Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Txus Vidorreta Entrenador del Lenovo Tenerife

«El equipo ha rendido por encima de mis expectativas»

Txus Vidorreta, en la sala VIP del Santiago Martín. Andrés Gutiérrez

En medio del paréntesis previo al inicio del playoff de cuartos ante el Joventut, el técnico del Lenovo hace balance de lo que va de curso. Los piropos a su plantilla son múltiples.

Título de la BCL y semifinales de Copa. ¿Hay algún tipo de presión por acabar aún mejor la temporada?

Presión no tenemos. Cuando un equipo como el nuestro juega playoff no puede estar presionado. El año pasado, por poder hacer historia y tras haber sido terceros, quizá sí, pero este año no. Los cuatro últimos meses del equipo han sido fantásticos, llegando a semifinales de Copa; siendo segundos, con 12-5, en la segunda vuelta de la ACB; y también ganando la Champions. Eso nos genera muchísima ilusión de competir contra un rival de nuestras liga como es el Joventut.

Antes de la Final Four de Bilbao dejó entrever cierto miedo a que de nuevo se le cayera el equipo en ese momento clave. Pero no sucedió así...

A nuestro favor jugaba que no se trataba de una Final a Ocho y no suponía, para una plantilla veterana como la nuestra, el llegar justa por jugar tres partidos en cuatro días. En la Final Four jugar viernes y domingo se puede hacer. Tenemos capacidad para aguantar esos dos partidos como así hemos demostrado varias veces.

¿Cuál de los dos títulos ha disfrutado más?

Las dos... Es algo fantástico el ganar delante de la afición; pero hacerlo también, jugando como jugamos, con 11 victorias seguidas, y encima en mi ciudad y de la manera en la que lo hicimos esta vez, en una atmósfera mágica como la que envolvió todo lo que hubo en Bilbao. Esta quizá me emociona más, pero me sabe igual de bien que la primera.

Estábamos cogidos con alfileres, pero a base de defender y apretar los dientes volvimos a recuperar nuestro estilo

decoration

El calendario de la Liga Endesa no le dejó mucho tiempo para la celebración...

Ya tuvimos que apretarnos tras el covid contra el Pinar, luego recuperando partidos de ACB sin apenas margen de tiempo, y ahora teniendo que jugar tres días después de ganar el título. Son cosas que se me hacen difíciles de entender, y más cuando jugamos dos competiciones, ACB y BCL, que son partners. Pero el equipo ha rendido incluso por encima de mis expectativas sobre cómo íbamos a aguantar ese ritmo. El único partido en el que estuvimos lejos en el resultado fue contra el Baskonia.

Ahora sí se ha reacondicionado el calendario para adecuarlo a la Final Four de la Euroliga. ¿Hay clases y clases? ¿Se hubiera hecho igual con los equipos de la BCL?

No lo sé. Mi percepción es que no había problema para que Manresa y nosotros hubiéramos jugado esa jornada posterior el jueves y no el miércoles. Para nosotros era un partido clave en las opciones de acabar cuartos.

Acumula ya 56 partidos oficiales el Lenovo este curso. ¿Ha habido alguno que haya marcado un punto de inflexión?

A mejor seguro que el tercero contra el Pinar Karsiyaka. Eliminamos al subcampeón de la BCL en un cruce muy duro y contra jugadores de mucha calidad. Eso hizo crecer al equipo y que volviera a creer. Se había entrado en una dinámica de derrotas, y eso es algo que te puede dejar algo tocado. Pero con pequeños retoques y mirando hacia dentro se le pudo dar la vuelta a la situación para volver a estar a un alto nivel competitivo.

Marce y Gio aparecen en todas las estadísticas, pero sin otros jugadores el Canarias no estaría en la situación actual

decoration

Acaban la fase regular de ACB como primeros en tiros de dos y libres, segundos en triples, terceros en asistencias, primeros en menos balones perdidos... ¿De qué dato se siente más orgulloso?

Creo que a nivel ofensivo seguimos siendo un equipo que gusta ver jugar; y no solo en ACB. Ese estilo basado en compartir la pelota y en sacar máximo partido de la calidad de nuestros jugadores es lo que más llena a un entrenador. Pero también debemos estar satisfechos del giro que fueron capaces de dar los jugadores mejorando en defensa y en rebote en esos meses de enero, febrero y marzo. Fue eso lo que nos hizo pasar del 9-8 en ACB a un 18-10, y también ganar 11 partidos seguidos en BCL, pese a las dificultades físicas de varios jugadores. En un momento dado estábamos cogidos con alfileres, pero a base de defender y apretar los dientes volvimos a recuperar nuestro estilo.

