Tanto en la Liga Endesa como en la Champions, solo Gio Shermadini mejora sus números dentro de este Lenovo Tenerife 21/22. El base uruguayo protagonizó un arranque de curso espectacular y ahora, tras el parón forzado por el covid, pretende dar continuidad a esas prestaciones para ayudar al club aurinegro a pasar de ronda continental y meterse en la Copa del Rey.

Ganar el miércoles al Pinar Karsiyaka habrá sido quitarse un peso de encima y a la vez un impulso anímico...

Obviamente que el objetivo era ganar, algo que después de tantos días sin jugar no era nada fácil. Queríamos esa victoria para adelantarnos en la eliminatoria, pero sabemos que falta el segundo.

Aunque usted, en lo individual, no habrá acabado muy contento...

Bueno... Fue un partido con sensaciones mezcladas. Sobre todo por lo que pasó al final [sobre su descalificante], pero repito que lo importante para el equipo y para todos era ganar y lo hicimos. No fue nuestro partido más destacado y está claro que no nos sentimos en nuestro mejor nivel ni colectivo ni individual, pero estaba claro que eso podía pasar tras tanta inactividad. Tendremos que volver poco a poco.

Las dos técnicas fueron un visto y no visto...

Sí, sí. Ya sabemos un poco cómo va el tema del arbitraje en la Champions. Otra vez influyó mucho en el partido, y creo que fue para los dos lados, pero tenemos que acostumbrarnos, sabemos las reglas del juego y debemos seguir adelante. No me quiero detener en pensar mucho en eso.

Pero tampoco es la primera técnica que recibe por flopping. ¿Siempre busca el contacto y los colegiados no aprecian lo que deberían?

Hay situaciones en las que existe el contacto, por supuesto. Y es algo que quiero dejar claro porque se trata de contacto ilegal. Y situaciones así ocurrieron mucho en el partido del miércoles. Ya luego creo que mi descalificación es discutible. La primera técnica, que es por protestar, la verdad que no sé por qué fue, porque no llegué ni a hablar; fue bastante raro. Pero con todo esto yo no puedo hacer nada, y por eso prefiero centrarme en trabajar en otros aspectos.

¿Como fueron esas dos semanas en las que tuvieron que parar?

Fueron muchos días, sí. Y eso, en medio de una temporada es algo raro, porque no es solo no jugar sino tener que estar aislado del equipo y de los compañeros. Cada uno haciendo lo que podía por su cuenta. Por suerte tuvimos una semana para volver a sentirnos jugadores de basket; nos dio para jugar y competir a un buen nivel contra un equipo que venía bastante rodado, algo que podía notarse mucho.

Al margen de las sensaciones del partido del miércoles, ¿notaron la inactividad en los entrenos previos?

Sí. Dejar de competir se nota mucho en el físico, en los detalles, en la precisión, pero logramos recuperarlo poco a poco.

Parecía que en un primer momento usted escapó de contagiarse, pero al final prácticamente cayeron todos...

Sí, sí. Pensaba que había tenido suerte, pero no. Si hay que ver lo positivo de todo esto es que ya es un tema menos en el año, porque espero que no nos contagiemos más y podamos terminar la temporada sin más cambios en el calendario por nuestra situación.

Al margen del físico y del ritmo, quizá el mayor debe del equipo en estas últimas jornadas sea el porcentaje de acierto en el tiro de tres. En especial si se compara con las prestaciones del curso pasado. ¿Hay motivo para la preocupación?

No. Yo me preocuparía más si no estuviéramos encontrando lo tiros abiertos. Mientras sigamos produciendo tiros y los que hagamos sean buenos, los tiradores están ahí y las bolas comenzarán a entrar. Obviamente no estamos finos, pero mientras los tiros sean buenos, volverán pronto porcentajes mejores.

¿Hasta qué punto es fundamental, más allá de pasar la eliminatoria, que ganen el martes para evitar mayor acumulación de partidos?

Sería muy importante. Vamos a Turquía con la idea de ganar, cerrar la serie y ya pensar en el segunda fase de la Champions y en todo lo que se nos viene de ACB. No valoramos que se alargue la serie, pero también sabemos que resultará muy difícil porque vamos a una pista en la que la condición de local pesa mucho. Y además ellos son un buen equipo, con mucho talento, físicamente son notables y tienen jugadores con experiencia que saben disputar este tipo de partidos. Será un encuentro duro pero creo que ya nos sentiremos un poco mejor de ritmo y forma que el miércoles.

¿Es sano para los jugadores tantos partidos de aquí al final de mes?

Desde luego que no es lo ideal, porque tendremos que afrontar muchísimos partidos en muy poco tiempo y además con muchos viajes, lo que genera un desgaste muy grande. Pero debemos pensar que en el mundo no solo el baloncesto es lo que está dado la vuelta, por lo que habrá que adaptarse. Tenemos un equipo largo y jugadores suficientes para repartir los minutos y afrontar este mes complicado. Nos jugamos cosas importantes tanto en la ACB como en la Champions por lo que necesitaremos de todos.

¿Cree que se jugará la totalidad de las 17 jornadas de ACB antes del día 30?

Es una buena pregunta. Ya hay bastantes equipos que han pasado la enfermedad y eso ayuda. A día de hoy se siguen suspendiendo partidos y la situación no está nada clara. Ojalá que sí por todos; para que se pueda continuar con la temporada, que no haya contratiempos, que los equipos tengamos partidos con descansos razonables...

En su caso se podría añadir de nuevo la Ventana FIBA y quizá la Copa del Rey...

La Copa espero que sí. Es un objetivo de este equipo en todos estos últimos años, y aunque esta temporada la clasificación está muy igualada en la zona media, tenemos opciones reales de meternos y vamos a intentarlo. Quiero jugar otra Copa con el equipo. Sobre la Ventana todavía no he pensado, y ahora mismo desconozco cuál es la situación, aunque me da que con las complicaciones que se están sucediendo en América será complicado que se dispute. Ya se verá cuando llegue el momento.

¿Ha hecho cuentas de lo que necesita el Lenovo para clasificarse para la Copa?

Claro que hacemos cuentas como las hace todo el mundo. Pero al haber tantos cruces directos entre los equipos involucrados y siendo muchísimas las combinaciones, no hay mucho que pensar, solo que debemos ganar nosotros. Tenemos claro que el objetivo es ganar los tres partidos que nos quedan, y si no se puede, sacar la mayor cantidad posible, aunque sabemos que con solo una victoria es difícil. Iremos a cada partido como su fuera una final.

Hay tres frentes abiertos, ACB, Copa y BCL. ¿Habría que priorizar algo en caso de que la situación se complique?

Ufff... No sé qué es lo que sería priorizar. Nunca jugamos ningún partido, ni a media máquina, ni rotando los jugadores, ni descansando gente. Creo que es una posibilidad que no la contemplamos, por lo que iremos a por todas en la Champions, buscar la Copa y seguir con la Liga. No creo que se tenga que elegir.

Tiene contrato por otras dos temporadas. Pero su gran inicio de temporada, entre otros aspectos, puede haberle puesto en el escaparate...

Estoy muy contento en el equipo y en la Isla. Mi cabeza está en Tenerife al menos unos años más.