Terminar la primera vuelta con 26 puntos y un margen de cuatro –como mínimo– con la zona de descenso le habría parecido poco al Tenerife cuando comenzó la Liga. Pero, dadas las circunstancias, no sería un mal escenario. Hace apenas un mes, después de perder en la visita al Real Oviedo, el futuro se presentaba sombrío. El equipo se encontraba entre los cuatro últimos clasificados, el cambio de técnico no daba los resultados esperados...

Y de repente llegaron cuatro victorias seguidas, incluyendo las de Copa en Las Llanas y Castalia. Los blanquiazules no solo pasaron dos rondas de ese torneo, sino que vencieron al Girona y al Castellón en Liga. Además, fueron madurando esa racha sin encajar goles. Algo estaba cambiando. Ahora, impulsado por ese viento a favor, al equipo de Ramis se le presenta una oportunidad ideal para poner rumbo hacia la parte tranquila de la tabla. El de hoy no sería un tercer triunfo consecutivo cualquiera, ya que el rival, el FC Cartagena, es uno de los vecinos del Tenerife en la clasificación. Los de Cartagonova, de regreso a Segunda A tras nueve cursos, llegan a la última jornada de la primera vuelta justo por detrás del Tenerife, con tres puntos menos. La conveniencia de no fallar queda clara.

A diferencia de los anfitriones, el Efesé no parece estar en su mejor momento. El técnico con el que ascendió, Borja Jiménez, fue despedido después de la eliminación en la Copa ante el Pontevedra. Su sustituto, Pepe Aguilar, todavía no ha vencido: derrota en Alcorcón y empate como local ante el Zaragoza.

El Cartagena, que es el quinto máximo goleador (23) y el más goleado (28) de la categoría, ganó por última vez el 5 de diciembre, en Málaga. Ese fue su mejor resultado en las diez últimas jornadas, tramo en el que sumó cinco puntos de 30. En ese mismo recorrido, el Tenerife consiguió añadir 13 a su estadística.

Para tratar de acentuar esas tendencias, Luis Miguel Ramis dará continuidad a la alineación del 0-1 en Castalia del pasado domingo, pero con algunos matices. A pesar de repetir en ese campo tres días más tarde en Copa, el técnico no se vio en la necesidad de sobrecargar de minutos a los titulares en Liga. De hecho, solo repitió uno en los dos onces, el canterano Javi Alonso. Precisamente, su presencia en el equipo inicial es la que más dudas plantea, ya que la confirmación de la recuperación de Giovanni Zarfino, que rindió a un notable nivel el miércoles tras superar una rotura muscular, acerca al uruguayo a su teórico papel protagonista, con lo que Alonso volvería a la condición de reserva. Así, Gio acompañaría en el medio a Aitor. La opción Folch queda descartada por una lesión.

Habría margen para otra novedad, la vuelta de Nono a la Liga después de cumplir una jornada de suspensión y ser titular en la Copa del Rey. Con el pacense dentro, sobraría un extremo de los dos que jugaron el pasado domingo en Castalia, seguramente Sam Shashoua.

En el Cartagena, aparte del liderazgo del grancanario Rubén Castro, que es el cuarto máximo goleador de la categoría con 9 tantos, destacan las bajas de Elady Zorrilla, por coronavirus, De la Bella, por un problema físico, y Jurado, ausente por una sanción, así como la vuelta del panameño Carrasquilla tras un partido de suspensión.