Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dos fichajes en enero

Cordero ya explora el mercado con el propósito de firmar un par de futbolistas, uno de ellos para reforzar la delantera l El gol de Apeh no ha cambiado la hoja de ruta del club, que prevé su salida en la ventana invernal

Apeh celebra su gol del domingo. laliga.com

La titularidad de Emmanuel Apeh y su gol ante el Alcorcón no han variado un ápice la hoja de ruta del representativo respecto al venidero mercado de invierno, que abrirá el 2 de enero. Tanto el delantero africano como el mediocampista majorero Alberto Jiménez tienen la etiqueta de prescindibles por parte de la dirección deportiva y lo más probable es que ambos salgan.

Que se produzcan estas desvinculaciones ayudaría, en gran medida, a que puedan llevarse a cabo los planes previstos en el capítulo de altas. Desde el verano quedó pendiente la incorporación de un punta que complemente a los que ya hay. Hasta el último día hábil para fichajes se intentó traer a otro más (Hugo Duro era el preferido, pero acabó en el Valencia) y ahora esta tarea se aplaza para enero. Pero las intenciones de Cordero van más allá de traer un ariete. Y ya se trabaja en apuntalar alguna otra demarcación.

El club ha realizado diversas consultas por jugadores de perfil ofensivo, uno de ellos Rober González, pero en el Tenerife creen que seguirá en Primera. No en vano, la jornada pasada tuvo minutos con el Betis. La intención del conjunto blanquiazul es dotar a Ramis de los suficientes recursos para afrontar con garantías la exigente segunda vuelta, desde la certidumbre de que los rivales directos por el ascenso también se reforzarán en la ventana invernal. De hecho, el Éibar ya ha sumado a su nómina al internacional Fernando Llorente, a quien pudo inscribir porque estaba libre.

Ahora bien, para que haya altas antes hay que agilizar el capítulo de salidas. El entorno de Apeh ya sabe que se buscará su reubicación en invierno. De hecho, ya hubo varias opciones para colocarlo en el período estival, pero jugó en contra de los intereses del representativo el problema burocrático que retrasó la incorporación del nigeriano a la pretemporada. En cuanto a Alberto, aunque Ramis dijese ayer que «es uno más en la plantilla», sus perspectivas de jugar son más bien escasas. Su último salvavidas para lucir alguna vez más la blanquiazul es la convocatoria que el entrenador dará a conocer la próxima semana para el doble desplazamiento a Ibiza y Cartagena.

La oportunidad de la Copa podría ser un buen momento para ponerlo en el escaparate, aunque parece improbable que el de Fuerteventura vuelva a sentirse importante. Incluso cuando ha habido bajas en las demarcaciones en las que suele desenvolverse, no ha sido alistado por el entrenador.

Compartir el artículo

stats