Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alberto, primera salida invernal

El Albacete, destino a préstamo para el futbolista de Fuerteventura, que no contaba para Ramis

Alberto Jiménez, durante un entrenamiento con el Tenerife.

Alberto Jiménez Benítez (LaOliva, 1992) se convirtió este domingo en el primer futbolista en abandonar la disciplina del CD Tenerife en este mercado de invierno. Al séptimo día hábil para oficializar movimientos, Juan Carlos Cordero logró cerrar una operación imprescindible para dar altas. Se trata de la cesión del futbolista de Fuerteventura al Albacete Balompié, aquel de sus pretendientes que más interés mostró en hacerse con sus servicios.

Alberto se marcha a préstamo al cuadro manchego, actual líder del grupo II de Primera RFEF. Le quería también el Atlético Baleares, de la misma competición, pero los problemas del cuadro insular para inscribir nuevos futbolistas frustraron la contratación del polivalente profesional majorero. A favor del Albacete pesaron las excelentes referencias que tenía el jugador de este destino, su privilegiada posición clasificatoria y la presencia en su dirección deportiva de Alfonso Serrano, con quien coincidió –y negoció su renovación– en las filas del Tenerife.

El conjunto blanquiazul hace realidad uno de sus grandes deseos en esta ventana de enero. La ficha de Alberto estaba entre las más altas del plantel después de su última revisión de contrato. Y hace tiempo que el jugador no entraba en los planes de Luis Miguel Ramis. La entidad decidió darle una nueva oportunidad después de verse envuelto en un desagradable incidente en plena pandemia, cuando fue confirmada su presencia en un local nocturno; pero a su regreso a la actividad nunca llegó a colmar las expectativas del entrenador.

De hecho, durante este curso Alberto tan solo había jugado un partido oficial, correspondiente a la Copa del Rey y ante un rival de inferior categoría (CD Ibiza Islas Pitiusas). Ni tan siquiera cuando el equipo se enfrentó a un aluvión de bajas, como en el último compromiso del año pasado en Zaragoza, el majorero fue convocado por Ramis. No en vano, el futbolista ya era consciente de que aquel partido copero fue el último en el que se enfundó la elástica del representativo, club del que fue canterano y donde disfrutó su primera experiencia profesional.

Jiménez tendrá ocasión de recuperar el protagonismo perdido en un proyecto puntero de Primera RFEF como el del club albaceteño. De paso, podrá disfrutar –si lo logra– de su segundo ascenso a categoría profesional tras el conseguido con el Tenerife de la mano de Álvaro Cervera. 

Compartir el artículo

stats