal.

Han sido 90 días, mucho más de los inicialmente previstos, durante los cuales el talentoso pivote del representativo ha ofrecido su perfil más disciplinario, comprometido y responsable. Al llamado «entrenamiento silencioso»–cumplir a rajatabla todas las recomendaciones relativas al descanso, la alimentación o los buenos hábitos– ha sumado un largo catálogo de ejercicios en su rutina diaria que le han permitido superar este particular vía crucis.

«Se ha alargado todo más de la cuentapero me encuentro muy bien y tengo buenas sensaciones», cuenta Larrea, a quien le habían diagnosticado ocho semanas de baja y ha tenido que soportar muchas más en el dique seco, lejos del escenario donde le gustaría estar y ayudar a los compañeros. «Después de tanto tiempo hay que ir despacito, pero tengo la intención de coger el ritmo de los compañeros y poder jugar», afirma. Ya la semana pasada confirmó Ramis que estaba disponible, si bien se quedó a cero minutos ante el Valladolid. Transcurridos siete días más, lo normal es que ya viaje a Gijón e incluso pueda tener protagonismo.

Sería su primera aparición en un 2022 en el que permanece en blanco, pero con la intención de convertirse en una bocanada de aire fresco para un Tenerife que necesita de sus virtudes. «Sabíamos que era una lesión complicada. Es un músculo [el recto anterior] muy difícil de recuperar y hay que ir con prudencia. Engaña, y cuando crees que ya estás bien, no es así», relata Larrea, que ha combinado todo tipo de trabajos para recuperar el tono físico. Así, se le ha podido ver en gimnasio haciendo pesas, en bicicleta estática, fortaleciendo aquellas zonas musculares que sí podía ejercitar... y aderezando su día a día con la mejor receta posible: la desconexión. «He aprovechado para visitar la Isla», reconocía en el programa de radio del CD Tenerife y así confirman sus perfiles en redes sociales. «La idea era entrar cuando estuviese 100% recuperado; ahora ya la lesión está olvidada y el deseo es el de ayudar al equipo en todo lo que se pueda», cuenta un Larrea joven pero experimentado. Y que sabe que el fútbol reparte alegrías y desgracias. «Aquí, un día estás arriba y otro día estás abajo;quedan una barbaridad de jornadas», celebra.

Compartir el artículo

stats