Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Liga Endesa

Los duelos entre el Lenovo y el Fuenla nunca generan indiferencia

Desde palizas en favor de los dos equipos, clasificaciones para la Copa del Rey y MVP particulares, los choques entre laguneros y madrileños suelen dejar diversos hitos

Shermadini lanza a canasta en el último Lenovo-Fuenlabrada Carsten W. Lauritsen

Si de vender un encuentro atractivo se tratara, el cartel de los choques entre el Lenovo Tenerife y el Carplus Fuenlabrada no parece, a priori, el más atractivo. Pero nada más lejos de la realidad porque los partidos entre tinerfeños y madrileños casi siempre esconden un dato para la historia o algún guarismo enormemente estridente. El domingo (12:00 horas), en el Santiago Martín, se vivirá otro episodio de esta particular historia.

Hasta tres MVP

El 87-74 del duelo más reciente entre ambos, jugado en abril de este año, esconde una mención particular, la de Gio Shermadini. En menos de 24 minutos el georgiano hizo 23 puntos y nueve rebotes para 33 de valoración, lo que le sirvió para ser MVP de aquella decimonovena jornada. También logró dicho galardón contra el Fuenla Blago Sekulic... y en dos ocasiones. Una en 2015 (85-94 para el Canarias) con 31 créditos, y la otra en el curso 13/14 (triunfo aurinegro por 90-82), cuando el montenegrino, apenas dos días después de haber sido padre, se fue a los 41 de nota gracias a sus 32 puntos y ocho rebotes.

Palizas históricas

También son frecuentes los marcadores abultados entre estos dos clubes. A favor del Fuenla, por ejemplo, el 98-65 de hace dos temporadas, cuando los canaristas tenían todos los sentidos en la Final Eight de la BCL que arrancaba apenas cuatro días después en Rusia. En beneficio del Lenovo, dos partidos por encima del resto: el 96-65 de la 18/19, y, sobre todo, el 96-50 de la 16/17, el segundo triunfo más amplio de los laguneros en toda su historia en ACB.

Parciales asombrosos

Precisamente ese 96-50 fue posible gracias a un espectacular último parcial de los aurinegros: 37-11. En el Fernando Martín de Fuenlabrada los isleños acabaron el citado duelo del 98-65 con un 30-7 en contra, mientras que en el ejercicio 14/15 un 26-8 derivó en el 83-66 que significaba la cuarta derrota seguida de los tinerfeños. En cambio, los canaristas fueron capaces de firmar un 3-29 en el segundo acto del choque de la 16/17 para acabar ganando por 61-85; un duelo en el que anotaron sus 12 jugadores.

Abusando del triple

No guarda buenos recuerdos el Lenovo de su última visita a Fuenlabrada, donde cayó por 104-96 tras una prórroga. Derrota un tanto extraña la de los laguneros ya que tratando de rehuir de una batalla física en la que eran manifiestamente inferiores a su rival, lo fiaron todo al tiro de tres puntos. Así, los de Vidorreta lanzaron nada menos que 48 triples, convirtiendo 19. Su hoja de servicio en el tiro de dos: 10/21. Los más pródigos desde el arco fueron Kyle Wiltjer (8/13) y Dejan Todorovic (6/14).

Clasificaciones coperas

Dos de las últimas veces en las que el Canarias recibió al Fuenla certificó su pase a la Copa del Rey. Lo hizo el 20 de enero de 2019 con el ya citado 96-65, y también en la víspera de Reyes de 2020 gracias a su 71-63. Este domingo, si bien solo sería de una manera virtual, otro triunfo más pondría a los aurinegros con pie y medio en la cita a celebrar en Badalona el próximo mes de febrero.

Chasco y punto de inflexión

Hay dos partidos, por sus consecuencias negativas para el Lenovo, que resaltan en esta serie reciente entre el cuadro canarista y el fuenlabreño. En la campaña 15/16 los laguneros cayeron en Los Majuelos por 67-92. Era la jornada 28, pero a la postre esa derrota dejó a los isleños (16-18) sin play off en beneficio de los propios madrileños (17-17). Tres años después, el tropiezo fue aún más doloroso. Dependiendo de sí mismo y frente a un adversario ya salvado, el Canarias visitó en la última jornada al Fuenla. El partido se fue a la prórroga y ahí cayeron los laguneros ante un Popovic desatado (88-84). Ha sido, en este último lustro, la única ausencia de los canaristas en las series por el título. Esa derrota empujó a una limpia radical de la plantilla. El resultado de aquella remodelación no admite discusiones.

Compartir el artículo

stats