El Tenerife logró la victoria en Fuenlabrada gracias a un gran gol de Álex Corredera (1-2) en el minuto 93, cuando los dos equipos ya daban por bueno el empate, en el estreno en La Liga Smartbank. Los blanquiazules se adelantaron con un tanto tempranero de Álex Bermejo, que se anticipó a la defensa madrileña, para encarar al meta Altube y rematar de manera imparable a la red. Solo habían transcurrido cinco minutos de una primera parte en la que el equipo de Luis Miguel Ramis dio una buena imagen, defendió replegado, pero con solidez y le negó a los locales cualquier opción de generar peligro. De hecho, salvo en una falta cercana al área que Pedro León lanzó contra la barrera, el Tenerife no pasó ningún apuro. En la fase ofensiva, tampoco generó desequilibrio, más allá de dos remates de Nono desde fuera del área.

La decoración cambió tras el descanso, el Fuenlabrada dio un paso al frente, fue más agresivo y llegó con frecuencia al área. Así, se fue gestando el gol del empate que anotó el extinerfeñista Álex Mula, en un disparo raso al que el meta Soriano respondió tarde. Era el minuto 66, pero ya en adelante, fueron los fuenlabreños los que impusieron su ritmo a partir de cierta superioridad en las disputas en medio campo. El Tenerife perdió a Aitor Sanz por lesión e hizo debutar a Álex Corredera y a Ethyan, ambos activaron el ataque hasta que el catalán puso el toque de calidad con un espectacular golpeo a la escuadra de Altube, que desequilibró el encuentro y rompió el maleficio blanquiazul en los comienzos de temporada a domicilio. Una gran victoria con la aportación de los fichajes, en especial de Corredera, que entra en la temporada de la majeor manera posible.