Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

En el camino de Cristo

El canterano se desvinculó del Tenerife en el verano de 2019 con un balance de 54 partidos jugados y 6 goles | El 28 de agosto llegó al Valladolid cedido por el Udinese

Cristo González presionando a Miki, del Burgos, en una acción del partido de la cuarta jornada.

Cristo González presionando a Miki, del Burgos, en una acción del partido de la cuarta jornada. LALIGA

El delantero tinerfeño se enfrentará este domingo (15:00) por tercera vez al club en el que se formó y dio el salto al fútbol profesional. Fue rival de los blanquiazules como visitante del Heliodoro vistiendo el uniforme del Huesca y también defendiendo los colores del Mirandés en Anduva. En ninguno de esos partidos consiguió aportar goles.

En palabras de Fran Sánchez, director deportivo del Real Valladolid, el club blanquivioleta «se lanzó» a por Cristo González en el mercado de verano. Al parecer, lo tuvo muy claro desde el inicio. Para ello tuvo competencia. El tinerfeño fue un refuerzo pretendido por muchos más clubes de Segunda. Pero el que consiguió cerrar su incorporación, el 28 de agosto, fue el presidido por Ronaldo Nazario. El atacante, ya con dos partidos jugados con su nuevo equipo, cruzará su camino el domingo que viene con el de un Tenerife en el que se formó y logró dar el salto al fútbol profesional.

No será la primera vez que tenga a la escuadra insular como rival. Ya fue su oponente en dos etapas diferentes, siendo jugador del Huesca el 2 de noviembre de 2019, en el Heliodoro Rodríguez López (0-0), y formando parte del Mirandés el 21 de abril de 2021, en Anduva (0-0). En ambas fue titular y no pudo marcar. Ahora espera demostrar que su relación con la portería contraria es mucho más productiva, no solo en el reencuentro con su pasado, sino en un curso que no ha hecho sino comenzar. «Me considero un jugador con gol», advirtió González a su llegada al Real Valladolid.

La prueba más clara de esa cualidad está en la temporada 2018/19. La completó con 21 dianas en un Castilla de Segunda B entrenado por Santiago Solari y, a partir de la undécima jornada, Manolo Díaz.

Cristo llegó al Real Madrid en el verano de 2017 al término de una operación que le proporcionó al Tenerife 750.000 euros. Mucho antes se produjo su estreno como blanquiazul en una visita a la Ponferradina en la fecha inaugural de Liga de Segunda División. Todavía no había cumplido los 18 años. Ese 24 de agosto de 2014, Álvaro Cervera ordenó su entrada al campo en lugar de Guarrotxena. Su primer gol llegó el 31 de enero de 2015. El canterano puso de su parte para evitar una derrota en Albacete (3-2) que terminó costándole el cargo a Cervera. El atacante apenas volvió a jugar en ese curso, pero en el siguiente sí participó en 24 partidos de Segunda (1 gol). En el posterior se quedó en 23 encuentros entre Liga y Copa del Rey (4 tantos). Fue entonces cuando el destino separó su trayectoria de la del Tenerife para iniciar la aventura en el Madrid.

De esa etapa no solo quedará para el recuerdo el registro de 21 goles que firmó con el Castilla en un solo curso, sino las dos actuaciones que protagonizó con el equipo principal, primero en la Copa del Rey, en un 0-4 al Melilla en el que él cerró la cuenta, y luego en LaLiga Santander. Solari le dio la oportunidad el 13 de enero de 2019 en el campo del Betis como relevo de Benzema.

En ese momento se quedó a medio camino entre el filial y el plantel profesional del Madrid, por lo que fue traspasado al Udinese en 2019 con un contrato de cinco años de duración. Ese movimiento le aportó al Tenerife 45.000 euros en concepto de derechos de formación.

El italiano es un club acostumbrado a tener en propiedad a jóvenes valores que no siempre llegan a jugar con su equipo en la Serie A. Muchas veces los ceden o, en el mejor de los casos, los traspasan sacando algo de beneficio. Cristo ha sido uno de ellos. Va por la tercera salida a préstamo. Se incorporó en la pretemporada de 2020 al Huesca que logró subir a Primera con Míchel Sánchez (26 partidos y 5 goles), reforzó al Mirandés en enero de 2021 (20 y 4) y ahora ha aterrizado en un Real Valladolid que cuenta con una opción para comprarlo.

Precisamente, Cristo ya ha expresado su deseo de hacer carrera como blanquivioleta. «Si puede ser el siguiente y otro más, mucho mejor», indicó. Por lo pronto, le ha convencido el plan que le presentaron en las oficinas del estadio de Zorrilla. «Otros proyectos no me transmitieron la misma ilusión».

Ya fue titular la pasada jornada en la derrota ante el Burgos (3-0) y se supone que repetirá, esta vez en un enfrentamiento con una carga emotiva diferente. Cristo vuelve a estar en el camino del Tenerife.

Compartir el artículo

stats