Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Liga Endesa | La semana del derbi regional

Una pareja muy compatible

Vidorreta ha logrado que Huertas y Fitipaldo coincidan, con éxito, en la pista

Fitipaldo y Huertas se abrazan tras una de las victorias del Lenovo. E. Cobos (ACB Photo)

Huertas y Fitipaldo se han convertido en una de las parejas más fiables de la ACB. Tanto cuando juegan por separado como cuando coinciden en el campo

«Es que el equipo funciona». De esta manera tan sencilla y la vez contundente explicaba Txus Vidorreta el por qué sigue simultaneando en cancha a sus dos bases puros, Marcelinho Huertas y Bruno Fitipaldo. Una dualidad no muy común en la mayoría de los equipos de esta Liga Endesa, pero de la que ya viene tirando el Lenovo Tenerife desde el pasado ejercicio. Una alternativa de juego que dio ya notables réditos la campaña pasada y que va camino de ser tanto o más efectiva en el presente ejercicio 21/22.

La llegada a la escuadra canarista este verano de Joan Sastre parecía resolver un problema generado en septiembre de 2020 con la grave lesión de Dejan Todorovic. Así, entre el balear, la fiabilidad de Sasu Salin y la incorporación paulatina del citado jugador serbio una vez estuviera recuperado de su dolencia en la articulación inferior izquierda daban garantías plenos al puesto de escolta en el Lenovo Tenerife 21/22. Sin embargo, un acoplamiento más lento de lo deseado de Sastre y la intermitencia de Salin en algunos encuentros ha llevado a Vidorreta a tirar un plan tan alternativo como seguro: hacer coincidir a sus dos bases en la pista.

Lejos de perder pegada ante la teórica escasez de centímetros en el perímetro, el preparador del cuadro lagunero ha dado con una fórmula que aúna varias características. En especial cuando más quema la bola. Y es que tanto Huertas como Fitipaldo van sobrados de temple en los finales apretados, a lo que unen una gran solvencia cuando les toca ir a la línea del tiro libre en momentos en los que generalmente el rival ya anda metido en bonus. Ahí, en el 4,60, Marcelinho lleva moviéndose por encima del 90 por ciento de acierto en los tres últimos cursos, mientras que Bruno ha acertado esta temporada en 33 de las 35 ocasiones en las que ha ido a la línea. Clarividencia y decisión del paulista, y punch defensivo y clara amenaza desde el perímetro las del uruguayo. En 10 encuentros que se llevan disputados de la Liga Endesa 21/22 los dos han coincidido en más de 80 minutos en lo que ya es una sociedad muy bien avenida. Durante ese periodo, el +/- alcanza el +36. Cuando Fitipaldo lo hace como único base su guarismo acumulado es de +28, mientras que el brasileño se queda en -30.

La confianza de Vidorreta en esta dupla es tal que incluso ambos salieron en el cinco inicial en el duelo contra el Real Madrid. Seguramente para evitar una primera rotación en la que Huertas se sintiera acogotado por Taylor o Hanga. Los dos encuentros en los que menos se ha dado esta coincidencia han sido frente al Zaragoza y el Baskonia. En ambos casos la citada dualidad no alcanzó los dos minutos. El primero a causa de la gran diferencia en el marcador (90-65), lo que permitió al técnico vasco dar más presencia a toda su rotación; en el Buesa Arena, por su parte, el bajón se explica por la gran capacidad física de los jugadores baskonistas.

La producción por separado, ya de por sí, suele ser superlativa. Fitipaldo arrancó a lo grande la temporada y pese a algunos altibajos mantiene un tono sobresaliente, tal y como demostró el pasado domingo contra el Betis, cuando alcanzó los 29 créditos de valoración. Mientras, Huertas ha ido recuperando poco a poco sus mejores sensaciones y ya ha sido decisivo en los instantes más comprometidos de los choques más recientes. «Cuando está uno o el otro en cancha no creo que realmente cambie mucho nuestro baloncesto, ya que tratamos de jugar más o menos a lo mismo», explica el de Montevideo. «Obviamente me gustaría ser Marcelinho Huertas, pero no creo que tácticamente haya grandes diferencias cuando juegue uno o el otro», añade entre risas.

Esas prestaciones ya reseñables por separado se mantienen e incluso se solidifican cuando los dos directores de juego canaristas juegan a la vez. «Nos sentimos cómodos, sí, porque los dos podemos subir el balón», reconoce Marce sobre una polivalencia en la que coincide su compañero de puesto. «Cuando jugamos juntos nos turnamos bastante las posiciones; no son fijas ya que tenemos libertad para hacerlo», reconoce en este sentido Bruno. Aun así, el uruguayo considera que hay una cierta tendencia marcada en estas labores. «Creo que por nuestras características yo hago más de dos y Marce más de uno porque él es más creador y yo más finalizador, pero, repito, realmente nos venimos turnando bastante en los últimos partidos».

Al margen de producir de manera directa, con Huertas y Fitipaldo coincidiendo en cancha, aumentan las opciones de distribución. «Cuando compartimos la cancha tratamos de darle más dinamismo al juego de ataque del equipo, ya que con dos jugadores de pick and roll podamos crear más juego para todos los compañeros», explica Bruno en este sentido. «Así es, nuestro juego está muy basado en el pick and roll, por lo que tenemos muchas situaciones en las posiciones de uno y de dos», reitera Huertas.

Eso, cuando el equipo canarista ya piensa en finalizar. Antes también existen ventajas. «Jugar los dos nos permite descargar mucho, sobre todo en los finales de partido y ante rivales que presionan mucho en toda la cancha. Contar con dos manejadores que puedan subir bien la pelota hace que al otro equipo le sea más complicado de defender. Creo que tanto a mí, como a Bruno y a Txus nos da tranquilidad tener al otro compañero al lado y saber que se moverá bien el balón y habrá fluidez», añade Marcelinho. En breve el Canarias recuperará a Todorovic, por lo que el catálogo de alternativas tácticas se ampliará para Vidorreta, y lo más lógico es que se vea algo menos en cancha a lo dos bases a la vez. Sin embargo, cuando surja cualquier urgencia, el preparador bilbaíno ya sabe de quién tirar.

Compartir el artículo

stats