Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Final Four de la Basketball Champions League

Por las manos de Huertas y Ragland pasa casi todo

Los dos máximos asistentes de la BCL 21/22, pueden tener la llave para abrir el pase a la final - Entre los dos reparten casi 15 asistencias por partido

Como si de una regla no escrita se tratara, el Lenovo Tenerife de los últimos cursos no suele sentirse cómodo en la cancha si su timonel, Marce Huertas, tampoco lo está. Así ha quedado patente cuando el brasileño ha sido defendido por jugadores de una mayor capacidad física, alternativas que suelen plantearle, al menos en ACB, los clubes grandes, caso de Madrid, Barça y Baskonia. La historia se suele repetir en la Basketball Champions League, donde para el paulista se redobla esa sensación de falta de libertad en su baloncesto. Y sin poder producir el base para sí mismo ni ser capaz tampoco de conectar con sus compañeros –perímetro o pick and roll–, al Canarias se le suele hacer de noche.

Por sus manos pasa casi todo

Por sus manos pasa casi todo Carlos García

Un caso similar.

Algo parecido le sucede al Hapoel Holon, su rival este viernes en las semifinales de la Final Four, donde su principal motor es el base norteamericano Joe Ragland. El que fuera jugador del Murcia hace nueve años ha promediado en lo que va de curso 11,5 puntos, pero sobre todo ha sido capaz de repartir 7,9 asistencias, el mejor promedio de toda la BCL. En el Bilbao Arena es al Lenovo al que le tocará cortocircuitar al cerebro del conjunto rival para que sus opciones de meterse en el partido por el título aumenten considerablemente.

Defender bien.

Así, al menos a priori, lo tiene claro Txus Vidorreta. «En este baloncesto que nos toca vivir ahora son los manejadores de balón los que marcan un poco el sentido de los encuentros», expresaba ayer en rueda de prensa el técnico del conjunto aurinegro, para el que la consigna está clara. «Debemos defender bien a Ragland y a Smith, y a partir de ahí tendremos opciones... Porque si ellos consiguen mantener el ritmo de partido que ellos quieren y están jugando con comodidad, son un equipo muy difícil de batir», apuntaba como argumento el preparador vasco. Guerra de guerrillas en la que el Lenovo quiere atacar igualmente por otros flancos. «También tenemos otros jugadores que pueden ayudarnos a distribuir un poco mejor los esfuerzos anotadores, tal y como hacemos habitualmente», añade el entrenador canarista en este sentido.

Mayor impacto.

Pero añadidos al margen en las demás posiciones, y a expensas de algún planteamiento táctico diferente, la batalla entre Huertas y Ragland se antoja vital en el duelo de este viernes. Números en mano, la producción del norteamericano parece tener un mayor impacto que la del brasileño, toda vez que promedia 11,5 puntos y reparte 7,9 asistencias, frente a los 10 tantos y 6,8 pases de canasta que hace por duelo el director de juego canarista. Sin embargo, los promedios a 40 minutos del sudamericano son mejores: asiste cada tres minutos y 25 segundos, mientras que el uno del Holon lo hace cada 3:53. Después de 17 encuentros, ambos han firmado en dos ocasiones 10 o más pases de canasta.

También en liga.

Esta capacidad para asistir de Huertas y Ragland no les es exclusiva para la BCL, toda vez que ambos también destacan en sus respectivas competiciones nacionales. Marce promedia 6,3 pases, mientras que Joe está en seis por partido. Ambos son segundos en el ránking de su liga, si bien de nuevo la relación por minuto jugado favorece al paulista: una asistencia cada 3:42, frente a los 4:40 que necesita el norteamericano. Una capacidad para encontrar al compañero que también posee su peaje, el de las pérdidas, con 2,5 de media para el canarista y tres por partido para el jugador del Hapoel Holon. En sus ligas nacionales los números son clavados: 2,7 por comparecencia.

Cerca del récord.

En beneficio propio deberá intentar abortar el viernes el Lenovo un registro que Ragland tiene al alcance de la mano: convertirse en el jugador de la BCL con más asistencias en una misma campaña. El uno del Holon acumula 135 en 17 partidos, a solo siete de Jordan Theodore, que con el Banvit turco hizo 142 en la primera edición del torneo. Sí parece más sencillo que el estadounidense supere a Huertas, que hace dos cursos llegó a 138. Eso sí, para que Joe acabe con el mejor registro de la BCL, en posesión del propio Huertas con 8,1 de media, deberá sumar al menos 20 asistencias entre viernes y domingo.

Hace cinco años.

La de esta semifinal no será la primera ocasión en la que el Canarias se las vea con Joe Ragland en la BCL, ya que el ahora jugador del Holon ya se midió a los aurinegros, cuando militaba en el Avellino, en la fase de grupos de la campaña 16/17. En la primera vuelta, de hecho, tuvo el tiro para ganar un duelo que previamente había volteado David White con cinco puntos en 16 segundos (75-76). Sí se desquitó el base en el Santiago Martín, aportando 19 tantos y cinco asistencias en el triunfo italiano (66-78).

A 30 pases de colocarse primero


Acumula Marce Huertas, en un total de 46 partidos, 328 asistencias, una cifra que supone 7,13 por encuentro, el mejor promedio en la historia de la competición. Eso sí, el base del Lenovo Tenerife tendrá que esperar -salvo sendas actuaciones magistrales este fin de semana- hasta la temporada que viene para poder llegar a lo más alto del ránking histórico de la Champions en esta faceta, un lugar de privilegio que ahora mismo ocupa el veterano base serbio del Oostende belga, Dusan Djordjevic, y que suma 358 pases de canasta a lo largo de las seis temporadas en las que ha jugado este torneo continental. Joe Ragland, por su parte, totaliza 213 asistencias en dos años, lo que supone 6,65 de media, aunque todavía se encuentra lejos de las posiciones históricas de privilegio.

Compartir el artículo

stats