Han sido el equipo, con diferencia, que más veces lanzó de tres en relación a sus tiros de dos. ¿No se ha abusado en ocasiones del 6,75?

Creo que los equipos que tiran mucho de dos es porque poseen muchos jugadores de uno contra uno. Nosotros los tenemos, pero solo de espaldas, no de cara, aunque el baloncesto es cíclico y actualmente a los pívots se les penaliza por todo. Nosotros tenemos a los mejores pívots que se pueden encontrar para jugar de espaldas, pero cuando no son tres segundos, son pasos, o falta de ataque... Ahora la defensa de cambios es en realidad a ver quién golpea más al grande, y cuidado que si el grande reacciona es falta en ataque y hasta antideportiva. Debemos explotar nuestras virtudes y ahí tenemos claro que contamos con grandes tiradores de tres. Antes, gracias al balón interior y al pick and roll, lográbamos ventajas para los tiros de tres abiertos, mientras que ahora también le damos importancia a los bloqueos indirectos para Sasu Salin, para mí uno de los mejores tiradores de Europa. Pero no es algo solo nuestro, lo hacen muchos equipos.

¿Existe cierta dependencia de Huertas y Shermadini?

La conexión entre Marce y Gio es la que aparece en todos los ámbitos estadísticos, los dos reciben varias menciones como mejores jugadores... Es estupendo, pero creo que este equipo no estaría donde está sin el trabajo de jugadores como Bruno, Sasu, Aaron... Y se ha visto como cuando ellos dos no tienen partidos tan brillantes aparecen siempre otros jugadores, incluso aquellos que muchas veces están siendo usados de manera mucho más residual, como Sule y Tobias. El éxito del Canarias es colectivo, aunque lógicamente hay quien tiene que brillar; y yo prefiero que sean Marce y Gio los que lo hagan porque se lo han ganado a lo largo de su carrera.

Da la sensación de que esa conexión en aurinegro durará algunos años más. ¿Pero habrá vida más allá de ellos dos?

Seguro. Pero no debemos plantearnos eso todavía. Desde que ellos dos llegaron hemos sido cuartos, terceros y quintos en liga regular; hemos jugado tres fases finales y ganado un título en la BCL; y fuimos dos veces semifinales y casi una tercera en Copa. Ahora solo debemos mirar de que siguen siendo jugadores top, que tenemos la suerte de que están jugando con nosotros, y que ambos podrían seguir aquí el año que viene.

En unos días toca el playoff contra el Joventut. Hasta en seis ocasiones se pueden enfrentar los dos este año...

Sí, es así. Somos dos equipos de potencial similar, que venimos realizando buenas campañas. En su caso solo un mal día les privó de pelear por el título de la Eurocup cuando fueron el mejor equipo de la fase regular. Están haciendo una magnífica temporada. Ellos ganaron aquí, nosotros lo hicimos en el Olimpic defendiendo extraordinariamente, y en la Copa fuimos un poco mejores en el cómputo global. Es una eliminatoria muy igualada, en la que quizá ellos tengan un poco de ventaja gracias al factor cancha, algo que se han ganado gracias a esas 22 victorias. El perfil de sus jugadores es muy similar al nuestro, con buenos generadores, caso de Ribas y Tomic, que pueden parecerse a Marce y Gio. Es una eliminatoria chula como ya lo fue la final de la BCL. Jugar un playoff de este tipo, mola.

Habla de la ventaja del factor cancha. Solo algunos detalles separaron a su equipo de ello...

Esas 24 horas de descanso que podíamos haber tenido de más contra el Baskonia es uno de esos pequeños detalles; o si Sasu llega a meter (en la primera vuelta contra el Manresa) ese tiro libre... Pero este es el deporte y hay que valorar que después de un buen inicio a pesar de la lesión de Gio, con un balance de 8-3, pasamos un momento difícil con un 9-8, el equipo supo reaccionar para hacer 12-5 en la segunda vuelta y ponernos en un ratio de victorias al alcance de muy pocos colectivos. Por eso estoy muy satisfecho de este quinto puesto, porque además hubo un momento en el que parecía complicado poder brillar, por lo que marcamos como claro objetivo pelear por la BCL; pero el grado de competitividad de estos jugadores es enorme que además pudimos hacer un gran papel en ACB.

