Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una victoria que abrió el camino

El conjunto blanquiazul espera que el sábado se consiga la quinta

Una victoria que abrió el camino

El CD Tenerife, en sus 32 partidos jugados contra la UD Las Palmas en cualquier competición oficial, solo ha vencido en cuatro ocasiones como visitante.

El Tenerife buscará este fin de semana su quinta victoria en un derbi en territorio grancanario ya sea en Primera División Segunda División, Copa del Rey o la extinta Copa de La Liga (no existe desde los años 80). En este caso, la expectación está por todo lo alto debido, sobre todo, al buen inicio liguero que han experimentado tanto el conjunto blanquiazul como la propia UD Las Palmas, el primero cuarto clasificado con 17 puntos en su haber después de ganar cinco encuentros y empatar y perder dos; y el segundo, sexto con 14 puntos, tras ganar tres partidos, empatar cinco y perder uno.

Pero un derbi es otra cosa. La eterna rivalidad está en el ADN de los aficionados de ambos clubes y en el caso de los tinerfeños, de vencer el sábado (estadio de Gran Canaria, a partir de las 17:15 horas), sería la quinta ocasión que se llevaría un triunfo ante el rival en la isla redonda en cualquier categoría.

La primera de las victorias se produjo el 10 de marzo de 1963, fecha en la que los blanquiazules ganaron 0-1 en campo rival y que fue muy celebrado. EL DÍA tituló en ese momento así: “(1-0) Por primera vez en el historial de la categoría nacional, El Tenerife venció en el Estadio Insular a la U.D. Las Palmas”, crónica deportiva firmada por el histórico Secundino González, Tinerfe.

Ambos conjuntos disputaban el encuentro con dos objetivos bien diferenciados y mientras la UD Las Palmas buscaba los dos puntos para mantener sus aspiraciones de ascender a la Primera División, el Tenerife jugaba para salir de los puestos de descenso. Fue otro duelo a vida o muerte que enfrentaba al fútbol canario.

El choque fue bastante disputado, si bien es cierto que los amarillos apretaban mucho más en ataque sobre todo durante la primera parte. En segunda, las fuerzas se igualaron y el Tenerife tuvo buenas ocasiones para meter un gol que le podría dar esperanza.

Y este llegó de cabeza tras un remate de Beitia a pase de Paquillo. El tanto rompió la dinámica del partido, un 0-1 (minuto 60) que supuso que durante muchos minutos el conjunto grancanario no atinara en su afán de remontar. Tanto fue que el marcador desequilibró por completo a los locales que empezaron a sufrir con desespero que sus esfuerzos por empatar no se materializaban.

Mucho más complicado se le puso al Tenerife cuando el defensa Saavedra caía lesionado en el minuto 73, lo que significaba una tortura de 17 minutos por delante de grandes acometidas de los amarillos. Y así fue aunque sin premio.

Por parte blanquiazul, el veterano portero Cuco fue el jugador más destacados, convirtiéndose en el verdadero protagonista del partido al parar todos los tiros de Las Palmas bajo los tres palos. Junto al cancerbero, José Juan, Juanito y Sicilia acompañaron como los mejores hombres.

Por parte de la UD Las Palmas, Ulacía, su portero, no tuvo mucho trabajo por momentos y fueron Tonono, Collar y Santamaría quienes dieron la talla, pero no pudo empatar un partido que nadie de amarillo esperaba perder.

Compartir el artículo

stats