Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alexandre, tócala otra vez

El mediocentro gerundense ha realizado 903 pases con éxito, 235 más que Míchel, el segundo de la plantilla en este apartado

Alexandre Corredera ha jugado todos los partidos de Liga de esta temporada. | | CD TENERIFE

Álex Corredera se define como un centrocampista al que le gusta participar en el juego y tener el control de los partidos. Dicho y hecho. Un simple repaso a sus números demuestra su influencia. Es el segundo con más minutos y el que más pases ha dado.

En su primera temporada de verdad en una categoría profesional –llegó a jugar tres partidos con el Almería en Segunda División en 2017–, Alexandre Corredera se ha ido ganando, jornada a jornada, un prestigio que está al alcance de pocos debutantes en LaLiga Smartbank. Ha participado en las 24 jornadas, casi siempre como titular (21), y es el segundo futbolista del Tenerife con más minutos en la competición (1860), superado por el único que lleva un pleno, el guardameta Juan Soriano. Además, es el que más pases ha dado. El pasado viernes, en el 4-0 al Real Oviedo, rebasó la cifra de mil conexiones con otros compañeros. De ese total, no todas llegaron al receptor. El mediocentro gerundense ya suma 903 pases con éxito, 235 más que el segundo de esta clasificación, Míchel Herrero.

Hace unos meses, cuando salió del Badajoz para probar suerte en el Tenerife, viajó con la esperanza de tener protagonismo en su nuevo destino profesional. Y sus previsiones se han cumplido. «Lo iba a poner todo de mi parte, aunque también sabía que iba a depender de otros factores», dijo en rueda de prensa. «Pero he podido rendir a un buen nivel cada vez que he tenido una oportunidad y tanto el míster como los compañeros confían en mí», añadió seguro de que tiene «mucho margen de mejora».

Tras destacar como mediapunta en el Badajoz, considera que sus principales avances han consistido en su capacidad para contribuir en el trabajo defensivo en otra demarcación, dentro del doble pivote. «Me ha tocado ponerme el mono de trabajo», resumió refiriéndose a un ejercicio de adaptación a una categoría más exigente. «Es imposible jugar y tener minutos sin un trabajo defensivo y sin ganar duelos», aclaró. Precisamente, Ramis y sus asistentes son los que «insisten» en que su cuota de crecimiento todavía es amplia.

En esa evolución no solo sigue la pauta de los técnicos. También se fija en sus compañeros, en su competencia. «Aitor, Míchel y Pablo llevan tiempo en el fútbol profesional y me ayudan muchísimo», subrayó el 6 blanquiazul.

Entretanto, se propone aumentar su aportación ofensiva. De momento lleva dos goles –en Fuenlabrada y Huesca–, pero no se conforma. Los siete que logró con el Badajoz la campaña pasada le animan a marcarse otras metas. Considera que su relación con el gol tiene que ver, en gran medida, con su posición en el campo. Alexandre confía en dar otro paso más y «añadir» ahora la pegada que le ha acompañado en su carrera. «Lo iré incorporando a mi juego», avisó.

Ya sea como pivote o en el papel de enganche con los delanteros, Álex disfruta. Pero si tiene que elegir, se queda con el primer cometido. «Participo más y puedo llevar el control. Me gusta sentir que soy capaz de manejar los ritmos, pero también soy de llegar al área y jugar más arriba», apuntó Álex, convencido de que la clave para incorporarse a la fase ofensiva está en «elegir el momento».

A todo esto, en sus estadísticas también sobresale por haber recibido solo una tarjeta amarilla. Supone que ha tenido «suerte», pero igualmente reconoce que Aitor ha sido el destinatario de alguna cartulina que no le tocaba por su intento de tapar algún error suyo.

Compartir el artículo

stats