El entrenador de Lenovo Tenerife Txus Vidorreta afronta el partido de hoy ante el Covirán Granada, a partir de las 20:30 en el Santiago Martín, con mentalidad positiva. Las dos derrotas consecutivas no alteran el estado anímico del técnico ya que el contexto en el que se dieron, por rival y clasificación, no modifican la hoja de ruta. Contra el cuadro andaluz, podrá contar con uno de sus hombres de confianza, Aaron Doornekamp, tras pasar unos días siguiendo un plan específico dirigido para recuperarse de una lesión en la zona lumbar. «Necesitamos ganar porque todavía con nueve no tenemos la clasificación de la Copa del Rey y no queremos esperar a la última jornada como el curso pasado para conseguirla. Vamos a ver si somos capaces de llegar a la décima, no por revertir una mala racha de resultados. En nuestra competición cada partido cuenta, tenemos que trabajar a tope», declaró ayer Txus.

En lo que se refiere al estado de la plantilla, todo son buenas noticias. «Estamos bien. Varios jugadores el fin de semana tuvieron un poco de catarro, gripe y fiebre pero han entrenado bien. Iván y Joan Sastre fueron los que estaban un poco peor. Cuento con toda la plantilla», explicó el técnico aurinegro en sala de prensa.

«Está claro que ellos tienen muchos problemas en las mismas posiciones con las lesiones de Felicio, Luke Maye e Iriarte. Tal vez tendrá su entrenador que utilizar más minutos a Pere Tomàs en la posición de cuatro y si tienen que subir a sus tres a cuatro podemos pensar que jugarán minutos con pequeños. Pese a ello pienso que serán fieles a su estilo. Juegan muy rápido y tenemos que estar atentos a sus transiciones ofensivas, que muchas veces son contras puras y en ellas suman muchos puntos», analizó Vidorreta. Al mismo tiempo dejó claro que los problemas por los que pasa su rival no cambia el plan de partido canarista. «Sus bajas no nos modifican demasiado porque su filosofía en el juego será similar y nuestra planificación también». Cuestionado por Petit Niang, exjugador del Canarias, afirmó que «es uno de los máximos taponadores de la competición y tenemos que respetar su capacidad de intimidar en la pintura. Nosotros tenemos que tener variedad en nuestros focos de anotación y al mismo tiempo pensar que el Granada durante 35 minutos tuvo opciones de triunfo en Zaragoza. Tenemos que respetarles al máximo».

Futuro inmediato

El técnico vasco tuvo tiempo para valorar lo que está por venir en las próximas semanas, al mismo tiempo que dejó claro que lo que importa es el siguiente partido, «ganar al Granada». Sobre el calendario, «creo que con respecto a la temporada pasada vamos a tener un mes de enero mejor. No tenemos que jugar el play-in de la Basketball Champions League, tres partidos. El de febrero se complicará pero menos porque la Intercontinental se celebra en Tenerife. Es una gran noticia para nosotros porque evitamos posibles viajes como los que tuvo que hacer el Burgos en la misma competición y para nuestra afición. El próximo fin de semana sí será exigente en Liga Endesa, contra UCAM Murcia y Unicaja Málaga en viernes y domingo». Txus no quiso poner nota al 2022 sin antes jugar hoy contra el Granada. «Después del partido sí podremos hacer balance sin ningún tipo de problema», concluyó.