Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vidorreta: «Ha sido una experiencia única»

El entrenador del Lenovo no solo le da valor al resultado, sino a la manera de conseguirlo - Destaca a Salin como «el gran tapado»

Txus Vidorreta celebra una de las canastas de su equipo. | | BCL

El entrenador del Lenovo Tenerife, Txus Vidorreta, confesó sentir una «emoción especial» por haber ganado la Liga de Campeones en su ciudad, Bilbao, tras derrotar al BAXI Manresa en la final disputada en la capital vizcaína.

«Ha sido una experiencia única. En la grada estaba mi mujer, mis hijos, sobrinos, amigos. Para alguien de lágrima fácil ha sido una experiencia única», comentó el técnico vasco, quien antes subrayó también que «lo importante no es solo ganar sino el cómo hemos ganado».

«Que solo tuviéramos seis pérdidas en los primeros tres cuartos contra un equipo tan físico ha sido clave. En el descanso les dije que estábamos en modo de Canarias de calidad, pero que también necesitábamos bajar al barro y ser mas inteligentes y lo hemos conseguido dándole más solidez al juego», explicó.

Vidorreta destacó el gran ambiente vivido en Miribilla a pesar de que los aficionados del Manresa, unos cinco mil, eran muy superiores en número a los del Tenerife, que fueron unos 300.

«Una Final Four me gusta con público, me da igual que sea en contra. No es porque sea de aquí, pero hemos tenido mucha suerte de que la final haya sido en Bilbao», dijo.

Añadió el entrenador del CB Canarias que, si la Liga de Campeones que ganaron en 2017 fue «a base de defensa y defensa», en esta ocasión ha sido por «el talento» de jugadores como Marcelinho Huertas, Bruno Fitipaldo o un Sasu Salin al que calificó como «el gran tapado y uno de los mejores jugadores de la competición».

Por último, Vidorreta dedicó la victoria a Alex Aurre, entrenador del Loyola Indautxu júnior femenino fallecido esta semana en Huelva mientras participaba en el Campeonato de España y con el que coincidió en sus inicios como técnico en el Maristas de Bilbao.

«Este título va para Alex, su mujer y sus hijas. Seguro que algo ha tenido que ver», dijo antes de abandonar, emocionado, la sala de prensa de Miribilla.

Pedro Martínez

El entrenador del BAXI Manresa, Pedro Martínez, subrayó que, a pesar de la «frustración» por haber perdido la final de la Liga de Campeones, la temporada de su equipo «seguirá siendo histórica».

«Evidentemente queríamos ganar y ahora es normal estar decepcionados, pero hay que levantarse y perseverar. Hay que hacer una valoración positiva de la competición, ser críticos con las cosas que podemos hacer mejor. Así es la vida», reflexionó el técnico catalán.

Martínez reconoció que el Tenerife fue «muy superior» al Manresa. «En la primera parte supieron cómo atacarnos y meternos en problemas y en la segunda intentamos ajustar la defensa, pero tiraron muy bien de tres y ahí se ha roto el partido. Hemos tratado de volver con una buena mentalidad, pero no ha sido posible. Nos faltó un poco de energía», explicó.

Por otro lado, se mostró «orgulloso» de la afición manresana que se desplazó en masa el pasado fin de semana a Bilbao, en torno a los cinco mil en la final.

Aniano: «Algún día lo valoraremos»

«Estamos muy contentos», aseveró Aniano Cabrera, uno de los grandes artífices de la conquista aurinegra. «Ha sido un medio infierno, pero hemos estado muy serios todo el partido. La clave es que supimos sufrir cuando había que sufrir y rompimos el partido cuando tuvimos la ocasión de hacerlo», indicó el director deportivo del club. «Nunca sabremos bien lo que hemos hecho, pero algún día lo valoraremos. Este ciclo que estamos haciendo es magnífico», completó.

Compartir el artículo

stats