Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Joan Sastre: El currante discreto

El escolta Joan Sastre no es amigo de «salir en la prensa por anotar 20 puntos»

Joan Sastre, con el nuevo uniforme del Lenovo Tenerife.

Joan Sastre, con el nuevo uniforme del Lenovo Tenerife.

Joan Sastre Morro (Inca, 10/12/91) se ajusta a la perfección a la definición de jugador de equipo. Lo suyo es sumar por el bien del colectivo. El brillo individual es lo de menos para este escolta de 2,01. Así ha ido dando forma a una trayectoria de doce temporadas en ACB que derivó este verano hacia su fichaje por el Lenovo Tenerife. El pasado domingo debutó con el CB Canarias en un partido oficial, en las semifinales de la Supercopa. Fue titular, jugó 21 minutos, anotó dos puntos, capturó un par de rebotes... El sábado que viene estará en el Pazo Provincial dos Deportes de Lugo (17:00) para añadir otro debut, en este caso, en la Liga Endesa como aurinegro. Lo hará siendo fiel a su manera de entender el baloncesto, su profesión. «No soy un jugador al que le guste salir en la prensa por anotar 20 puntos; prefiero el trabajo que no se ve tanto y que, al fin y al cabo, ayuda a lograr objetivos. Es lo que hice en los demás equipos de mi carrera y aquí espero hacer lo mismo». Sastre, un currante discreto.

Trasladada a los números, su trayectoria de 325 partidos en ACB, con los uniformes de Cajasol, CAI Zaragoza y, en las últimas campañas, Valencia, se resume con una media de 17:55 minutos, 5,9 puntos, 2 rebotes, 1,3 asistencias por partido... 6 de valoración.

Txus Vidorreta, técnico del Lenovo Tenerife, fue testigo directo del necesario y silencioso trabajo de Joan. Fue su entrenador en el Valencia Basket en la temporada 2017/2018. El reencuentro representa toda una ventaja para el jugador. «Es el primero que me lo ha explicado todo y me ha ayudado a adaptarme», apunta Sastre, a quien le queda coger «más rodaje» en la compenetración con sus compañeros y tener «más ritmo».

«Me adapto a lo que necesita el grupo y a lo que me pide el entrenador»

Joan Sastre - Jugador del Lenovo Tenerife

decoration

Joan tiene claro cuál es su papel. «Me adapto a lo que necesita el grupo y a lo que me pide el entrenador», apunta definiéndose como un jugador «polivalente» que procura «ayudar» en todas las facetas. «Si hay que defender, se hace; y si hay que aportar en ataque, intento ser más agresivo». En esta segunda función, uno de los movimientos que mejor maneja es el pick and roll. «Me gusta y me lo pide Txus», confiesa al inquero. «Casi siempre lo hacen Marce (Huertas) y Bruno (Fitipaldo), pero me siento cómodo también y tanto con Gio (Shermadini) como con Fran (Guerra) es fácil realizarlo, porque hay buenas conexiones y nos vamos entendiendo».

En el plano colectivo, Sastre se ha encontrado a un Lenovo Tenerife que tiene la «suerte» de mantener gran parte de la plantilla que terminó la pasada edición de la Liga Endesa en el tercer puesto. «Estamos en un buen momento y con ganas de empezar», asegura dejando un margen para el crecimiento grupal, ya que «siempre se puede mejorar en todo, nunca lo haces todo perfecto». Por lo pronto, detecta un «nivel decente» en todas las fases del juego, aunque reconoce que para sacar adelante partidos como el del pasado sábado, ante el Real Madrid, es imprescindible «estar a un 8 o un 9 en todos los aspectos». Todo a su tiempo. Joan se muestra convencido de que el Canarias «llegará a ese nivel». La receta que aplica en base a su «experiencia» incluye una dosis necesaria de humildad. «Hay que respetar a todos los rivales, lo tengo grabado a fuego».

Compartir el artículo

stats