Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

DAVID AMARAL Exfutbolista y entrenador del CD Tenerife

David Amaral: «Este Tenerife da argumentos para pensar que le irá bien»

«Ahora te quedas a ver un partido del Tenerife por la tele. Antes cambiabas y ponías una película del oeste», afirma el exfutbolista y entrenador del CD Tenerife

David Amaral jugó 284 partidos con el Tenerife y fue entrenador del equipo blanquiazul en tres etapas.

David Amaral jugó 284 partidos con el Tenerife y fue entrenador del equipo blanquiazul en tres etapas.

Al igual que el Tenerife de Ramis ahora, el que entrenó David Amaral en la temporada 2003/2004 comenzó la Liga con un balance de 8 puntos de los 12 primeros. El histórico exjugador blanquiazul analiza el prometedor inicio de curso del representativo.

¿Qué análisis hace de la entrada del Tenerife en la Liga?

Positiva. Veo un equipo sólido que sabe lo que quiere. Como bloque funciona muy bien. ¿Es prematuro? Sí. Pero este Tenerife tiene buena pinta. Si lo comparamos con los de otros años, no hay ningún parecido a estas alturas.

Solo ha encajado un gol en cuatro jornadas. ¿Relaciona ese balance con el funcionamiento defensivo que ya puso en marcha Ramis la campaña pasada?

Puede que el equipo tenga alguna coincidencia, pero creo que no se parece tanto. Por ejemplo, los jugadores están leyendo muchísimo mejor cada situación. Veníamos pidiendo que los futbolistas que están por dentro tuvieran más la pelota, y eso se está consiguiendo con Míchel y Corredera. Con ellos, el equipo tiene un gran desahogo. Luego, por fuera, el Tenerife está siendo peligroso. Y tiene una cosa fundamental, la capacidad de apretar, de hacer que el rival se abra, de presionar más arriba para provocar daño... El domingo no empezó bien ante la Ponferradina, pero cuando interpretó mejor el partido, apretó y el rival dejó de existir. Con la pelota, este Tenerife sabe hacer cosas. Ahora no es solo cuestión de apretar y regalar el balón. La temporada pasada lo tenía y lo perdía en dos o tres toques. Defensivamente ya estaba bien porque le hacían pocos goles, pero no conseguía dar tres pases seguidos. Ahora es un Tenerife compacto y sólido, tiene claro a lo que juega y sabe sufrir cuando no tiene el balón.

¿Cuál es la clave para que esté teniendo una mayor sensación de control en los partidos?

Eso viene también cuando tienes un delantero como Enric Gallego que aporta cosas para que lleguen otros compañeros al ataque. Además, cuenta con peloteros como Bermejo, Shashoua... Eso hace que el equipo se mueva por dentro con facilidad y genere más espacios. El Tenerife está encontrando estas alternativas y eso se consigue con un perfil de jugador concreto, y también con otros que ya estaban en la plantilla.

¿Qué valor le da a la presencia de un jugador como Míchel?

Técnicamente siempre ha sido un gran jugador. En cada equipo ha demostrado su calidad. Aquí, además, puede aportar experiencia. Si comparamos, hay una diferencia abismal entre Míchel y Zarfino a la hora de llevar el peso del juego, que es lo que se pretende. También hay que añadir a Corredera, que para lo joven que es tiene mucha personalidad y desparpajo. Él coge la pelota y la retiene, no la regala, y la mueve buscando lo que necesita el equipo en cada momento. Luego, si el balón puede llegarle a Shashoua o a Bermejo, pasan cosas. A partir de ahí, Elady aporta mucho trabajo; no solo se ciñe a estar arriba. Y con Gallego, el equipo termina de ser muy compacto. En cuanto a la defensa, hay que ver a los laterales y a los centrales. Por ejemplo, Moore no está jugando cuando fue el más regular de la Liga pasada.

¿Le ha sorprendido Mellot?

Si te pones a analizarlo detenidamente, lo tiene todo: es rápido, está atento, va bien de cabeza, mete la pierna, tiene capacidad para llegar arriba... El lado derecho está bien cubierto. Y el otro también, con Pomares y Álex Muñoz, que son jugadores que se incorporan al ataque y que tienen gol. El equipo está bien ordenado. En temporadas anteriores el Tenerife no daba tan buenas sensaciones.

¿Echa en falta una mayor presencia de jugadores canarios?

A lo mejor podemos discrepar de la canariedad, que no existe. Ese es un tema del club y no del entrenador. Él solicita y el director deportivo trata de darle fichajes. Aquí el tema no está en la cantera. Si tú traes a estos jugadores, que te pueden ayudar, la gente lo va a ver bien si tiene ilusión. Y repito, es prematuro, pero ya ves otras cosas en el campo. Entonces, si no hay canteranos, te tendrás que callar. Este equipo te da argumentos para pensar que las cosas irán bien. Tiene profundidad de plantilla, experiencia, gente joven... El equipo tiene mucho peso en el campo y eso se nota. Ahora te quedas a ver un partido del Tenerife por la tele. Antes cambiabas y ponías una película del oeste.

Hablando de la profundidad de la plantilla, ¿cómo valora el nivel que se ha alcanzado en los extremos y la mediapunta?

Hay jugadores a los que casi no hemos visto, pero los que sí están saliendo al campo, están demostrando que son fiables. Si los demás, Rubén y Mollejo, se suman al carro, perfecto. Mollejo es un chico que motiva, que va a buscar rápido a la pelota, que mira mucho a la grada, que tira de la gente... Esas cosas también son necesarias. Y de Rubén se podría decir que escapó dentro de la debacle de la temporada del Castellón. Tiene calidad, pero todavía no lo hemos visto. Y una cosa es jugar en Castellón y otra hacerlo en el Tenerife.

Con todo esto, ¿ve algún indicio de que el Tenerife pueda caerse o cambiar de dinámica?

En absoluto. No da la sensación de que sea un equipo que se vaya a caer. Este es un equipo para hacer cosas importantes. Estamos en el inicio del campeonato, pero la pinta que tiene no es la misma que la de años anteriores, en los que lo que pasó fue de vergüenza.

¿Qué lectura saca de las situación que está viviendo Alberto?

Independientemente de las cosas que hayan pasado, me parece que no ha recibido un trato justo. Si lo firmas por tres años, al primero no puedes pretender echarlo. Yo no sé más allá, pero Alberto ha sido un jugador esencial en el Tenerife. Habría que buscar una solución que le viniera bien a todas las partes, pero no de esta manera. Veo declaraciones de gente que pertenece al Tenerife que no son las idóneas para defender un valor del club y del tinerfeñismo. Estamos hablando de un buen jugador que fue renovado por tres temporada antes de que se lo llevaran otros equipos, y ahora n puede pasar de bueno a malo en un segundo. Habrá tenido su culpa, pero no toda. Aquí han habido jugadores que han hecho muchas cosas malas y no ha pasado lo mismo.

Compartir el artículo

stats