Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Intento de redención en Santiago

Después de dos derrotas seguidas el Lenovo pretende volver, en su visita al Obradoiro, a la senda de las victorias para recuperar sensaciones positivas y consolidarse en zona de Copa del Rey | Cerrar el rebote defensivo, clave

Intento de redención en Santiago CB Canarias

No está muy acostumbrado este Lenovo Tenerife, al menos en los últimos tiempos, a encadenar dos derrotas. Tropiezos de cierta relevancia al producirse contra rivales directos dentro de las competiciones en las que se encuentra inmerso, e incluso con una importancia de mayor peso a tenor de las sensaciones ofrecidas por los de Txus Vidorreta: un epílogo para olvidar contra la Penya, y un duelo en el que hizo aguas casi de inicio a fin frente al MHP Riesen alemán. Situación extraña y ciertos síntomas de preocupación que el cuadro canarista puede ahuyentar hoy de golpe con una victoria en su visita al Fontes do Sar, donde se medirá al Monbus Obradoiro.

El de esta tarde debe ser para el conjunto lagunero un intento de redención. Básicamente consigo mismo y con un estilo de juego que no termina de alcanzar la regularidad y continuidad esperadas. Un paso al frente para tratar de sumar la quinta victoria liguera con la que, además, los tinerfeños se consolidarían en la zona que da derecho a disputar la Copa del Rey, el primer gran objetivo aurinegro del curso. El escenario y el rival, al menos antecedentes en mano, se antojan favorables para el Lenovo Tenerife. Acumula seis triunfos seguidos contra los santiagueses y solo ha cedido en uno de sus 13 duelos directos más recientes (el balance global es 14-3), aquel celebrado el 19 de noviembre de 2017 (75-64) y que supuso el último desliz canarista en el Fontes do Sar, donde ha salido airoso en sus cuatro comparecencias más frescas.

Pero para dar continuidad a unas estadísticas casi abrumadoras contra el conjunto gallego, este Lenovo debe mejorar, imperiosamente, algunos aspectos que a la postre le han costado varias de las derrotas sufridas en lo que va de curso. La primera de estas facetas es la puesta en escena, factor que en su versión más deficiente acabó lastrando a los isleños en sus duelos frente al Breogán (25-14) y más recientemente ante el Joventut (11-21) y contra el Riesen (31-19 y 43-28). Un arranque ya torcido que mucho tiene que ver con el mayor deseo del rival y que, de manera paralela, también ha puesto en desventaja a los de Vidorreta en otro apartado de la estadística: el rebote. Y es que en las cuatro derrotas entre ACB y BCL sufridas durante este ejercicio, el Canarias siempre ha cedido en la lucha de los tableros.

Ya el Breogán fue superior bajo el aro que los isleños (39-33), pugna que también se adjudicó el Real Madrid (35-30) y hace apenas una semana el Joventut (36-31). La inferioridad más alarmante llegó el miércoles, no por la diferencia directa (43-37), sino por el daño que eso supuso para los insulares: nada menos que 19 capturas en su aro concedieron los de Vidorreta, regalos que el Riesen tradujo en 28 puntos de segunda acción. Más de una tercera parte de sus 80 tantos.

Hoy, el Lenovo debe ir ya advertido de la necesidad de subsanar esa vía de agua, toda vez que en las siete primeras jornadas de la Liga Endesa el Obra rebaña 12 capturas en aro ajeno, el cuarto mejor registro de la competición. Trabajo extra, principalmente, para Guerra y Gamble, que tras verse muy incómodos ante el Riesen, hoy deberán redoblar esfuerzos para que Birutis, Elleson y compañía no hurguen en la herida. En los gallegos la gran incógnita en Braydon Hobbs.

Compartir el artículo

stats