Smith es un ejemplo de perseverancia, trabajo y compromiso; siempre ha entrenado bien y sin una mala cara

decoration

¿Es complicada la gestión de la plantilla con profesionales que hay días en los que juegan, pero muchos otros en los que no tienen ni un solo segundo?

Ellos son los que hacen que esa gestión sea sencilla. Jugadores como Sergio, Sule, Tobias, o Sean, con su trabajo diario, tienen tanto mérito como los compañeros que juegan, o incluso más, porque contribuyen de una manera decisiva en cada entrenamiento y hasta en momentos claves de partido. Tobias sustituyó de forma magistral a Bruno contra el Falco; no podemos entender este quinto puesto sin la actuación de Sule contra el Real Madrid... Pero también tengo muy claro que si tú quieres ganar no puedes, a nuestro nivel, jugar con 12, porque ahí generas más dudas en los jugadores. Soy más partidario de tener una rotación estable de nueve o diez jugadores, y que en función del plan de cada partido y de momentos puntuales haya tres o cuatro que puedan variar para cumplir ese rol de décimo o undécimo jugador. Y eso, por ejemplo, se ve de forma muy clara en este tramo final en los equipos que luchan por el descenso. Yo prefiero empezar ya de entrada con esa rotación corta y que los que consideremos más importantes se sientan con confianza.

De los jugadores que nombra el más damnificado es, con diferencia, Sean Smith. ¿Se le puede mantener enchufado pese a que él ya supiera que este año apenas iba a tener protagonismo?

Sí, pero al final siempre tienes la ilusión de que vas a jugar, y él no lo ha podido hacer. Sean es un ejemplo de perseverancia, compromiso y trabajo. Ha entrenado todos los días bien, y ni una sola mala cara, especialmente en los últimos cuatro o cinco meses. Y es el que más saltaba en uno de los triples claves para ganar la Champions. Tendrá las puertas abiertas del Canarias siempre, y estoy seguro de que este año le ha servido porque ha aprendido un montón. Tendrá la necesidad de jugar y nosotros, lógicamente, le daremos esa oportunidad. Si él quiere seguir, seguirá, porque es un jugador extraordinario para cualquier equipo; puede jugar al tres, al cuatro o al cinco, pero sobre todo porque entrena siempre a tope y está preparado para ayudar si el entrenador lo necesita.

Los cuatro últimos meses del equipo han sido fantásticos; llegamos al ‘playoff’ sin ninguna presión

decoration

¿Cree posible y positivo que en ACB acabe siendo necesario tener cinco cupos?

Para nosotros sería bueno porque como son los que debemos tener en Champions, nos dejaría una plantilla más equilibrada. De todas formas nos hemos acostumbrado a ser competitivos con cuatro... No tengo un análisis sobre esta posibilidad, pero conociendo la opinión de quien habitualmente domina en la competición, me extraña que pasemos de cuatro a cinco cupos... cuando por ejemplo en la Euroliga no existen los cupos.

Siempre ha apostado el CB Canarias por la Champions, aunque en el entorno siempre se haya demandado un poco más en forma de jugar Eurocup. Este próximo año, y más después del título de Bilbao, no es parece lógico el cambio...

Para mí la BCL va a más y la Eurocup a menos; algo aún más patente con todo el problema de la invasión de Ucrania. La Euroliga es una competición cerrada y la Eurocup prácticamente también; y nosotros queremos estar con nuestros socios, que son la FIBA y la BCL, decisivos en que el equipo pueda seguir creciendo y brillando. Y porque además se mantiene un criterio deportivo, algo que para mí es fundamental. El Zaragoza había jugado dos semifinales y este año no disputó la competición; o el Burgos, que de haberse salvado tampoco la hubiera jugado tras ganar dos títulos seguidos. Creo que estas cosas contribuyen a enaltecer los valores del deporte en general y del baloncesto en concreto.

Ganar el título de la BCL debería darle al club un estatus todavía mayor, pero ¿no existe el riesgo de que con el millón de premio jugadores y agentes se puedan subir a la parra?

Tenemos una plantilla que conoce muy bien la realidad y además está muy agradecida. Con el colchón financiero previo, y sin tener que pedir un esfuerzo extra a sus abonados, la repercusión de la pandemia en el bolsillo de los profesionales fue mínima. El club pudo mantenerse en un gran nivel, pero seguir en él no ha sido sencillo por las limitaciones de aforo, por lo que sí se tuvo que buscar una financiación. Por eso todos sabemos que este premio nos servirá para poder mantener nuestro nivel competitivo la próxima temporada, y no reducirlo.

Compartir el artículo

stats