Borja Lasso va camino de entrar nuevamente en un quirófano por la fractura distal del peroné izquierdo que sufrió el 14 de diciembre de 2019, en un partido jugado en el Heliodoro Rodríguez López entre el CD Tenerife y la AD Alcorcón. Desde entonces no ha vuelto a competir y tampoco parece que esté cercana la fecha de su reaparición. En el mejor de los escenarios, dadas las circunstancias, el mediapunta sevillano tuvo la esperanza de iniciar la presente pretemporada con normalidad, pero tampoco ha podido ser.

El futbolista no volvió a la Isla tras las vacaciones de verano. No se sentía en condiciones de entrenar y solicitó la búsqueda de una nueva opinión médica. Por lo que contó este jueves el director deportivo del club, Juan Carlos Cordero, lo más probable es que le hagan una artroscopia próximamente. «Después de ver a los especialistas, Borja está meditando entrar en el quirófano nuevamente y viendo la posibilidad de que le hagan una artroscopia para que le puedan limpiar la zona dañada», indicó el dirigente antes de apuntar que a Borja solo le queda decidir «quién y dónde le operan, porque no ha evolucionado bien y no se encuentra en un estado óptimo para competir con un equipo profesional de fútbol». Cordero admitió que el de Lasso es un «contratiempo importante».

En clave de futuro próximo, el director deportivo no llegó a aclarar si Borja será inscrito en LaLiga para el inicio de la temporada 2021/22, que comenzará para el Tenerife el 15 de agosto en el estadio del Fuenlabrada. «Vamos a esperar. Lo estamos barajando todo. Tenemos que esperar a lo que digan Borja y los doctores, que son los que tienen que tomar una decisión. A partir de ahí, el club tomará una decisión», indicó Cordero.