Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ramis se queda «satisfecho solo a medias»

El entrenador subraya que su equipo sumó méritos pero le faltó acierto para hacer el 1-2

Luis Miguel Ramis e Íñigo Vélez, durante el partido de ayer en Lezama. | | LALIGA

Luis Miguel Ramis quedó satisfecho «a medias» con el rendimiento y el comportamiento de los suyos en la visita a Lezama, donde sumaron su segundo partido del año sin ganar. «Es lo de siempre. Hablar de justicias e injusticias no vale en el fútbol; esto va de merecimientos y de aciertos. Y creo que hemos merecido ganar, pero no hemos tenido acierto», lamentó el profesional tarraconense.

«Tuvimos situaciones bastantes claras para hacer el segundo gol y no lo hemos conseguido», subrayó. Asimismo, destacó que «suelen hacer daño ese tipo de situaciones, más aún al principio», en alusión directa a la secuencia que propicia el gol de Guruzeta para el Amorebieta.

«Pero una vez más lo repito: los errores y los aciertos son de todos. En este equipo, trato que sea así», adujo Ramis, que quiso ver el vaso medio lleno y extrajo conclusiones positivas de la respuesta del representativo en el duelo de ayer. «Hemos mostrado madurez y hemos ido a hacer lo que habíamos trabajado durante la semana», expuso.

«Que el rival no te genere nada y que hayamos defendido estupendamente bien demuestra que sabemos interpretar todo y que sabemos adaptarnos a todo», completó. «Si no hacemos el partido que hemos hecho a nivel defensivo, no hubiésemos sacado el empate», fue una de sus conclusiones más tajantes.

«Hemos hecho buenas construcciones, algunas muy peligrosas en la segunda parte... pero quedo satisfecho a medias», reiteró.

«Conozco a Rober Ibáñez y ha pasado por situaciones como las que nos esperan a nosotros», subraya

decoration

Luego, se le preguntó por las permutas que introdujo en la composición del once inicial. «Sipcic nos ofrece un muy buen rendimiento en este perfil de partidos y se compenetra bien con José León», comentó. Del serbio, agregó que «da altura y consistencia» al grupo.

Sobre la suplencia de Elady Zorrilla, apeló a sus molestias de la última semana para darle descanso, «aunque el chico quería», matizó. «Además, considerábamos que eran importantes para este tipo de partidos determinadas cuestiones del juego donde tienen más capacidad y zancada Mollejo y Bermejo», añadió. De Zorrilla, recordó «que el otro día acabó cansado y se busca que sus molestias no se agraven, ni que vayan a más», completó. «El chico quería, pero considerábamos que era mejor que descansara», reiteró.

Por último, habló de los cambios. «Shashoua estaba ya participando menos y no ha tenido la importancia en el juego que hubiéramos querido. No acababa de encontrarse cómodo y estaba jugando delante de presión. Entendíamos que todo estaba progresando más por fuera y ahí Mollejo, Enric, Elady... podían ser más fuertes y determinantes. Aitor ha estado extraordinario pero Míchel nos podía dar claridad con el balón, o dar continuidad a lo que estaba haciendo Corredera. Y por la derecha hemos buscado velocidad», cerró. Durante su alocución, confesó que Mellot «ha ido de menos a más», de ahí su sustitución. También hubo margen para preguntarle por el interés del club en el fichaje de Rober Ibáñez, del que informó EL DÍA en su edición de ayer. «Le conozco y ha pasado en otros clubes por situaciones como las que pueden esperarle al Tenerife al final de esta temporada», indicó Ramis. Ahora, su equipo tendrá descanso «para recuperar al grupo y sumar efectivos».

Enric Gallego: «Teníamos que ganar»

Acabado el partido, el autor del único gol tinerfeñista se mostró apesadumbrado por el resultado final. «Veníamos a ganar y a sumar los tres puntos», manifestó Enric Gallego, quien subrayó que el equipo llegaba a Lezama con la principal intención de firmar su primera victoria del nuevo año. «Tal y como se ha dado el partido, sí se puede decir que bien sumado», agregó el ariete, que materializó el tanto de la igualada a los 29 minutos. «Nos vamos con la sensación de que teníamos que ganar y no hemos ganado», fue otro de sus mensajes. Por su parte, el héroe local, el portero Marino, adujo en Gol que tuvo «la suerte de sacar buenas manos» para evitar más tantos en el marco del Amorebieta. «La pena es que en el penalti no he podido adivinar su intención», reseñó. Más enojado estaba su entrenador, Íñigo Vélez de Mendizábal. «Siempre igual, siempre lo mismo», espetó -y así lo recogieron los micrófonos de la transmisión televisiva- cuando el árbitro de la contienda se dirigió a los 11 metros tras ser llamado por el VAR y avisársele de que podía señalar pena máxima.

Compartir el artículo

stats