Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Marco le coge gusto a Europa

El técnico ayudante del Lenovo cierra un curso único con dos títulos continentales

Marco Justo posa con la medalla de oro y el trofeo del ganador del Europeo U20. E. D.

Tras ser partícipe de la Champions del Lenovo Tenerife, el técnico Marco Justo se cuelga ahora el oro con la U20 española. Un año perfecto para el grancanario.

«Con el club ha sido una temporada increíble, y que ahora te marches 35 días fuera de casa y regreses con un oro europeo, es un gran broche a un magnífico año». Así, aún a medio regreso desde Montenegro, se expresaba ayer Marco Justo, ayudante de Txus Vidorreta e igualmente asistente en la selección española U20 que el domingo, en Podgorica, se alzó con el título continental. Presea colgada en lo más alto del podio y posible gracias a un torneo inmaculado y rematado con el triunfo en la final contra Lituania (61-69). Fue como «cerrar el círculo» que permanecía abierto desde 2019. «En semifinales eliminamos a Israel, que fue la selección que no privó del oro hace tres años; y ya luego en la final lo hemos ganado nosotros», comentaba el grancanario sobre unas sensaciones que también comparten el primer entrenador, Joaquín Prado, y el otro ayudante, Berni Álvarez.

En su tercera experiencia con la U20 –la anterior fue en 2021 en los FIBA Youth Euyropeans Challengers–, Justo no se atreve a quedarse con uno de los dos selecciones que ha logrado medalla. «Los perfiles de la de 2019 y esta son totalmente diferentes. Ahora hay muchos más manejadores que en la de hace tres años, que era más física; esta vez apenas teníamos poste bajo, pero sí otras armas que supimos explotar», destaca el preparador canarista, que pone en valor un denominador común, «el estilo y los planteamientos técnico-tácticos de cara al posible salto que pudieran tener los jugadores a la absoluta».

Si bien todos los focos, «y con total merecimiento» se los ha llevado Juan Núñez, nombrado MVP de la cita continental, para Justo hay «muchos más jugadores» con cualidades sobresalientes. Es el caso de Guillem «Ferrando, que ya ha jugado minutos importantes en ACB y Eurocup este año», también «Millán [Jiménez], que también ha hecho un torneo increíble», e incluso «[Michael] Caicedo que igualmente ya ha tenido su hueco con el Barça». Eso sí, el preparador aurinegro no se aventura a señalar a los que se consolidarán en ACB «porque las circunstancias para llegar no dependen únicamente de ellos». «Por calidad han demostrado que pueden estar, porque ganar el oro europeo no es cualquier cosa; pero existen otros condicionantes», explica en este sentido.

Pese a que España acabó invicta el Europeo, Justo deja claro que «solo viviendo dentro el día a día de la selección se sabe la dificultad que ha tenido este oro». «Crecer como lo hemos hecho a lo largo de estos 35 días no es nada fácil. Ha habido un gran trabajo y una exigencia enorme detrás, al margen de lo que han puesto los jugadores», valora el preparador isleño. Una evolución de la que Marco también se ha beneficiado. «Por supuesto que se aprende mucho. No por estar al nivel que estoy en ACB ya lo tengo todo aprendido. En este tipo de concentraciones aprendes a gestionar unos egos diferentes y a preparar a un equipo de 12 jugadores que no se conocen de nada tácticamente», comenta Justo, agradecido de que «Joaquín [Prado]» le encomendara «llevar el scounting completo del rival, sobre todo el plan defensivo». Un estudio cuyo resultado «hay que intentar adecuar al tipo de jugador» por su edad. «No les puedes atiborrar porque no están entrenados para recibir la información que podemos darle en el Canarias a los nuestros, pero sí he intentado acercarme lo máximo posible en cuanto a exigencia», añade al respecto.

Compartir el artículo

stats