Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Liga Endesa

Un derbi para ponerse el traje de gala

En un duelo marcado por la solidaridad, el Lenovo Tenerife quiere derrotar al Gran Canaria para consolidarse en la tercera plaza y dar un paso casi definitivo hacia la Copa del Rey | El club claretiano, con varias dudas en su plantilla

Una jugada de un partido anterior del Lenovo Tenerife

Pocos ingredientes más de los que se congregarán hoy en el Santiago Martín se le podrían pedir a un derbi regional de baloncesto. Tercero y cuarto en la considerada mejor liga de Europa, notables rachas positivas actuales, un triunfo que daría medio billete para la Copa, unas gradas en ebullición tras quedarse huérfanas de afición en el último duelo canario y, como añadido, el carácter solidario de un encuentro que servirá para volcarse con los afectados por el volcán de La Palma. Así se condimentará, al menos a priori, el duelo de esta tarde entre el Lenovo Tenerife y el Gran Canaria. Un choque siempre especial y que esta vez será de auténtico primer nivel. Tanto, que para acudir a él bien podría exigirse traje de gala.

Tiene la ocasión el Lenovo Tenerife de mantener esa hegemonía regional de la que puede presumir en los últimos cursos –ha vencido a los claretianos en seis de sus siete duelos más cercanos en el tiempo– frente a un Gran Canaria que, lejos de asumir un papel secundario, parece vivir sus mejores momentos desde la llegada al banquillo de Porfi Fisac. A tenor de lo que han venido mostrando los amarillos en sus partidos más recientes, al Canarias hoy seguramente no le valdría con uno de sus habituales arreones, ya sea de esos a los que se ha acostumbrado en los inicios de encuentro (31-12 al Andorra y 12-30 hace una semana en su visita al Real Betis), o a los que también ha recurrido en los epílogos cuando más feas se le han puesto las cosas.

Ficha Lenovo Tenerife - CB Gran Canaria

Necesitan hoy los de Vidorreta un partido casi redondo. Sin fisuras ni intermitencias. Con una pareja de bases solvente (con Fitipaldo asumiendo mucha anotación y Huertas tirando de galones en los momentos comprometidos), con un perímetro eficiente (Salin y Wiltjer deben aportar desde el perímetro) y un juego interior valiente e inteligente para hacer frente al físico de Khalifa Diop y los centímetros de Pustovyi. Eso en ataque, pero es que en la parcela defensiva los aurinegros afrontan un examen de elevado nivel. Aquel que entraña el tratar de atar en corto a jugadores como Ennis y Slaughter, por momentos imparables cuando entran en estado de trance o del que igualmente hacen gala en esos instantes en los que más quema la bola.

El de hoy también es un día ideal –y necesario– para que el Lenovo Tenerife dé por fin con esa fluidez que viene requiriendo su técnico. Tanto para acercarse a la versión superlativa del pasado curso, como para poder hacer su rotación más larga y no sobrecargar de minutos a sus primeros espadas. Y ahí todo apunta a un jugador: Aaron Doornekamp. El canadiense parece destinado a repetir sus notables prestaciones defensivas y reboteadoras (promedia 6,5 capturas en los dos últimos duelos) para tratar de minimizar el daño que pudieran hacer, en el tres o en el cuatro, dos de los hombres más discretos pero a la vez más efectivos del Granca: John Shurna y Miquel Salvó. Pero es que además, al Lenovo le vendría de perlas el reencuentro con el Doornekamp como amenaza exterior, toda vez que este curso sus porcentajes en el triple distan mucho de lo que en él es habitual: 9/35.

Un ejercicio de entrega máximo el que requerirá hoy el cuadro lagunero. El mismo que necesitaría como si midiera a uno de los grandes conjuntos de esta Liga Endesa. Un cartel, que por merecimientos propios, se ha ganado este Gran Canaria, pese a que llegue a Tenerife con las dudas de Stevic y Brussino, ambos saliendo del covid. Una etiqueta que hará de el de esta tarde, un choque de auténtico lujo.

El peligro puede venir desde las alturas

Con Andrew Albicy prácticamente descartados por culpa de una rotura de fibras, todo apunta a que tanto por Dylan Ennis como por AJ Slaughter pasarán muchos de los ataques del Granca. Entre ambos promedian en ACB casi 24 puntos, una cifra que bien haría hoy el Canarias en disminuir. Sin embargo, el cuadro aurinegro debe tener apuntado en rojo lo que viene haciendo su oponente de hoy en el juego interior. Con Artem Pustovyi –más valorado de su equipo con 11.3 de media– como clara referencia interior, Khalifa Diop ha terminado de destaparse como una promesa de garantías. Son precisamente el ucraniano y el senegalés los principales responsables de que el cuadro claretiano sea de los mejores conjuntos de la liga en varios de los apartados estadísticos que se resuelven cerca de la canasta. Los de Fisac capturan 34 rebotes frente a los 31 de los canaristas, ponen 3,5 tapones por partido (1,9 de los aurinegros) y solo dos equipos hacen más mates que ellos: 3,2 por duelo. De la aportación de Guerra y del paso al frente de Shermadini también tendrá mucho que ver el resultado final del derbi.

Compartir el artículo

stats