Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un aforo máximo del 75 por ciento para el derbi

El Consejo Interterritorial de Salud reduce el tope de asistentes a los estadios en Primera y Segunda a partir del 1 de enero | El Gobierno de Canarias podría recortar todavía más ese límite y exigir el certificado Covid

La venta de entradas para el derbi para el público local quedó interrumpida tras la jornada del pasado lunes. Andrés Gutiérrez

Ya se sabe algo más del número de espectadores que podrán asistir este domingo al Heliodoro Rodríguez López para presenciar el derbi. Pero no todo. Sí es seguro que el estadio santacrucero no registrará un lleno. Como mucho, se ocuparán tres cuartos de las 24.000 butacas disponibles. Falta que el Gobierno de Canarias se quede con ese límite o lo reduzca.

El primer recorte lo aplicó ayer el Consejo Interterritorial de Salud. Su principal decisión en materia deportiva estuvo centrada en la presencia de público en los recintos deportivos para competiciones profesionales, coincidiendo con la sexta ola de la pandemia del coronavirus. El acuerdo adoptado por el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas consistió en la reducción del 75 por ciento del aforo en exteriores –estadios de fútbol– y del 50 en interiores –canchas de baloncesto–.

La medida será efectiva a partir de este sábado y se mantendrá a lo largo de enero. A finales de ese mes se revisarán los datos por si conviene recuperar la plena asistencia a los estadios, como ocurrió a las puertas de octubre, cuando las dos principales categorías del fútbol volvieron a tener el cien por cien en sus estadios. Pero el límite de espectadores podría ser incluso inferior si así lo deciden los gobiernos autonómicos. Precisamente, el canario abordará hoy este asunto después de que lo dejara inicialmente en manos del Consejo Interterritorial de Salud para tener la referencia del tope que se exigirá en todas las comunidades.

De la respuesta del Consejo de Gobierno de Canarias dependerá el número máximo de asistentes al Tenerife-Las Palmas, siempre por debajo del 75 por ciento del aforo del Rodríguez López.

Si no se produce una nueva reducción, todos los abonados del Tenerife –unos 10.000– podrán ocupar el domingo sus asientos en el estadio. Lo mismo pasará con los aficionados locales que ya compraron entradas –6.000–. Las cuentas salen, ya que con el porcentaje permitido por el Consejo Interterritorial de Salud quedarían unas 18.000 butacas libres.

Dadas las circunstancias, se mantiene la suspensión de la venta de entradas anunciada por el club blanquiazul este pasado lunes.

Independientemente del número máximo de espectadores, es probable es que el Gobierno de Canarias anuncie hoy que será necesario presentar el certificado covid para entrar en el Heliodoro, avanzó el portavoz Julio Pérez.

En cuanto a las normas generales, tras la reunión del Consejo Interterritorial, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, advirtió de que seguirá siendo obligatorio el uso de mascarilla y que no estará permitido ni comer ni beber en ningún recinto deportivo. Además, hizo un llamamiento para que los espectadores cumplan las medidas y recomendó que el público sea preferentemente local para evitar movilizaciones.

Compartir el artículo

stats