Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un duelo desigual

El partido de hoy mide el entusiasmo del Tenerife frente a las urgencias del Alcorcón, rival peligroso por su extrema necesidad de puntuar | Varios jugadores del representativo arrastran molestias físicas

Jugadores del CD Tenerife celebran un gol. eldia.es

El Tenerife no quiere perder comba con los puestos cabeceros y una buena oportunidad para instalarse definitivamente en la zona noble es aprovechar los dos compromisos consecutivos en casa (el primero hoy, 17:15 horas) que le esperan ante su público. El más inmediato es frente a un adversario de apariencia engañosa, con una trayectoria delicada y unos números en precario, pero que en sus últimas comparecencias ha puesto en aprietos a rivales tan potentados como el Éibar.

El Alcorcón quiere y necesita ser otro de la mano de Fran Fernández, quien firmó en la Isla posiblemente la etapa más ingrata de su trayectoria profesional. Enseguida vinieron mal dadas y la directiva apostó por su cese. Fue sustituido por Ramis, con quien hoy cruza caminos. En realidad es un duelo desigual. Ilusión frente a urgencias; inercia positiva contra grave declive; futbolistas entusiasmados ante otros acuciados por la necesidad extrema.

En las filas blanquiazules saben bien la receta para afrontar este tipo de duelos. Cero relajación y la intención de salir intensos –no como en Málaga– para imponer la ley del más fuerte en un partido más difícil de lo que indica la clasificación. Vistos sus más recientes antecedentes, convendrá a los alfareros hacer largo el partido; todo lo que sea un inicio plácido para los locales puede derivar en que activen el modo rodillo y el desenlace sea estruendoso, como el día que sucumbió el Burgos (4-0).

Ficha técnica del CD Tenerife - AD Alcorcón

El Heliodoro lucirá una gran entrada de público desde la intención de llevar en volandas a los suyos tras el trasquilón de La Rosaleda (quinta derrota del curso) y con la certidumbre de que solo la victoria vale a los de Ramis para mantener la cadencia de los mejores. En cuanto a las intenciones del entrenador, todo apunta a que habrá cambios. Las molestias con las que se retiró Sipcic en el último partido le convierten en seria duda, pero es que los problemas en el eje de la retaguardia se multiplican por las poco halagüeñas previsiones con Carlos Ruiz, que no halló buenas sensaciones en el ensayo de ayer. Otro problema es el estado de Sam Shashoua, que en ningún caso jugará el partido completo.

En la decisión que adopte Ramis en la sala de máquinas reside la gran incógnita para hoy. Durante las últimas horas se han disparado las especulaciones respecto al relativo ostracismo en el que ha caído Míchel Herrero (ha jugado solo 92 minutos de los últimos 450 de competición) y hoy podría ser un día propicio para que acompañe a Corredera en la sala de máquinas. Otra opción es que vuelva Larrea, con menos posibilidades para Aitor, habida cuenta del gusto del entrenador por las rotaciones en esta demarcación.

Arriba, las opciones blanquiazules dependen en gran medida del acierto de Elady y Enric, los dos hombres llamados a aportar mayor cuota de goles. Y que podrían hincharse si aprovechan las flaquezas del Alcorcón, con diferencia el equipo más batido de todo el campeonato (33 tantos en contra). Día propicio para ganar, no para relajarse. Según Ramis, momento crucial para afianzarse arriba.

Compartir el artículo

stats