Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ramis: «Aún no hemos llegado a nuestro techo»

El técnico cree que en su equipo existe margen de mejora y puede optar a los puestos más altos

Luis Miguel Ramis, durante el entrenamiento matinal de ayer. CD TENERIFE

Luis Miguel Ramis, entrenador del CD Tenerife, cree que el conjunto blanquiazul aún no ha alcanzado su mejor nivel y subraya que «el techo de este equipo es alto». Ambicioso como siempre, el jefe del banquillo insular considera que los suyos deben optar a mejorar la posición privilegiada que ahora tienen en la tabla y confía en ver una buena versión del representativo mañana (El Toralín, 20:00 horas) para profanar el campo de otro rival directo en la puja por el ascenso. «Sería un paso importante», subrayó antes de emprender rumbo a Ponferrada.

«Creo que aún podemos seguir mejorando y que este equipo no ha tocado techo en cuanto a rendimiento», fue su mensaje más contundente en la comparecencia semanal ante los medios. En todo caso, mostró máximo respeto a la Ponferradina y a sus numerosos méritos durante este curso. «Es un equipo intenso y que está espoleado por la posición que ocupa, también por el deseo de seguir manteniéndola. Tiene muy buenos jugadores y forman un bloque atrevido, a la par que difícil de defender. Por eso están donde están en la tabla», reiteró.

«Todo eso lo conocemos y sabemos de la respuesta que hay que dar sobre el terreno de juego», enfatizó Ramis, quien recordó que ya en otros feudos complicados (como La Romareda o Zorrilla), el Tenerife dio la talla. «No es la primera vez que nos enfrentamos a equipos de estas características, con una buena estructura, y siempre hemos respondido bien. Llegamos al domingo con las ideas claras, con un trabajo de base que es innegables en todas las jornadas de competición y con la seguridad de que tenemos que gestionar muy bien nuestras posesiones de balón», destacó. En este sentido, remarcó que «ellos ejercen una presión alta y hay que leer bien dónde están los espacios, para así aprovecharlos».

Desde el tono sosegado y pedagógico de siempre, Ramis expuso ayer cómo ha sido la transformación de este Tenerife en un equipo ganador. «Trabajo en la manera de conseguir resultados, pero tengo que incidir mucho en el proceso. En base a los resultados se hacen todas las valoraciones, pero yo tengo que conseguir que el equipo haga las suficientes cosas bien para que no te superen. Y ese proceso es el trabajo diario, el comportamiento de los jugadores, su implicación y su responsabilidad», enumeró. A renglón seguido, habló de la confianza del grupo en sus propias opciones.

«Nosotros no dudamos; creemos que podemos seguir peleando por seguir en esas posiciones privilegiadas y mejorarlas, sabiendo que cada vez los equipos se van definiendo más. El partido del domingo es muy importante y todos lo van a ser hasta el final de la temporada. Sumar tres puntos sería dar un paso grande. Porque se acerca el tramo final y los partidos te miden contra rivales directos, no son 100% definitivos pero tienen mucho de importante», cerró.

«Le damos mucha relevancia al partido» repitió, «sabiendo que somos capaces de batir a este tipo de rivales durísimos». Pronosticó Ramis que será «un encuentro bonito». Antes, habló de la llegada de Andrés Martín, que entró ayer en su primera lista de convocados. «Es un jugador que quería venir, que reúne las características que nos pueden ayudar y con unas características conocidas de sobra: vive cerca del gol, es fino en la finalización y tiene mucha claridad en los metros finales», valoró.

Elogio a los tres capitanes

Ramis elogió ayer el comportamiento y aptitudes de sus tres capitanes. De Aitor Sanz, comentó que «ofrece unos niveles de equilibrio muy alto en todos los partidos, sabe perfectamente cual es su rol en el equipo y los minutos que está jugando son muy buenos». Sobre el madrileño, indicó que «tiene sus defectos, pero es una de las piezas mas importantes del equipo». En cuanto a Carlos Ruiz, manifestó que sus sensaciones son cada vez mejores y su regreso a las convocatorias está muy próximo. Y en cuanto a Dani Hernández, adujo que «es un ejemplo de compañerismo dentro y fuera del terreno de juego». «Estamos encantados de contar con este tipo de futbolistas», dijo Ramis de sus tres capitanes, que acaban contrato en junio. Ensalzó su arraigo y su compromiso. «Son gente que ha disfrutado y ha llorado con estos colores, que saben lo que significa este club. Esto lo ponen por delante de su situación personal. Están en una situación en la que van cumpliendo años, pero tienen por delante ayudar al equipo y su comportamiento es excelente», reseñó.

Compartir el artículo

stats