Este domingo se cumplen 50 años del ascenso a Segunda División que logró el CD Tenerife en la temporada 1970/1971. Por este motivo, el foro Ángel Arocha ha querido rendir homenaje a sus protagonistas con una nueva charla enriquecedora para los amantes de la historia blanquiazul.

Con la dirección de Manuel Negrín, directivo de la Asociación de la Prensa de Tenerife (APT), estuvieron invitados el presidente del Tenerife entonces, José González Carrillo, y dos exjugadores como Domingo y Manolo Ramos.

Durante cerca de una hora pudieron recordar aquella gesta, vivida en años de incertidumbre económica para la entidad insular, en la que llegó incluso a cambiar su denominación por la de Tenerife Atlético. “Lo pasamos mal. Recuerdo que llegamos a salir de los hoteles y a decir que mandábamos el cheque al día siguiente”, recuerda González Carrillo.

Por motivos económicos, la plantilla fue netamente canaria y hubo que tirar de grupo para convertirse en una escuadra competitiva. “Molina era el gran capitán de aquel equipo. Nos manejaba bien y nos apoyaba en todo. Era amable y amigo de todos”, destaca Manolo Ramos.

En opinión de Domingo Rivero, “el trabajo en conjunto, con la directiva, los futbolistas y la afición fue clave”. La unidad se consiguió “viajando 7-8 días a la Península para jugar”. Ramos no quiso olvidarse del entrenador, García Verdugo. “Nos llamaba a la habitación y nos contaba del rival”, dijo.