Jorge Valdano participó ayer en el ‘Radio Club Deportivo’ de la SER en el marco del 87 cumpleaños de la emisora decana del Archipiélago y recordó su brillante etapa al frente del Tenerife. «Estoy orgulloso de haber participado de la vida del Tenerife en un momento en el que ocurrieron cosas socialmente muy potentes. Fue una etapa inolvidable para mucha gente, no solo en la Isla», rememoró.

“No me esperaba la llamada de Santiago Llorente. Efectivamente estaba en Turín acompañando al Real Madrid para una transmisión deportiva. Ahí empezó todo», explicó sobre su fichaje. “Me entregué al proyecto absolutamente”.

Valdano explicó cómo fueron sus primeros pasos. “Teníamos como primeros rivales al Valencia y al Barcelona. Ganamos los dos partidos. Todo el mundo recuerda las victorias al Real Madrid, pero casi nadie habla de que también le ganamos al Barça. Y comenzó ahí una fase muy corta, pero muy intensa, porque salvarse era una cuestión de un gol, de un punto… y afortunadamente lo encontramos en el penúltimo partido”, sentenció.

“Así fue que jugamos contra el Real Madrid en un campo a explotar y con unas circunstancias que son absolutamente conocidas”, adujo Valdano sobre la primera de las ligas que se dejó el conjunto blanco en la Isla.

Respecto a la repetición del mismo calendario la segunda vez, fue muy claro. «Son esas casualidades tétricas. No esperábamos llegar al último partido exactamente en las mismas circunstancias, aunque con la sustancial diferencia de que nos jugábamos nada menos que entrar por primera vez en la Copa de la UEFA», comentó el argentino.

En la entrevista, con Oscar Herrera y Manoj Daswani, el exentrenador blanquiazul confesó que la actual directiva nunca le llamó para echar una mano, sí para participar de alguna conferencia. Y aseguró que ahora parece difícil que se repitan los mejores tiempos de la historia del club, pero todo podría cambiar si se logra el ascenso a Primera y desde ahí se consigue un crecimiento sustancial del presupuesto gracias a los ingresos televisivos.