Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Baloncesto | CB Canarias

El Lenovo Tenerife ya conoce parte de su particular cuesta de enero

El cuadro de Txus Vidorreta se podría ver obligado a jugar siete partidos en solo 19 días l> Son fijos cuatro en apenas una semana

Guerra trata de taponar a Sastre en el entrenamiento de ayer. | | E. COBOS (CBC)

La ACB se sobrepone a otro brote de covid –esta vez en el UCAM Murcia– encaja la mayor parte del puzle, y, por extensión, el Lenovo Tenerife ya sabe a qué atenerse en lo que le queda de mes de enero. Una hoja de ruta recalculada una vez más y que podría llevar al conjunto lagunero a disputar un total de nueve partidos en apenas 19 días, los que van de mañana miércoles al domingo día 30. El –ya más que presumible– aplazamiento de su choque contra el UCAM Murcia –ayer confirmó la existencia de un total de cinco positivos en su plantilla–, previsto inicialmente para este domingo 16, obliga a los laguneros a condensar todavía más sus esfuerzos.

Tras verse obligada a suspender dos nuevos encuentros la Asociación de Clubes de Baloncesto hizo pública ayer la reordenación del calendario con el fin de que el propósito acordado en la ultima Asamblea llegue a buen puerto. Así, el ente presidido por Antonio Martín ha logrado encajar –al menos de forma teórica– todos los encuentros que restan por disputarse de la primera vuelta (un total de 17) con el objetivo de que la clasificación para la Copa del Rey se determine de forma tradicional, esto es, dando prioridad al número de victorias alcanzadas en el ecuador de la fase regular.

Esta particular cuesta de enero de los canaristas puede alcanzar los nueve encuentros entre mañana y el día 30, y a su vez dividirse en dos bloques. Todo en función de lo que sean capaces de hacer los de Vidorreta en su play in de la Basketball Champions League frente al Pinar Karsiyaka. Un cruce que los isleños estrenan en el Santiago Martín este miércoles después de 22 días de inactividad. La siguiente parada será el martes 18 en suelo otomano para disputar el segundo choque de esta eliminatoria. Si los aurinegros solventan a favor, y por la vía rápida, este duelo, se les abriría una ventana de cinco días de descanso. Pero en caso de tener que recurrir al choque definitivo –a jugar de nuevo en el Santiago Martín–, los laguneros tendrían que encajarlo entre el 20 y el 21 de enero.

Y es que la ACB ha recolocado el choque contra el Murcia para el domingo 23. Desde suelo pimentonero, y si se han metido en el Round of 16, los canaristas tendrían que viajar a Hungría, donde el 25 se medirían al Falco Szombathely. Sin apenas respiro y con otro desplazamiento de por medio, los laguneros visitarán al Burgos. El cuarto encuentro del Lenovo en apenas ocho días (el domingo 30) sería contra el Valencia en el Santiago Martín, en un duelo que cambia de orden y sustituye al inicialmente previsto entre ambos equipos y perteneciente a la jornada 20. Choque, seguramente ya con la lengua fuera –el del Valencia sería el sexto en este tramo–, que puede ser clave para la clasificación a la Copa del Rey.

Por otro lado, queda aún pendiente de nueva fecha el partido de la jornada 18 entre el Lenovo Tenerife y el Coosur Real Betis, aplazado en su momento. Por último, el Lenovo Tenerife-Fuenlabrada que iba a celebrarse el sábado 22 de enero, correspondiente a la jornada 19, se jugará entre el 12 y 14 de abril con fecha y hora aún por confirmar.

Sergio Rodríguez afirmó ayer que una primera victoria en casa, mañana contra el Pinar Karsiyaka, le daría «cierta tranquilidad» al Lenovo Tenerife, después de tres semanas sin competición. El cuadro lagunera regresa a las pistas con el play in de la Champions, en el que se medirá al Pinar Karsiyaka al mejor de tres encuentros. Rodríguez ha indicado que será «complicado» y el equipo lagunero «tendrá que ser muy competitivo» para paliar los efectos de haber realizado un parón tan largo. «Esperamos estar preparados y mentalizados para sacar adelante este primer partido, ser competitivos los mayores minutos posibles y equiparar el nivel físico de los equipos de esta liga», señaló el realejero. «Hemos tenido un tiempo razonable para coger el tono físico y el ritmo», ha explicado Rodríguez, que cree que la ausencia de competición ha servido para estar centrados en la recuperación.

El objetivo del grupo en esta eliminatoria es asegurar el primer encuentro para poder visitar Turquía con confianza y evitar la disputa de un tercer partido.

Sergio: «Ganar daría tranquilidad»

Compartir el artículo

stats