Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nahuel cree que en marzo ya podría volver a la competición

El argentino regresa a la Isla, confirma los buenos presagios sobre su recuperación y estará hoy en el entrenamiento del primer equipo l «Solo pienso en ascender», subraya

Nahuel Leiva pasa unas pruebas médicas en Hospiten. | | E.D.

Nahuel Leiva será algo así como el primer fichaje invernal del CD Tenerife. Su reaparición, en los márgenes más optimistas del plazo inicialmente estimado para su vuelta a los terrenos de juego, supone una excelente noticia para Luis Miguel Ramis y por supuesto también para él. Así lo expresó ayer, ya en la Isla, donde aterrizó el pasado fin de semana con el propósito de sumarse esta mañana (El Mundialito, 10:00 horas) a los entrenamientos con el primer equipo. No será al ritmo de sus compañeros, pero el argentino al fin ve la luz al final del túnel. De hecho, se atreve a fijar una fecha aproximada para su regreso. «Ya a finales de marzo podría estar en una convocatoria», recalcó.

«La ilusión de todos aquí es subir a Primera y más todavía la mía, que me ha tocado vivir esta situación en la distancia», sugirió Leiva, que ansía volver a enfundarse la elástica del Tenerife después de muchos meses sin hacerlo. Hace año y medio que formalizó su préstamo al Real Oviedo, el cual completó con muy buenas prestaciones, y desde entonces ya pareció una quimera que volviese a lucir los colores del representativo. De hecho, estaba a punto de ser traspasado cuando una gravísima lesión frustró su salida. Ahora, se siente «uno más» en el proyecto tinerfeñista.

«Me siento un jugador más del colectivo, pero me duele no haber podido estar aquí y no ayudar a los compañeros», enunció sobre su larga ausencia, motivada por una fractura en el menisco y el ligamento cruzado de su rodilla derecha. «Hay que mirar las cosas desde el lado positivo», apuntó. En este sentido, admitió que el tramo inicial de su rehabilitación «se hizo duro por ser en soledad y lejos de los compañeros», si bien luego se fue animando, pues los plazos se iban acortando y el final de la recuperación se fue acercando. En gran medida por las facilidades que halló en Villarreal, escenario que eligió para esta difícil etapa de su carrera.

«Estoy feliz, con mucha ilusión y con ganas de decirle a la afición que puedo ayudar al equipo»

decoration

Ahora, ya solo piensa en volver a jugar. Para finales de febrero estima que estará al mismo nivel que sus compañeros en los entrenamientos; y para marzo se ve «entrando en alguna convocatoria». «Es verdad que no hemos comenzado el año como nos gustaría, pero hemos estado toda la temporada allí arriba y no hemos bajado de los puestos de privilegio. Confío en que esta segunda vuelta sea así también; además, a lo mejor vienen refuerzos que nos ayudarán», adujo sobre las halagüeñas perspectivas ante las 19 jornadas que faltan.

«Ojalá sea ese gran año que deseamos todos: la directiva, la afición, el equipo, los técnicos... más todavía porque es el Centenario», aseveró Nahuel. Y añadió que el Tenerife se está jugando tanto que no es momento para particularizar en situaciones individuales como la suya. Cierto es que ya la entidad le ha tanteado para la renovación de su contrato, como así avanzó EL DÍA en su edición del pasado viernes, pero el atacante prefiere dejar la negociación para cuando acabe esta campaña. «Yo creo que el objetivo único es subir al equipo, estar en las posiciones cabeceras. Y luego ya nos sentaremos a hablar, a ver si se puede llegar a un acuerdo», cerró.

Antes, reiteró en numerosas oportunidades que su grado de motivación es altísimo. «Estoy feliz, con mucha ganas y mucha ilusión de demostrarle a la afición que puedo aportar mucho en lo que queda de temporada», respondió. Por otro lado, aprovechó para lamentar algunas declaraciones que hizo el año pasado sobre su posición en el proyecto del Tenerife. «Muchas veces los futbolistas vivimos en una burbuja y no nos damos cuenta de la situación donde estamos; estos golpes [como la lesión] te hacen pensar y reflexionar mucho sobre cosas anteriores que no debes volver a hacer», afirmó.

«Y yo creo que me equivoqué en algunas declaraciones, que fueron por el mal sabor de boca que me dejó el cuadro técnico anterior con la decisión de no contar conmigo», justificó. Tenía que haber esta matización con unas palabras que emitió hace ahora un año, cuando admitió que no se sintió bien tratado por el representativo. Ahora, la situación ha variado. Su sitio está en el Tenerife.

Compartir el artículo

stats