Luis Miguel Ramis hizo un análisis de la trascendencia de este tramo final, empezando por la visita al Sabadell. Cuando le preguntaron por las urgencias del rival, no dudó en extender la sensación a todos los equipos. «A la dificultad de cualquier partido hay que añadirle ahora la trascendencia de los últimos. Quedan ya solo cuatro y sumar tres puntos es un bálsamo para muchos equipos porque puedes posicionarte y salir de una situación apretada. Son puntos importantísimos para todos y el Sabadell está en una situación incómoda», señaló.

Ramis evitó hablar de final. «Cada uno le puede poner al partido el adjetivo que quiera. Es una final, es importante y son tres puntos que, si los sumamos, nos hacen crecer en la clasificación. Para nosotros es importante porque cada vez queda menos para conseguir el objetivo de la permanencia», explicó. En esa misma línea no descarta que el empate termine siendo bueno. «Según como se desarrolle el partido un empate puede ser bueno o no. Vamos a ir a buscar los tres puntos, pero el rival también juega, te aprieta y hace méritos. La idea que tenemos es la de imponernos para minimizar al Sabadell. Queremos tener 50 puntos ya y sumar, en el fútbol, siempre es bueno», dijo.

Pese a los malos resultados y la imagen diferente del equipo lejos del Heliodoro, el técnico no vincula esa racha a un déficit de intensidad. «Hasta ahora no he visto falta de intensidad en los partidos que hemos jugado. La primera parte del Girona nos faltó desarrollar lo que hicimos en la segunda parte. El Tenerife tiene las ideas claras y siempre le da mucha importancia a todos los partidos. En casa los pequeños detalles no han caído de nuestro lado y hemos tenido que remar mucho tiempo contracorriente», aseguró.

Dos delanteros.

El entrenador se extendió sobre la opción de jugar con dos delanteros para mejorar la producción como visitante. «Siempre salimos con dos delanteros, aunque pueden ser de diferentes características. Ofrecemos soluciones con dos jugadores a nivel ofensivo más adelantados. Hemos marcado un camino y es en el que ahora mismo nos sentimos fuertes», dijo aunque recordó de donde parten. «En el contexto en el que llegamos vamos a intentar hacer partidos completos y no cometer errores. Los pequeños detalles están marcando que los partidos no caigan de nuestro lado y hay que cuidar ese tipo de acciones para completar, de la mejor forma, la mentalidad del equipo. Vamos a tratar de poner al rival en las máximas dificultades posibles y eso pasa por no tener faltas de atención, ni despistes. Hay que tratar de minimizar eso porque la hoja de ruta la tenemos muy clara». Entonces, se refirió a la opción de Apeh junto a Fran Sol. «Por supuesto que contemplamos esa posibilidad. En ese frente de ataque es donde tenemos más variedad y con jugadores de diferentes características. El otro día (ante el Almería), tanto Fran Sol como Joselu hicieron un gran trabajo táctico, incomodando el inicio de juego del Almería. Sol y Apeh nos dan otras cosas cuando los rivales nos dejan más espacios. Tenemos soluciones arriba y esperamos mejorar en la eficacia». Ramis tiene claro que con siete goles más «y con más jugadores contribuyendo también a esa faceta que encabeza Sol, pues seguramente tendríamos ahora unos diez puntos más en la clasificación. Somos de los equipos menos goleados de la categoría y no hemos sabido repartir la faceta goleadora. Eso nos habría dado un plus para estar en posiciones mejores que las de hoy», explicó.

Sobre la cantera.

Le recordaron la palabras de Amid Achi reclamando que el técnico de la próxima campaña atienda decididamente la cantera. «Siempre es importante la cantera. Todos los equipos la trabajan, pero no hay muchos jugadores de cantera en las primeras plantillas de Primera y Segunda División. La del Villarreal, por ejemplo, es extraordinaria y no hay muchos jugando con ellos. Esto sucede porque la dificultad de la competición es alta y el proceso de adaptación no es rápido. Todos los jugadores deben trabajar sin prisas y sabiendo que el proceso de formación necesita de un tiempo. En este club, seguro que trabajando en ese sentido pueden llegar oportunidades para que haya jugadores en el primer equipo», aceptó. Ramis no piensa en los tres partidos que viene en siete días, ni en el Mallorca. «No consigo nada preocupándome más de la cuenta. Es lo que es. Cada uno tiene sus exigencias y hubiese sido difícil no encontrar partidos exigentes a estas alturas. Buscamos soluciones. Tratamos de leer bien los partidos y aprovechamos las oportunidades», dijo.

Respecto a la vuelta del público, el técnico reflexionó. «Se me hace difícil criticar una buena noticia, pero a la altura en la que estamos, quizá sea una medida precipitada y desigual. Te diría lo mismo si aquí pudiesen entrar nuestros seguidores. Si quedasen diez o 15 partidos, lo vería bien, pero quedando lo que queda, me parece precipitado y desigual», acabó.

«Es de los que menos goles concede»

Antonio Hidalgo, técnico del Sabadell, dijo ayer que el Tenerife es un rival que se los va a poner difícil. «Es uno de los equipos que menos ocasiones y goles concede de la categoría. Además, tiene jugadores diferenciales en la parte de ataque. Les gustaría estar con 50 o más puntos, pero imagino que recibirán la situación como viene. Tendrán interiorizados muchos automatimos y seguramente nos pongan en muchos aprietos. Deberemos estar totalmente concentrados». El técnico arlequinado también opinó sobre la petición del club para que haya público en la Nova Creu Alta. «Creo que es el sentir de todos. Pienso que no se ha aplicado el sentido común, pero todos tenemos que enfocar nuestras fuerzas en animar a nuestros jugadores para ganar este importante del domingo», añadió.