El Tenerife-Almería del 7 de mayo puede convertirse en el primer partido con público en el Heliodoro desde hace 14 meses. LaLiga y el Consejo Superior de Deportes (CSD), pendientes de las autoridades sanitarias, avanzan hacia un acuerdo que permita el regreso de los aficionados a las gradas de los equipos de Primera y Segunda. Sería, casi, a modo de prueba de cara a la próxima temporada.

El final del Estado de Alarma el día 9 de mayo, así como el inicio de la temporada turística de verano, serían cuestiones a favor de conseguir el gran objetivo de Javier Tebas para este final de curso: partidos con aficionados para ir recuperando progresivamente la normalidad. Aunque se espera un aforo superior al 50 por ciento en septiembre, la intención es empezar por un porcentaje que rondaría el 25. En el caso del Heliodoro, esto representaría poco más de 5.000 espectadores.

Las obras que se llevan a cabo en el recinto capitalino condicionarán el retorno de aficionados, reduciendo el número de plazas disponibles. Serán los abonados los primeros en acceder a partidos del CD Tenerife. Los poco más de 8.000 que decidieron renovar su pase comenzarían a consumir los cinco partidos pendientes (sin coste) de la pasada campaña. Los clubes están a la espera de la confirmación oficial.