Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Primera prueba en Miribilla

El Lenovo Tenerife pretende apurar sus opciones de ser cabeza de serie dentro de la ACB en el mismo escenario en el que tratará de ganar, dentro de 11 días, el que sería su segundo título de la ‘Basketball Champions League’

Primera prueba en un escenario que debe ser mágico. Aún herido en su orgullo por no haber podido salir airoso de su visita al Palau Blagrana este pasado domingo, el Lenovo Tenerife visita esta tarde el Bilbao Arena. Una cancha que en las últimas temporadas se le viene dando bien a los canaristas –no pierden allí desde enero de 2014– y que podría ser, dentro de apenas una semana más, la pista en la que los de Txus Vidorreta se hagan con el que sería su segundo título de la Basketball Champions League.

Pero con esa Final Four todavía aparcada en las mentes del cuadro lagunero –el duelo de hoy se adelanta para evitar la cita continental del 6 y 8 de mayo–, el Canarias se juega hoy el mantener intactas sus opciones de acabar como cabeza de serie la fase regular de la Liga Endesa. Un objetivo ambicioso y de alto coste, que pasa, al margen de ganar próximamente en el Santiago Martín a dos rivales directos como son el Manresa –este mismo sábado– y el Baskonia, por sumar también en alguna de las dos visitas que le restan. Y la de Miribilla es la primera de ellas.

Con repetir la misma imagen de las últimas semanas, aunque mejorando el pobre porcentaje en tiros de tres que le condenó ante el Barça (4/21), al Lenovo Tenerife le debería bastar para acercarse de forma significativa a su vigésima victoria del presente ejercicio liguero. En ese sentido, el gran momento de forma de Gio Shermadini debería ser desequilibrante en favor de los isleños. Tras su 37 de valoración en el Palau, el georgiano tratará de quitarse el mal sabor de boca que le dejó el duelo de la primera vuelta, disputado el 25 de septiembre y que ganaron los laguneros por 89-79. Una especie de revancha personal no por sus malas prestaciones aquel día (hizo 26 de valoración), sino porque acabó lesionado en el tramo final del choque con una dolencia que le tuvo fuera de combate durante mes y medio.

Primera prueba en Miribilla Digital2

Se va a topar hoy el Lenovo con un Bilbao Basket sin ningún tipo de necesidades. Y es que gracias a su enorme solvencia como locales, donde han ganado 11 de 15 encuentros –incluido un claro triunfo reciente frente al Real Madrid– los de Álex Mumbrú han logrado huir de la zona peligrosa –se han salvado de forma matemática con cuatro jornadas de margen– y además todavía optan a una octava plaza que les daría el pasaporte al playoff. Razones suficientes para que cualquier tipo de relajación quede prohibida en el bando lagunero.

En los hombres de negro tres son los principales focos de atención. En el perímetro, Andrew Goudelock, que promedia 16,8 puntos en abril, mientras que en el juego interior la responsabilidad anotadora recae en Damien Inglis, que este mes acumula 14 tantos y 5 rebotes por duelo. La consistencia la aporta Ángel Delgado, máximo reboteador de la competición y que hoy tratará de hurgar en uno de los puntos débiles habituales de este Canarias, el rechace de su propio aro. El talón de Aquiles del dominicano, son los tiros libres, donde apenas lleva a un 36,1% (39/108) de efectividad. Detalle a tener en cuenta si el Lenovo quiere salir airoso de Miribilla.

Medio plantel con pasado bilbaíno


El de hoy es un partido con cierto significado especial para casi medio Lenovo Tenerife, y es que varios de sus integrantes tienen pasado deportivo en el cuadro vizcaíno. El más significativo, el técnico Txus Vidorreta, oriundo de la capital vizcaína. Sucede algo similar con Marce Huertas, Emir Sulejmanovic, Tobias Borg, Deki Todorovic y con Sergio Rodríguez, que en algún momento de su carrera ejercieron como locales en Miribilla. Precisamente el alero de Los Realejos habla de la dificultad que podría entrañar el duelo de hoy. «El Bilbao trata de competir siempre los 40 minutos; no se rinden nunca y les da igual cómo esté el marcador, ya que siempre intentan poner un nivel físico muy alto, y un ritmo de juego muy rápido, con transiciones muy verticales», apuntó el alero norteño sobre un estilo con el que el Canarias ya tuvo que lidiar en el duelo de la primera vuelta. «Tienen jugadores que están en un muy buen momento y debemos saber que en Miribilla es muy complicado ganar», añade Sergio, para el que es vital «estar centrados y preparados», para salir airosos de tierras vascas.

Compartir el artículo

stats