Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La cantera, en el banquillo: un protagonista testimonial

Los jugadores del filial que entrenan con el primer equipo del Tenerife apenas suman en liga 135 minutos entre todos

David Rodríguez, Teto y Yéremy Socorro, en el banquillo local del Heliodoro. | | E.D. E. D.

Perspectivas poco halagüeñas para la cantera del CD Tenerife. El equipo blanquiazul llega al parón copero –el fin de semana destinado casi exclusivamente a los partidos del torneo del KO– con números casi testimoniales para todos los jugadores de la factoría de Geneto que, aún sin ficha profesional, entrenan habitualmente con los mayores.

El debate alcanzó cotas casi incandescentes durante la semana del clásico canario contra la UD Las Palmas, que volvió a poner de manifiesto el mayor protagonismo de los jóvenes de la cantera en el cuadro amarillo, que jugó con ocho isleños frente a ninguno en el Tenerife. Además, el derbi dejó un par de apuntes que llegan a ser sangrantes para la fábrica blanquiazul: todos los chicharreros protagonistas del derbi (Óscar Clemente, Moleiro y Kirian) lucían la amarilla; y además fue un jugador de la isla del Teide el que marcó el tanto de la victoria grancanaria.

El mensaje que se ofrece a los jugadores de la factoría de Geneto y a los que trabajan diariamente en la rutina de Ramis no es nada alentador. Frente al ramillete de oportunidades que el club vecino reparte entre sus jóvenes, en el Tenerife cotizan a la baja las ocasiones para sus promesas. Tanto es así que apenas llega a dos partidos completos la suma de minutos de todos los canteranos blanquiazules. En total, 135.

Ethyan, el que más.

Resulta muy descorazonador que el canterano del representativo con más minutos no llegue siquiera a los 90 jugados. Ni un solo partido completo ni una titularidad ha firmado Ethyan González, delantero que se ganó por méritos propios quedarse en la plantilla tinerfeñista tras una pretemporada notable. Hasta la fecha, el poco premio que ha hallado el isleño se circunscribe a numerosas convocatorias con los mayores, pero casi siempre para no jugar. Lleva Ethyan 83 minutos repartidos en siete comparecencias ligueras. Su única presencia en una alineación titular fue en la Copa del Rey, frente al Islas Pitiusas. Luego, cuando el camino en el torneo del KO se empinó y tocó jugar frente al Eibar, el ariete de la cantera volvió al banquillo.

David: la mejor actuación.

Probablemente la noticia más feliz que haya ofrecido la cantera durante las primeras 23 jornadas de competición haya sido la respuesta sensacional que ofreció David Rodríguez Ramos en el duelo liguero contra el Amorebieta. Aquel día se dio la tormenta perfecta para que Ramis tuviese que echar mano de un jugador del filial, como es él.

Shaq Moore estaba convocado con Estados Unidos y Mellot fue expulsado. El cuadro técnico pudo improvisar alguna extraña solución para remendar el roto, pero eligió a David y la apuesta no pudo salirle mejor. El joven jugador isleño resultó expeditivo y diligente en cada una de sus decisiones; y así fue que salió ovacionado del Heliodoro. Jugó 49 minutos a un altísimo nivel que luego no encontraron más recompensa que el elogio colectivo. A la semana siguiente llegó el derbi de la primera vuelta contra Las Palmas y Mellot estaba sancionado. La elección de Ramis fue declinarse por un Shaq Moore recién aterrizado de su concentración con su selección. Más adelante, tampoco en Copa hubo más minutos para David. Desde entonces, el banquillo ha sido su casa.

Thierno, en la Copa.

Dar positivo en covid tal vez impidiera estirar su cuota de protagonismo antes del parón invernal. Pero hasta la fecha está siendo Thierno Arévalo el canterano más utilizado entre la Liga y la Copa, donde ya el equipo blanquiazul cerró su particular singladura con su eliminación a manos del Eibar.

Arévalo fue convocado y elegido por el entrenador para ser titular en los dos duelos del torneo del KO; eso sí, en el marco de la competición liguera su participación ha sido absolutamente testimonial: solo tres minutos. En el derbi canario jugado hace unos días en el Heliodoro pudo ser elegido de nuevo a lo largo de la segunda mitad y con el marcador adverso, pero Ramis decidió quedarse en solo tres cambios.

Los demás.

Mientras en Las Palmas –espejo donde el tinerfeñismo mira con frecuencia– se multiplican las oportunidades para los canteranos e incluso los contratos profesionales para los que más despuntan, en el Tenerife el techo para la mayoría es una convocatoria con el primer equipo. Es a lo que han llegado nombres como Teto, Dylan o Félix Alonso. Todos ellos figuran con cero minutos en Segunda a lo largo de este curso. Lo mismo el guardameta Víctor Méndez, que hace las veces de tercera opción frente al incuestionable Soriano y al primer suplente, Dani Hernández.

El problema, para Mazinho.

La escasez de oportunidades para los canteranos en el primer equipo no solo es un motivo para su frustración; también alimenta la desazón e incomprensión de Leandro Cabrera, Mazinho, que hasta ayer con el Herbania no ha podido utilizarlos en un filial al que se exige el ascenso cuanto antes.

El segundo equipo blanquiazul se quedó sin sitio el curso pasado en el cuarto escalafón del fútbol nacional (Segunda RFEF) y en el club consideran imprescindible que dé el salto a corto plazo, pues la Tercera se queda pequeña para probar a los futuros talentos que puedan tener cabida en categoría profesional. El caso es que a Mazinho se le pide casi un imposible porque la mayoría de las veces no puede disponer de los principales estiletes de su plantel. Sin ir más lejos, fue lo que ocurrió la semana pasada en el partido contra el Tenisca. Los que entrenan habitualmente con los mayores no pudieron ir con el filial. Entre otros motivos, por el temor a que en la actual situación sanitaria pudiesen aparecer nuevos positivos; y también porque con cinco cambios por partido, se supone que tendrán margen para jugar arriba. De momento, ni así. En el Tenerife, pintan bastos para la cantera.

Compartir el artículo

stats