Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Basketball Champions League | 2ª Jornada

El liderato del Lenovo pasa por no fallar en casa

El conjunto lagunero recibe este miércoles al Dinamo Sassari (19:30) con la intención de mantener intactas sus opciones de acabar primero de grupo

Wiltjer saluda a sus compañeros en la presentación del partido ante el Prometey. BCL

No se detiene la competición para el Lenovo Tenerife. Por segunda semana consecutiva el cuadro tinerfeño tiene que dividir fuerzas entre la Liga Endesa y la Basketball Champions League. Con un balance positivo de 3-2 en la competición nacional tras su victoria frente al Casademont Zaragoza, este miércoles el cuadro de Txus Vidorreta pretende allanar su camino hacia la segunda fase del torneo continental. Un pasaporte de una sola página –únicamente se clasifica de forma directa el ganador de cada grupo– al que los aurinegros pretenden opositar con firmeza derrotando a un viejo conocido, el Dinamo Sassari. Un segundo triunfo –tras vencer a domicilio hace una semana al Prometey– haría que el propio cuadro lagunero y el Riesen alemán acumulen un gran número de papeletas para ser los grandes candidatos a ese liderato final.

El Lenovo parece haber superado el luto por una baja, la de Shermadini, que se podría prolongar durante casi dos meses. Un trauma ya menor en base a dos aspectos fundamentales. El primero, y quizá más inesperado, el impacto inmediato que ha tenido Julian Gamble, que aún sin haber alcanzado su mejor forma ni terminar de cogerle el tranquillo al exigente entramado técnico de su nuevo técnico, sí viene aportando sus primeros encuentros como aurinegro por encima de lo que muchos podrían haber esperado.

El segundo de los factores que invita al optimismo –y quizá más relevante– es la identidad del juego canarista. Aquella que en los duelos iniciales de la campaña apenas se vio de forma esporádica, pero que sin embargo brotó de forma incontenible el sábado ante el Zaragoza. Y es que en su último duelo liguero los aurinegros sacaron a relucir buena parte de las señas que le condujeron, hace apenas unos meses, a una temporada histórica: la intensidad en su lado de la cancha, y la fluidez de balón delante para acabar con claras situaciones de tiro (cerca y lejos del aro) y, por consiguiente, un elevado número de asistencias: 26. El paso al frente de Fran Guerra para asumir galones ante la ausencia de Shermadini, la explosión anotadora de Kyle Wiltjer y un rendimiento al alza de Joan Sastre son otras razones de cierto peso dentro de la mejora de los tinerfeños.

Delante tendrán los aurinegros a un rival bipolar en sus enfrentamientos directos del pasado ejercicio. Los sardos fueron capaces de vencer en su cancha a un desconocido Canarias por 92-72 –más tarde Vidorreta reconocería que él y su equipo estuvieron muy intranquilos a causa de las nulas medidas de seguridad ante la pandemia tomadas por su rival–, para luego sucumbir en el Santiago Martín de una manera aplastante: 115-85. De aquel equipo se mantienen siete jugadores, pero se han marchado varias piezas con un significativo peso específico. Son los casos de su técnico Gianmarco Pozzecco, el base Marco Spisu –que este curso no pasó el reconocimiento médico con el Baskonia–, el ala pívot Justin Tillman –21 puntos en el choque de Cerdeña–, y el center Miros Bilan –ahora en el Prometey, rival canarista la semana pasada–. Las llegadas del veterano David Logan y de Anthony Clemmons (ambos con muchos puntos desde el exterior) equilibran un tanto estas marchas en un equipo que perdió de forma clara en la primera jornada (84-71 en la cancha del Riesen), pero que hasta la fecha ha ganado dos de sus tres encuentros en la Lega.

Guerra: «Ellos corren bien el campo»

Bastante discreto en los encuentros inmediatamente posteriores a la lesión de Gio Shermadini, Fran Guerra dio este pasado sábado un paso al frente en lo que debe ser su aportación al Lenovo sin el georgiano. El poste grancanario parece tener clara la trascendencia del duelo de esta tarde. «Es un partido muy importante porque jugamos en casa, y porque con el nuevo formato debemos ganar todos los encuentros que disputemos en casa. Al final es un factor clave para llegar bien a la fase final», expresó el jugador isleño sobre la conveniencia de ser primero de grupo al término de esta primera fase. A la hora de hablar sobre el Dinamo Sassari, Guerra lo califica como «un equipo diferente al del año pasado, ya que han cambiado de técnico, y varios jugadores» y destaca entre sus virtudes que «corren bien el campo» a la vez que «tienen un buen director de juego, que es Clemmons; y un buen tirador, que es David Logan». Tampoco se olvidó el interior canarista de que los sardos «juegan muy bien en el poste bajo tanto con los tres como con los cuatros». Con todo ello, para Guerra es «clave respetar el plan de partido que nos va a dar el entrenador para poder sacarlo adelante», a la vez que realzó «la importancia de que la afición vuelva a apoyar al equipo».

Compartir el artículo

stats