Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Jorge Sáenz de Miera Futbolista del Marítimo de Funchal

«Lo más especial del derbi es que la afición te lleva en volandas»

«Sam Shashoua ha demostrado una calidad bárbara; si tiene el día, puede ser determinante contra Las Palmas»

Jorge Sáenz de Miera El Día

Vivió derbis de todos los colores: oficiales, amistosos, victoriosos, de lamentos... e incluso uno desde la grada porque estaba sancionado. «No hay nada más cruel que perderte un partido así por una tarjeta injusta», señala en la distancia. Jorge Sáenz atiende desde Portugal la llamada de EL DÍA. Este clásico lo verá por la tele.

¿No ha vuelto a casa por Navidad?

Me habría encantado para ver a familia y amigos, pero el calendario en Portugal es diferente al que estamos acostumbrados en España y me ha resultado imposible regresar a la Isla por estas fiestas. Una pena, pero es lo que toca.

Jorge Sáenz, este fin de semana con el Marítimo.

Ya son unos cuantos meses en Portugal, ¿cómo le va?

Pues muy bien. Vivir aquí en Madeira se parece mucho a vivir en Tenerife. El clima es bastante parecido, la gente también. Al ser una isla, tiene paisajes y escenarios muy diferentes a los de casa; así que ha sido muy fácil adaptarme rápido.

La primera buena noticia supongo que será verse más reconocido que en Vigo, donde llegó a pasarlo realmente mal.

Lo más importante es eso, sentirme reconocido. Este es un fútbol algo diferente al de España y el periodo de adaptación, aparte de ser muy rápido, resultó también muy satisfactorio. Ahora ya domino el idioma aunque sea más para entenderlo que para hablarlo; y estoy absolutamente integrado en el equipo y el entorno.

¿Por qué se decanto por la oferta del Marítimo?

Traté de elegir una opción que pudiera ser buena para mí y para mi futuro. Desde que supe del interés del Marítimo, tuve que pensar más bien poco. Me apetecía probar en el extranjero y la verdad es que lo cerramos pronto. A día de hoy, creo que ha sido un acierto y una buena decisión.

Y en la distancia, ¿cómo ve al Tenerife?

Con todos los amigos que tengo allí y que son todos muy aficionados al CD Tenerife, siempre es una alegría ver al equipo arriba. El año está siendo muy ilusionante. Se nota que el proyecto está bastante trabajado, que van todos a una y que el bloque está cohesionado. Confío en que la temporada culmine con el tan deseado ascenso a Primera, que a nosotros se nos resistió en Getafe.

«A 2022 solo le pido salud: tal y como están las cosas, está claro que ahora mismo es lo único importante»

¿Qué le llama más la atención del equipo de Ramis?

Me ha llamado la atención que, pese a los cambios y las rotaciones, el equipo sigue siendo fiable. Es un Tenerife que se caracteriza por saber superar las adversidades. De todo tipo. Desde un resultado adverso desde muy pronto, a una lesión o una sanción de un hombre importante. Además, el míster ha hecho rotaciones y el plantel ha demostrado estar bien armado, tener buen fondo de armario.

La llamada es para hablar del derbi que viene. En plenas fiestas navideñas, con incertidumbre por la pandemia, los positivos disparados y los dos equipos peleando por subir. ¿Qué le sugiere el partido que viene?

Pues creo que es el primer derbi que se disputa en estas fechas tan especiales y entrañables para todos. Imagino un Heliodoro lleno si lo permiten las restricciones, un ambiente 100% blanquiazul y con pleno positivismo en el ambiente. Cuando el equipo va bien y la dinámica es positiva, a la gente le dan aún más ganas de ir a su estadio. Seguro que la afición estará a la altura y haciendo presión, dejándose notar desde muy pronto. Sin duda eso suele ser lo más especial de los clásicos contra Las Palmas.

¿Qué recuerdos tiene usted de estos partidos?

Para mí lo más bonito era el recibimiento que nos hacía la gente. Incluso más especial que jugar el derbi era la forma que la afición te llevaba en volandas. Y una vez estabas en el campo tratabas de enfocar el encuentro como un partido más; para que el exceso de nervios o de responsabilidad no te jugara una mala pasada. Pero sí recuerdo que cuando había momentos de cansancio, de agotamiento de creer que no te puedes más, que fuera un derbi te da un impulso, una energía más. Es de esos partidos donde te mueve el orgullo de ser de un equipo, de representar a una isla.

¿Quién puede ser el gran héroe de este derbi?

Si hablamos de individualidades, Shashoua ha demostrado ser un jugador distinto al resto, con una calidad bárbara. Si le sale un partido bueno, puede ser muy determinante. Confío en que sea él.

Y de Las Palmas, ¿a quién teme?

En Las Palmas pasa un poco lo mismo con Jonathan Viera. Todos sabemos el tipo de jugador que es; y que es capaz de marcarte el ritmo del partido y que vayas a su son. Marca la diferencia.

Se pierde el partido Mollejo por sanción. ¿Podría decirse que usted ya estuvo en su piel?

Sí, sí... También me perdí un partido por una sanción injusta y me acuerdo como si fuera ayer. Fue contra el Extremadura fuera de casa. La segunda amarilla no era ni falta, pero son cosas que ocurren. En el momento que me pasa, ya fui consciente de la faena enorme que era. Cuando entré por el túnel de vestuarios le di no sé cuántas patadas a los baúles del viaje y a la puerta de la caseta. Encima el derbi que venía era en el Heliodoro. Pero bueno, llegado el partido Carlos Ruiz hizo un partidazo y le ganamos a Las Palmas.

¿Volverá al Tenerife?

Es pronto para decir qué pasará en el futuro. De momento soy feliz aquí. Mi cesión tiene fecha de caducidad, pero a día de hoy solo pienso en el Marítimo.

Compartir el artículo

stats