Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Moussa, el broche a la plantilla del Lenovo

El Lenovo 22/23 termina de configurarse con el fichaje del senegalés de 2,11, que llega con un contrato de un año y otro opcional | Compartirá puesto con Shermadini y Guerra

Moussa Diagné celebra una canasta en el Andorra-Obradoiro del pasado curso. ACB PHOTO

Ahora sí, plantilla cerrada. El Lenovo Tenerife ha terminado de completar su puzle 22/23 con la contratación de Moussa Diagné. Se hace el conjunto lagunero con un interior de 2,11 y 28 años, que llega procedente del Morabanc Andorra, donde ha militado en las cinco últimas temporadas.

Tras la salida de Jonah Radebaugh –ejecutó su cláusula para marcharse al Valencia– el CB Canarias ha tardado 15 días en cubrir el hueco dejado por el exterior estadounidense. Pero lo ha hecho con un cromo totalmente diferente. De un base-escolta pasa a un cinco, y de tener en plantel a una ficha comunitaria –Radebaugh estrenó recientemente nacionalidad montenegrina– suma un cupo más.

Es precisamente en este añadido, el de disponer de otro jugador de formación local, donde el Lenovo Tenerife parece salir ganando. Cumplían ya los de Txus Vidorreta con la normativa de la Basketball Champions League de alinear cada partido a cinco cupos, pero con Diagné podrán abrir su abanico de descartes, peaje que este pasado correspondió siempre a un no cupo.

Una de las grandes incógnitas ahora es ver la manera en la que el técnico aurinegro se las ingenia para repartir el tiempo de juego de sus tres cincos, toda vez que se antoja complicado imaginar que Shermadini, Guerra y Diagné puedan coincidir en pista en combinación alguna. La necesidad de un descanso en la rotación y la posibilidad de que los isleños alcancen las 60 encuentros este próximo curso abre el abanico de minutos.

Lo que sí añade a su roster el Lenovo con esta última llegada –un total de seis para este nuevo curso– es versatilidad en el puesto de cinco. Y es que Diagné está llamado a ofrecer un punto más de intensidad defensiva y presencia en el rebote en relación a lo que suelen aportar tanto Shermadini como Guerra. Además de poder jugar con asiduidad por encima del aro, Moussa también ha logrado enriquecer su juego abriéndose al perímetro y probando suerte desde el 6,75. Si en sus primeros 195 encuentros en Liga Endesa solo había intentado diez triples, este curso (31 partidos) lo acabó con un significativo 14/45 (para un aceptable 31,11%). En competición europea, números casi calcados: ni un solo tiro en 68 duelos y 5/15 en la 21/22.

Se hace el Canarias con un jugador que pese a varias lesiones de larga duración y no llegar a la treintena en edad, atesora ya una destacada experiencia en la ACB, en concreto 226 partidos. Natural de Guediwaye, Moussa llegó a España en edad júnior para jugar en el Torrejón y fichar luego por el Fuenlabrada (12-15 y 16-17), incluyendo una cesión inicial al Ávila de LEB Plata. También estuvo en dos periodos distintos en el FC Barcelona (15-16 y 16-17), antes de comprometerse con el Andorra. Diagné promedió en la 21/22 4,8 puntos y 3,5 rebotes en casi 13 minutos y medio por partido en la ACB; mientras que en Eurocup, con algo más de tiempo en cancha (16:22), se fue hasta los 5,1 tantos y 4,3 rechaces para 6,6 créditos.

Para el director deportivo del club, Aniano Cabrera, el fichaje de Diagné implica «la llegada de un jugador con experiencia contrastada en ACB para el puesto de pívot, además de suponer un complemento perfecto para los jugadores que ya tenemos en esa posición». «Con su incorporación damos por cerrada la plantilla 22/23», añade el rector técnico canarista en relación a un plantel de 13 fichas profesionales.

Compartir el artículo

stats