Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Elady, el blanquiazul en alza

El atacante jienense del equipo blanquiazul lleva ahora dos goles menos que todos los que consiguió la temporada pasada en su debut en Segunda División, con el Cartagena

Elady Zorrilla, en un entrenamiento desarrollado en el Heliodoro Rodríguez López.

Con su doblete en Leganés pasa a ser el máximo anotador del Tenerife, con cinco tantos, y se une al grupo que persigue a los tres líderes de la categoría, Sadiq, Stoichkov y Rubén Castro, con 7. El club blanquiazul no tenía un jugador con estos números en la duodécima jornada desde los tiempos de Nino, Aridane Santana o Luismi Loro.

Cinco goles en las doce primeras jornadas de Liga es un registro que no está al alcance de muchos. De hecho, en la temporada 21/22 de Segunda División solo hay tres futbolistas que ya han superado esa cota. Se trata de delanteros contrastados, sobre todo en el caso del grancanario del Cartagena Rubén Castro, pero también en los de Umar Sadiq (Almería) y Stoichkov (Éibar). Los tres llevan siete aciertos. Por detrás aparece un grupo de ocho jugadores en el que se ha situado el blanquiazul Elady Zorrilla gracias al doblete que firmó el pasado sábado en el triunfo del Tenerife ante el Leganés (1-2).

El atacante jienense, de 31 años y en su segunda temporada en la categoría –viene de anotar 7 tantos en su estreno con el Cartagena–, está protagonizando uno de sus mejores comienzos de curso en el apartado realizador. Según se mire, sería el más destacado de todos, dado que su recorrido en LaLiga Smartbank no es muy amplio y las demás comparaciones invaden su etapa en la desaparecida Segunda División B. Sin contar su trayectoria en Tercera, Elady solo se había plantado en la décima tercera jornada de Liga con más de cuatro goles en dos campañas diferentes, la 2016/17, con el Mancha Real (6), y la 2017/18, con el Real Murcia (5), ambas en Segunda B. Tomando como referencia su única experiencia en el ámbito en el que compite ahora, Zorrilla llevaba solo dos dianas a estas alturas del curso 2020/2021, con el Cartagena.

Seguramente, en el Tenerife le ha ayudado la ventaja de tener que asumir en muchos partidos un papel de 9 que, en teoría, no iba a interpretar con tanta frecuencia. El tardío fichaje de Enric Gallego y la posterior lesión de este futbolista, aparte de la baja cuota de participación de los otros dos delanteros del plantel (Apeh y Ethyan), han colocado a Elady en un lugar relevante dentro del frente de ataque del equipo. Ya ha sido titular como delantero centro en varias jornadas. Sin ir muy lejos, en la más reciente en Butarque. De una manera o de otra, ha ido sumando goles hasta llegar a la media decena. Exceptuando el que logró en el derbi (2-1), los demás tuvieron premio en forma de tres puntos para el Tenerife: un tanto en el 2-0 a la Ponfe, otro en el 2-1 ante el Amorebieta y los dos de Leganés.

Para el Tenerife ha sido poco frecuente contar con un futbolista tan productivo en las doce primeras fechas de un campeonato. El último que se movió en cifras similares en Segunda División –superiores, en realidad– fue Nino en la campaña del último ascenso a Primera del Tenerife, la 2008/09. El almeriense aportó siete goles hasta la duodécima jornada y cerró el ejercicio con 29. Más tarde, en la temporada de la huida de la Segunda B (12/13), tanto Loro (6) como Aridane (9) también acumulaban más goles que Elady en este mismo punto del calendario.

Luis Miguel Ramis valora la «recompensa» que está recibiendo un jugador que destaca, entre otras cosas, por su «fe» y por ponerle «mucho corazón» en cada minuto que está sobre el campo. Además, considera que está siendo una «solución adecuada» para cubrir la demarcación de delantero centro. «No ponemos ahí a Elady para tirarnos piedras contras nuestro propio tejado. Sabemos que tiene cualidades, experiencia y madurez. Sabe mantener al equipo junto con los movimientos que hace, y fija muy bien a los defensas para que nuestros jugadores de banda y Shashoua se puedan mover mejor y reciban», detalla el entrenador del Tenerife.

Por su parte, Elady se toma su influyente aportación con humildad. Tanta, que se compara con un «parche» colocado un puesto que no es el suyo. «Tenemos a un gran 9 como Enric Gallego y estamos deseando que ya pueda jugar. Lo mío es un parche provisional, pero como dijo el míster, ojalá todos los parches fueran así. Estoy agradecido por la confianza que me da».

Compartir el artículo

stats