Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carlos Ruiz: renovación por ascenso

El central ampliará automáticamente su vinculación con el Tenerife si el club logra el ansiado cambio de categoría l> Es una cláusula que no contempla el acuerdo con Aitor Sanz, cuyo contrato acaba en junio

Carlos Ruiz celebra un gol ante la Ponferradina. | | CARSTEN W. LAURITSEN

Carlos Ruiz renovará con el CD Tenerife si el representativo asciende a Primera División. Ayer trascendió que el contrato del profesional granadino contempla una cláusula de ampliación automática que está supeditada a que se sustancie el objetivo colectivo de todo el plantel. Ruiz pidió incluir esta disposición adicional por dos motivos: su evidente deseo de disfrutar de un Tenerife en la máxima categoría en caso de conseguir el codiciado salto a Primera; y porque tenía el convencimiento de que, tarde o temprano, el club iba a lograr el ascenso que se le resistió por un gol en Getafe.

El club accedió sin problemas porque esta misma cláusula ya había sido incluida en los acuerdos previos alcanzados con Ruiz, que ha ido prolongando año a año su vinculación con el Tenerife, que ya va por nueve temporadas. De algún modo, su contrato de esta temporada es una extensión de los anteriores. El defensor andaluz llegó de la mano de Quique Medina y ha mostrado una regularidad envidiable. En su primer curso en la Isla jugó 33 partidos, elevó su cuota de protagonismo hasta los 40 compromisos oficiales al curso siguiente; y en los siguientes ha firmado 38, 38, 28, 33, 24, 18 y 22 comparecencias con el primer equipo blanquiazul.

Amplio bagaje

En el curso vigente, el central ha jugado 12 encuentros, todos ellos como titular y 11 de ellos completos. Además, ha sido partícipe de cinco de las 13 porterías a cero que colecciona Juan Soriano.

Ruiz es uno de los capitanes y jugadores más emblemáticos para la afición. Comparte brazalete con Aitor Sanz y Dani Hernández, que están en idéntica situación a la suya, pero sin cláusula de ampliación automática.

«Ahora les toca aportar desde dentro, en la primera plantilla. El día que no estén en esa función, todo el que venga a sumar en otras áreas del club, será bienvenido. No rechazamos a nadie, siempre que así lo decidan los profesionales correspondientes», explicaba Concepción el pasado lunes en una entrevista en EL DÍA. El jerarca palmero no hacía referencia entonces a la cláusula que podría unir por un año más a Carlos Ruiz -y ya serían diez- con el equipo que más le ha marcado en su carrera deportiva.

«Serán ellos los que decidirán al final si alguno [de los capitanes] sigue o no. No seré yo quien imponga si alguien continúa o no dentro de la plantilla. Nunca lo he hecho. De todas formas, son futbolistas súper comprometidos: Carlos Ruiz, Aitor, Dani... Es gente que siente el club profundamente. Dani es de aquí, pero Carlos y Aitor llevan tantos años en la Isla, que sienten que el Tenerife les llena su vida deportiva. Está claro que es donde tienen el pensamiento fijado», dijo también Concepción, muy elogioso con el comportamiento de este tipo de futbolistas.

Durante este curso, el de Baza ha jugado 12 partidos ligueros y ha sido partícipe de cinco porterías a cero

decoration

Tras conocerse que Ruiz tiene cláusula de renovación automática en su contrato, ya son tres los futbolistas que dependen del ascenso para clarificar su futuro profesional. Hace solo unas semanas, en la presentación oficial como blanquiazules de Andrés Martín y Mario González –los dos refuerzos invernales–, Cordero confirmaba que los contratos de cesión de ambos futbolistas incluyen una cláusula de compra obligatoria en caso de ascenso. No quiso cuantificar cuánto tendría que pagar el Tenerife por sus respectivos traspasos al Rayo Vallecano y al Sporting de Braga, pero sí deslizó que hay acuerdos cerrados para la permanencia de los dos en el proyecto 2022/23, siempre y cuando sea en la máxima categoría.

El Tenerife cuenta con un buen ramillete de profesionales atados para los cursos venideros. El que más interés suscita entre equipos de la misma categoría e incluso de Primera División es Alexandre Corredera, por sus indiscutidos talento y proyección. Pero el catalán está bien amarrado por Cordero, con contrato largo y una cláusula de rescisión de ocho millones de euros, que además se duplica en caso de ascenso. Igualmente blindados están otros futbolistas con mercado como Shaq Moore –pretendido por equipos de la MLS en la última ventana invernal– o Sam Shashoua.

Entre los contratos perecederos, aquel que ya se ha intentado renovar (sin éxito) es el de Álex Muñoz. Fue Cordero quien reveló que no había respondido afirmativamente a su oferta de ampliación, lo cual causó cierta controversia. Que ya está zanjada.

León: «Defiendo a muerte el escudo»


Uno de los jugadores atados por una temporada más es José Léon Bernal, que se está erigiendo en un auténtico valladar en el eje de la retaguardia. De hecho, su excelso estado de forma es uno de los motivos que explica la suplencia de Carlos Ruiz e incluso la de otro jugador que venía siendo uno de los fijos para Ramis, como Nikola Sipcic. «La competencia es buena para todos y nos hace crecer», explicitó ayer el ex del Alcorcón en declaraciones a los medios oficiales del club. «Desde la primera jornada se ve un equipo que quiere competir. Somos un bloque muy compacto, nos sentimos cómodos y tenemos jugadores para tener el balón y hacernos con el ritmo del partido. Lo estamos trabajando a diario, viendo los puntos débiles de los rivales y tratando de potenciar nuestros fuertes», comentó respecto a las recetas del éxito tinerfeñista. «El vestuario transmite mucha tranquilidad y normalidad. Estamos en puestos de poder ascender a Primera División, que no es poco. Pero lo afrontamos desde la calma y la confianza, individual y grupal; eso te hace llevarlo todo mucho mejor y concentrarte en el partido que viene», reseñó. León Bernal recela de un Mirandés que acaba de cambiar de entrenador y ofreció una buena imagen en su enfretamiento contra el Almería. En todo caso, promete compromiso y entrega. «Defiendo a muerte este escudo», sentenció ayer.

Compartir el artículo

stats