Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lenovo tenerife | Basketball Champions League

La defensa del título no asusta

El Lenovo comienza mañana su séptima andadura consecutiva dentro de la BCL

La plantilla del Lenovo Tenerife, con el equipaje que lucirá en sus partidos como local en la BCL. |

Séptimo año y la misma máxima ambición de siempre. El Lenovo Tenerife afronta, desde mañana miércoles –recibiendo al Rytas Vilmius lituano–, una nueva participación en la Basketball Champions League. Su competición. El torneo que acunó a los aurinegros desde el ejercicio de su estreno, el 16/17, y cuya relación parece ya casi inquebrantable. Son, los laguneros, junto a AEK de Atenas, ERA Nymburk, Oostende y SIG Strasbourg, uno de los cinco conjuntos que no ha fallado ni a una sola edición. Los canaristas acumulan ya 106 partidos en el torneo auspiciado por la FIBA, al margen de ser el club con más victorias: 81. En estos seis años anteriores solo han sufrido 24 derrotas.

Objetivo, 14 de mayo.

Con la vitola de primer ganador del campeonato, pero sobre todo con el último entorchado –el conquistado hace casi cinco meses en el Bilbao Arena– a cuestas, el reto de los aurinegros es celebrar por lo alto una victoria el domingo 14 de mayo de 2023, fecha para la que está fijado el duelo por el título de la Final Four, en sede todavía por definir. Será la culminación a una competición que mantiene el formato del pasado ejercicio: una primera fase con ocho grupos de cuatro conjuntos (con pase directo para el primero y otras ocho plazas a jugarse entre todos los segundos y terceros), y una segunda fase idéntica en la que los dos primeros de cada uno de los cuatro grupos pasarán a unos cuartos de final que se jugarán al mejor de tres.

Cartel de favorito.

Pese a haber pinchado en las Final Eigth previas de Atenas y Nizhny Novgorod, el reciente éxito logrado en la capital vizcaína ya es argumento de sobra para situar a los aurinegros como claros candidatos a revalidar el cetro. La mera presencia de jugadores como Marce Huertas, Gio Shermadini y Sasu Salin impondrá respeto a sus rivales. Un estatus que, por contra para los intereses laguneros, volverá a generar un extra de motivación en todos sus rivales.

Los detalles del torneo continental


Mejor puntuación


Primero del ránking


  • En el ránking de clubes elaborado por la FIBA en función a las actuaciones de los tres últimos cursos, el Lenovo Tenerife aparece en la primera posición con 123 puntos, 53 de ellos logrados en la campaña 21/22. Le sigue el San Burgos (115), mientras que el tercero es el Hapoel Holon israelí, con 91. En la clasificación media por países el Canarias es clave en el liderato de España, con un promedio de 107,50 entre sus cuatro clubes participantes. Quien más se acerca es la República Checa con 78,50.  


Destacados


Líderes individuales


  • Txus Vidorreta es el entrenador con más triunfos, concretamente 68, todos ellos al frente del banquillo canarista. Los ranking de todos los tiempos incluyen a otros jugadores del actual Lenovo Tenerife, caso de Sasu Salin, el mejor triplista de siempre en el torneo; Marcelinho Huertas, que es segundo en la lista de máximos asistentes, con 351, por las 358 acumuladas por Dusan Djordjevic (Oostende); o de Tim Abromaitis, que está también a siete rebotes del líder histórico: lleva 339 por los 346 de Petr Benda (Nymburk).


Rivales


Tres españoles más


  • Como el curso anterior serán cinco los conjuntos de la ACB que tomarán parte en la BCL. En el Grupo A está el UCAM Murcia junto a Falco Szombathely, Tofas y SIG Strasbourg. En el D competirá el Bilbao Basket, que estará junto a Nymburk, Igokea y Bahcesehir. Ya en el Grupo F el actual subcampeón BAXI Manresa se las verá con el VEF Riga, Limoges y el Benfica. Además, en el Grupo G el Unicaja Málaga tratará de hacer valer su condición de aspirante dejando atrás a JDA Dijon, PAOK y Dinamo Sassari.

Refuerzos de categoría.

A su ya de por sí sólida columna vertebral el Lenovo Tenerife ha añadido este año a su plantilla dos aspectos que podrían resultar fundamentales dentro del torneo europeo. En primer lugar el físico con la llegada de jugadores cono Tim Abromaitis –más equilibrio en el cuatro–, Moussa Diagné –centímetros y capacidad defensiva cerca del aro– y, por encima del resto, Elgin Cook. El alero norteamericano ya conoce la BCL tras su paso por el Tofas y además posee ese juego de músculo tan permitido en la Champions y que tanto le ha costado hacer frente a los de Vidorreta en cursos pretéritos.

Y cupos de sobra.

Esas llegadas, por extensión, permiten al conjunto aurinegro disponer de un considerable fondo de armario, tal y como ha quedado patente en las dos primeras jornadas de la Liga Endesa. Un total de 13 piezas sin apenas desequilibrios, y con un añadido: que el descarte pueda ser un jugador nacional, ya que el Lenovo, en su vuelta de tuerca por mejorar año tras año, ha logrado reunir a seis profesionales con la condición de cupo de formación local. Uno más de lo que obliga la normativa de la BCL. En estas primeras semanas, por culpa de una rotura de fibras, el sacrificado será Fran Guerra.

Aumenta el nivel.

En una competición que confirma su paulatino aumento de calidad año a año, la exigencia para el cuadro aurinegro será máxima. Como muestra: de los 52 clubes participantes este curso, incluida la fase previa, 18 fueron campeones de la liga en la campaña pasada. Dificultad que será aún mayor en un ejercicio en el que el conjunto tinerfeño podría tener que dividirse hasta en cuatro focos de atención: la propia Basketball Champions League, la Liga Endesa, la Copa del Rey y la Intercontinental. Con este último trofeo como primer gran objetivo del año (se jugará a inicios de febrero) toda vez que Txus Vidorreta ya ha puesto de manifiesto su deseo de levantarlo, no sería descabellado que este Canarias luche seriamente por ganar dos títulos en la 22/23.

Cambia el sistema de premios

Para esta edición la BCL ha variado un tanto el sistema de premios económicos, si bien el ganador podría rondar de nuevo el millón de euros de ganancias. La fórmula, eso sí, tiene letra pequeña. Cada uno de los 32 clubes participantes se asegura 40.000 euros. No habrá bonus por acceder a la fase de grupos de los 16 mejores, sino que se darán 7.500 euros por victoria. El premio para el triunfo en el playoff de cuartos: 10.000 por triunfo. En la Final Four el tercero recibirá otros 100.000 euros, por los 300.000 del subcampeón. El ganador se embolsará 600.000 más. Traducido: si el Canarias lo gana todo desde la segunda fase se embolsará 1.005.000 euros.

Compartir el artículo

stats