Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Liga Endesa

El Lenovo da esquinazo al virus

El conjunto lagunero comunica que los 12 integrantes de su plantilla afectados por el covid han superado la enfermedad, por lo que regresa a los entrenamientos para preparar su partido del sábado

Gio Shermadini trata de atrapar un rebote en el partido ante el Barça.

Carpetazo al covid aurinegro. Como si de un trámite obligado se tratara, la plantilla del Lenovo Tenerife ha superado, prácticamente de golpe, un brote de coronavirus, un afección que va camino de convertirse en un mal que afecta a la mayoría de los clubes deportivos, en su caso a los participantes en la Liga Endesa. Así lo comunicó este miércoles la entidad aurinegra, que vuelve a ser apta para regresar a los entrenamientos y, por extensión, poder volver a la competición oficial, tras haber dado negativo en sus últimas pruebas PCR.

Según el conjunto lagunero han sido 17 los afectados por el covid, de los que 12 fueron jugadores y otros cinco miembros del staff técnico. Eso supone que prácticamente la totalidad de los 21 integrantes que formaban parte de la expedición canarista que realizó el doble desplazamiento de seis días a Madrid e Italia para medirse al Fuenlabrada y al Dinamo Sassari -donde supuestamente se produjo el contagio- quedaron afectados por el virus.

Salvo algunos casos excepcionales, como los de Salin, Fitipaldo y Smith (que sí se ejercitaron de manera individual en los primeros días), el grueso del conjunto aurinegro ha estado parado de manera forzosa desde el pasado martes 21 de diciembre, momento en el que el Lenovo Tenerife se midió al Sassari.

Ahora, dos semanas después, y una vez superado el brote, tal y como reafirmaron los test PCR a los que fueron sometidos los afectados en las últimas horas, el cuadro tinerfeño regresa a la acción. Lo hará este miércoles con su primer entrenamiento colectivo previo a la visita al San Pablo Burgos, prevista para este sábado por la tarde. Un duelo en el que los isleños se juegan buena parte de sus opciones de estar en la Copa del Rey.

Más allá de las consecuencias que puede haber causado este nuevo parón (ya quedó tocado el Canarias tras la Ventana FIBA), el cuadro de Txus Vidorreta ha visto como este brote no ha tenido grandes consecuencias en su calendario particular. Básicamente porque también en este periodo se han aplazado prácticamente todos los partidos que le incumbían de manera directa o indirecta.

Los laguneros tuvieron que posponer su duelo contra el Valencia, previsto para el pasado 29 de diciembre, si bien otros cuatro choques de la decimoquinta jornada también fueron aplazados. Igualmente tenía compromiso el Canarias este pasado domingo 2, en la visita al Murcia, aunque toda la decimoséptima jornada quedó sin jugarse en la fecha prevista.

Además, bien este miércoles o el jueves 6 los isleños debían haber iniciado su play in de clasificación para el Round of 16 de la Basketball Champions League. Pero dicha eliminatoria está todavía por definir porque los canaristas no conocen su rival. La razón, el brote que afectó al Manresa y que obligó a la suspensión de su enfrentamiento de la fase de grupos ante el Hapoel Jerusalem, posible adversario (el otro es el Pinar Karsiyaka) de los aurinegros.

Ahora, con el covid 19 ya superado, el Canarias podrá ponerse nuevamente en marcha para afrontar lo que será un mes de enero sumamente exigente.

Compartir el artículo

stats