Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Baloncesto

Optimizar el rendimiento físico

El Lenovo Tenerife monitoriza los entrenamientos de la primera plantillla con tecnología ‘WIMU’ para controlar y mejorar la ganancia física de sus jugadores

El coordinador y preparador físico del conjunto aurinegro, Xisco Sanz, utiliza la tecnología ‘WIMU’ para controlar y mejorar el rendimiento de los jugadores. La recopilación de los datos ayudará a planes individuales e globales de la primera plantilla. |cbc

Varias vueltas al mundo, partidos cada 3 o 4 días, horas de viaje en avión o carretera, entrenamientos de recuperación, carga física intensa, esfuerzos colectivos e individuales y otras eventualidades son parte de los condicionantes a los que se tienen que enfrentar temporada tras temporada los jugadores del Lenovo Tenerife, equipo que paga la insularidad como ningún otro.

Todo ello demanda de una información precisa para desarrollar planes de recuperación y tener siempre en perfecto estado físico a unos jugadores que sufren más de lo normal en este apartado. Y más teniendo en cuenta que el equipo disputa dos competiciones de altísimo nivel, la Liga ACB, la mejor de Europa y envidia de otras países; y la Basketball Champions League (BCL), hoy en día la segunda competición internacional del continente solo superada por la Euroliga de equipos campeones.

En ello está el Canarias con el coordinador técnico y preparador físico del Lenovo a la cabeza, Francisco Xisco Sanz, quien aprovecha la pretemporada para implementar nuevas tecnologías para controlar, cuantificar y mejorar el rendimiento de los jugadores a través del sistema WIMU, un compendio recopilatorio de datos que miden los distintos aspectos físicos de los hombres a seguir.

Optimizar el rendimiento físico

Esa herramienta y la exploración de sus resultados permitirá al conjunto aurinegro desarrollar planes para optimizar el rendimento de cada uno de los jugadores y, también, en un ámbito más global. Todo ello deriva en el estudio de encontrar la mejor forma de sacar una ganancia a una plantilla que se enfrentará a una temporada muy exigente.

Las primera pruebas ya se están realizando en la pista con los entrenamientos bajo la supervisión de Xisco, que destaca que esta tecnología tiene el objetivo de «controlar y mejorar el rendimiento de los jugadores».

En este caso, «estamos monitorizando las sesiones de entrenamiento con tecnología WIMU», concretamente «con acelerometría que nos va a permitir adaptar las sesiones de cancha en función de las necesidades del jugador y del entrenador» tras el análisis de los datos recopilados.

Junto al coordinador y preparador físico del club está el técnico del dispositivo WIMU, Carlos Martínez, explica que el dispositivo «tiene cuatro acelerómetros, tres giroscopios 3D, un magnetómetro y un barómetro» que recopila datos a través de un cinturón con sensores.

Con ello se pueden evaluar «el aspecto de impactos, aceleraciones, saltos, etc... Luego estos datos los podemos analizar a través de un software principal y se puede subir a una nube».

Martínez añadió que la premisa es que esa información «sea compartida entre las distintas personas que componen el staff técnico, fisioterapeutas, preparador físico, entrenador». Además, «también puede ser compartida con los jugadores, si así se desea».

Otra de las peculiaridades del sistema es que el software «nos permite tomar decisiones en tiempo real, justo en el momento», recalcó.

Compartir el artículo

stats