Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Txus no se casa con un quinteto

Solo en los encuentros ante el Unicaja y el Bilbao el técnico del Lenovo ha dispuesto de entrada a los mismos cinco hombres l Hasta 10 jugadores han salido ya de inicio

Fitipaldo penetra ante Vila en el partido del sábado. María Pisaca

Al contrario que lo sucedido en el pasado ejercicio, en el que durante muchos encuentros resultaba previsible aventurar los cinco hombres que saldrían de inicio en los partidos del Lenovo Tenerife, la película de este curso en ese sentido parece variar un tanto. Y es que Txus Vidorreta se ha encontrado con la necesidad de sortear varios inconvenientes que le han llevado a no tener aún un quinteto inicial fijo. Una variación que si bien se podría entender como ausencia de la estabilidad necesaria, se puede convertir también en un abanico más amplio de recursos en su plantilla, en especial en lo que a la segunda unidad se refiere. Solo en dos partidos (Unicaja y Bilbao) se repitió la misma combinación: Fitipaldo, Salin, Doornekamp, Wiltjer y Shermadini.

Bruno Fitipaldo es, hasta la fecha, el único jugador del Lenovo que ha salido de entrada en los siete partidos oficiales disputados por el cuadro lagunero. Un estatus ya usado el pasado curso por el técnico bilbaíno y que se ha acentuado en este arranque tanto por el gran momento de forma del uruguayo como por las prestaciones de un Marce Huertas que todavía no termina de ofrecer su versión de estos dos pasados ejercicios. El de Sao Paulo sólo ha salido de inicio en la visita liguera al Real Madrid, cuando Vidorreta sorprendió con una disposición –la de simultanear en cancha a sus dos bases– muy habitual durante los encuentros pero no así de inicio.

El siguiente fijo en la lista es Aaron Doornekamp, que precisamente por el citado reajuste de fichas arrancó el duelo del WiZink Center desde el banco. Ha sido su única ausencia por el momento. Ese hueco en el tres lo ocupó aquel día Joan Sastre, que tampoco termina de hacerse fuerte de entrada en la posición de escolta, donde acumula otras dos titularidades. Ahí es Salin, gracias a su gran momento de forma, el que más presencia ha tenido como el dos titular: cuatro veces.

Dentro de la zona las alternancias también han sido casi obligadas. En el cuatro Emir Sulejmanovic (en el cinco inicial en cuatro ocasiones) se ha hecho fuerte ante la llegada tardía de un Kyle Wiltjer (tres) algo irregular pero que con su actuación del sábado ha opositado firmemente para empezar a llevar esos galones. Ya en la posición de cinco, y teniendo como argumentos lo sucedido el pasado curso y lo visto en pretemporada, Fran Guerra también ganaba enteros para ser el protagonista del salto inicial. Lo hizo en los partidos de Breogán y Real Madrid, este segundo ya con Shermadini (tres veces de entrada) fuera de combate por su lesión. Sin embargo, el impacto inmediato de Julian Gamble ha permitido al norteamericano ser titular en los duelos frente al Prometey y el Zaragoza. Ha sido el décimo jugador canarista en hacerlo en solo siete encuentros.

Fran Guerra, el de mayor ‘fiabilidad’

Pese a que no logra alcanzar los guarismos y la sensación de contundencia que dejó en numerosos partidos del pasado curso, Fran Guerra es por ahora el jugador más fiable del Lenovo Tenerife en lo que llevamos de Liga Endesa. Así, el grancanario no ha acabado hasta ahora en negativo en el +/- en ninguno de los cinco encuentros de los canaristas en la competición nacional. Su media, +8,6, muy por encima de cualquiera de sus otros compañeros. Solo en el partido frente al Real Madrid no estuvo en positivo, al acabar con cero. El pívot isleño promedia hasta la fecha 6,6 puntos y cuatro rebotes en algo más de 16 minutos de media. Si bien sigue siendo un seguro cerca del aro (13/19 en lanzamientos de dos), el interior de Las Palmas ha bajado un tanto su fiabilidad desde el tiro libre: 7/14.

Compartir el artículo

stats