Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sobrado como visitante

A falta de nueve viajes, los blanquiazules ya han superado los registros totales a domicilio de siete de las últimas dieciocho campañas del club en Segunda División

Enric Gallego, lanzando el penalti con el que el Tenerife logró empatar el partido ante el Amorebieta.

El Tenerife no pudo saldar la primera visita de la segunda vuelta con un triunfo, pero no dejó de sumar en Lezama ante el Amorebieta (1-1). El punto añadido mantiene el particular duelo de estadísticas del equipo de Luis Miguel Ramis y el que tiene el récord en las 19 temporadas disputadas por el representativo en la Segunda División de 22 competidores, es decir, desde la campaña 1999/2000. Ese Tenerife de referencia no es otro que el que logró el ascenso a Primera División en 2001 de la mano de Rafael Benítez. A estas alturas del curso, también había obtenido 19 puntos lejos del Heliodoro, con la única diferencia de que había marcado dos goles más. El balance anotador actual es de 14 tantos a favor y 11 en contra, y el de hace 21 años, de 16 y 11 goles.

Al final de ese ejercicio, el Tenerife acumuló 35 puntos en campo contrario, incluyendo los tres con los que certificó su salto de categoría gracias al histórico gol de Hugo Morales ante el Leganés.

El del presente solo perdió en los estadios del líder Almería, Las Palmas y Málaga; ganó en Fuenlabrada, Valladolid, Huesca, Leganés y Zaragoza; y empató en Oviedo, Ibiza, Cartagena y Lezama.

Con nueve visitas todavía por delante (Ponferradina, Alcorcón, Mirandés, Sporting, Burgos, Real Sociedad B, Lugo, Girona y Eibar), los de Luis Miguel Ramis ya han superado los registros totales de siete de las últimas dieciocho participaciones del club blanquiazul en Segunda División. Sin ir muy lejos, el Tenerife de la 2020/2021 cerró su recorrido fuera de la Isla con 18 unidades, las mismas que el de la 2017/18. Resulta significativa la diferencia que existe entre el Tenerife de ahora y el que se clasificó para la final de la promoción de ascenso a Primera bajo la supervisión de José Luis Martí. En la Liga 2016/17, el representativo no pasó de los 11 puntos en sus primeras doce salidas. A partir de ahí aumentó la producción hasta terminar con 27 antes de enfrentarse en el playoff al Cádiz y al Getafe.

En cualquier caso, los antecedentes no hacen sino demostrar que los viajes no han sido el punto fuerte del Tenerife. Hay temporadas en Segunda División en las que la puntuación no pasó de los cinco o seis créditos en la primera docena de intentos. El dígito más bajo está en las cinco unidades que arañó el Tenerife entrenado por Álvaro Cervera y, a continuación, por Raúl Agné, el de la 14/15. Hasta el equipo que descendió a la desaparecida Segunda B en 2011 llegó a sumar el doble.

Las cosas han cambiado para un Tenerife sobrado en las visitas.

Compartir el artículo

stats