Liga Endesa

El Palau no entiende de errores en esta época del año

Desde que los cuartos de final se juegan al mejor de tres partidos el conjunto azulgrana acumula como local un balance de 17-1

Solo el Andorra ha podido ganar allí desde la 07/08

Laprovittola trata de penetrar ante la defensa de Ennis en el Barça-Murcia.

Laprovittola trata de penetrar ante la defensa de Ennis en el Barça-Murcia. / ACB Photo

Contra el potencial del rival, frente a sus propias adversidades, y también ante la historia más reciente. Ganar en el Palau en una eliminatoria de cuartos de final parece una tarea casi imposible. Este domingo el Lenovo Tenerife tratará de revertir la historia. La del cuadro azulgrana y la suya propia.

Las últimas lesiones de Aaron Doornekamp, Sasu Salin y, especialmente la de Gio Shermadini, descabalgaron al Lenovo Tenerife de la pugna por la cuarta plaza. Posición de privilegio por la que aún así lucharon los aurinegros hasta la penúltima jornada, y en la que incluso acabaron empatados a victorias con Valencia y Murcia. Sin que apenas pudiera cambiar la identidad del rival en esa horquilla de puestos en las que se movieron (4º, 5º o 6º), la historia sí habla que los de Txus Vidorreta están obligados a firmar un imposible si quieren soñar con las semifinales. Y es que lo del Barça en este tramo concreto del curso es casi una dictadura.

La campaña 07/08 supuso la implantación del playoff de cuartos al mejor de tres partidos. Un formato que aliviaba un tanto el calendario, y que a la vez abría, al menos en la teoría, la puerta a las sorpresas de los equipos peor clasificados, a los que les valía con ganar dos choques para meterse en semifinales. Pero el Barça ni el Palau han dado cabida a esta especie de licencia.

Así, en las 15 temporadas que se han disputado con este sistema (excluyendo la 19/20 que acabó con la Fase Final de Valencia), el Barça siempre ha afrontado los cuartos de final con el factor cancha a su favor, una privilegio del que ha sacado partido casi de manera impoluta. Solo en una ocasión, en la 16/17, cuando fueron sextos en la fase regular (el Canarias acabó quinto) los azulgranas no finalizaron entre los cuatro primeros, y no llegaron a semifinales tras caer en sus dos partidos a domicilio en Valencia.

Incluyendo ese año liguero para el olvido, las prestaciones del Barça en el Palau dentro del cruce de cuartos apenas dejan opción a la sorpresa. Así, el equipo catalán ha sacado adelante 17 de los 18 compromisos jugados como local en esta primera eliminatoria por el título. Solo el Andorra, en el ejercicio 17/18, logró asaltar el recinto colindante a la Nou Camp. Lo hizo a lo grande, venciendo por 76-94 en un duelo con presencia de dos jugadores que ahora militan en el CB Canarias: Jaime Fernández, que fue el más valorado de su equipo (15 de nota); y Oliver Stevic, autor de seis puntos.

De nada le sirvió al Morabanc aquella proeza, ya que el Barça venció en los dos choques siguientes para meterse en semifinales. En sus otros 17 encuentros de cuartos la afición culé siempre ha salido del Palau con una sonrisa gracias a la victoria de los suyos.

La última víctima culé en cuartos fue, el pasado curso, el Valencia, en la primera de las tres eliminatorias en las que el Barça salió airoso (luego eliminó al Unicaja y al Real Madrid) para acabar proclamándose campeón. En la lista de víctimas preferidas de los azulgranas, el primer lugar lo ocupa el Joventut, que ha perdido en el Palau un total de cuatro veces. Tres ocasiones han tropezado el Bilbao y el Valencia, y en un par lo ha hecho el Gran Canaria. La nómina de damnificados la cierran el citado Andorra, el Fuenlabrada, el Baskonia y el Alicante. El Canarias también sabe lo que es morder el polvo en el Palau en unas eliminatorias por el campeonato, pero en su caso ocurrió durante las semifinales de la 20/21.

El Canarias, solo un triunfo en nueve partidos como visitante

La solvencia que viene mostrando el Barça - en estos más de tres lustros más recientes- cuando ha afrontado como local sus eliminatorias de cuartos, contrasta por completo con las prestaciones del Lenovo Tenerife en sus partidos de playoff a domicilio. Desde que en esta nueva etapa en la élite el cuadro isleño se clasificara por primera vez para los cruces por el título, allá por el ejercicio 16/17, solo en una ocasión han logrado los isleños vencer a domicilio. Ocurrió en la campaña 20/21, cuando tras ser tercero en la fase regular, el CB Canarias solventó por la vía rápida su ronda de cuartos contra el Burgos. Primero ganando en el Santiago Martín y solo unos días después venciendo en el Coliseum.

En sus otros compromisos fuera de la isla el cuadro lagunero siempre ha caído. Lo hizo en la 16/17 en sus dos visitas al Martín Carpena, y también un año más tarde en su duelo contra el Real Madrid. Tras quedarse fuera en la 18/19 y la Fase Final de la 19/20, en la 20/21 a esa victoria en Burgos se sucedieron dos tropiezos en semifinales en el Palau. Tampoco pudo rascar, en el ejercicio 21/22, en sus dos compromisos en el Olimpic de Badalona contra el Joventut, mientras que en la 22/23 con dos malos partidos (uno en la Isla y otro en el Martín Carpena) se vio apeado por el Unicaja. En total ocho derrotas en nueve partidos de playoff como visitante. Cambiar su particular historia y evitar que esa cuenta aumente en dos más podría ser sinónimo de semifinales para los canaristas.