Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La ambición y el trabajo de equipo, los secretos de Marce

El base, «muy contento y orgulloso» de ganar por segundo año consecutivo el galardón de Mejor Latinoamericano de la ACB

Huertas, este miércoles tras recibir su premio como Mejor Jugador Latinoamericano de la ACB 20/21. CARSTEN W. LAURITSEN

Ambición y trabajo colectivo. Estos fueron dos de los denominadores comunes en el discurso de Marcelinho Huertas tras recibir este miércoles, y por segundo año consecutivo, el galardón de Mejor Latinoamericano de la Liga Endesa. Un trofeo entregado por el máximo responsable de Deportes de la Agencia Efe, estamento que auspicia el trofeo en cuestión y que el brasileño del Lenovo ganó esta vez con una ventaja incontestable. «Estoy muy contento y orgulloso de ganar este premio de nuevo. Sigo con hambre y queriendo jugar al máximo nivel que pueda, pero lo más importante es intentar ayudar a mi equipo a hacer otra temporada increíble y memorable», fueron las primeras palabras del director de juego paulista, para el que este tipo de galardones son «consecuencia del trabajo de equipo que se hace». «Si seguimos logrando premios colectivos, más opciones habrá de alcanzar estos premios individuales», adujo.

Sin ser capaz de afirmar con rotundidad que las que ha vivido en el CB Canarias han sido las «dos mejores temporadas de su carrera» pese a que sí las encuadraría, «sin duda, entre las más destacadas», Huertas sí consideró que el estado de confort que vive en la Isla está siendo clave en su rendimiento como aurinegro. «Tenerife para mí y para mi familia es un hogar. Me siento cómodo y desde el primer día el presidente del club nos recibió con los brazos abiertos. Cuando se hacen las cosas con alegría, al margen de trabajar duro, hay más opciones de que todo funcione», argumentó el base.

En clave de futuro, Huertas cree que para Lenovo Tenerife «acabar en una situación igual a la de la pasada temporada ya sería un gran éxito», pero a la misma vez piensa que el plantel aurinegro no puede «marcarse un objetivo concreto ni tampoco pensar que como el año pasado ya se hizo un gran papel, ahora no es necesario hacer nada». «Hay que seguir teniendo ambición y trabajando con ilusión, mirar los retos como algo apasionante. Todos en el equipo tenemos esa característica y no nos contentamos. El límite no sabemos cuál es, pero ya hemos demostrado que vamos a competir siempre, que estamos ahí para molestar a los grandes, y si tenemos alguna opción de pelear por los títulos, trataremos de aprovecharla», expuso el brasileño a modo de intenciones de una plantilla a la que considera «incluso mejor que la del año pasado». «Ahora nos toca demostrarlo día a día», añadió. «En competiciones como la Supercopa, a partido único, los equipos pequeños tenemos más oportunidades de ganar a un grande. No vemos por qué no afrontar este partido como un reto y creer que el Canarias se meta por primera vez en una final nacional», concluyó.

Tobias Borg, posible refuerzo

Posible refuerzo preventivo con Tobias Borg. El CB Canarias podría estar cerca de hacerse con los servicios del base-escolta sueco (1,84 metros y 27 años) que ya vistiera de aurinegro en el tramo final de la campaña 17/18 (jugó 16 partidos en la Liga Endesa). Así lo ha apuntado el periodista lituano Jonas Leksas sobre el que fuera jugador del Real Betis la pasada campaña. El hecho de que Dejan Todorovic todavía no esté para reaparecer y el evitar una saturación de minutos para la pareja de bases Marcelinho Huertas-Bruno Fitipaldo ha provocado que el conjunto lagunero acuda al mercado para intentar cubrirse las espaldas. Y esa llegada podría ser la de Borg, que ya acumula un total de 155 encuentros de ACB (también ha jugado en el Bilbao Basket) y que en la campaña 20/21 promedió 5,7 puntos, 1,7 rebotes y 1,1 asistencias para 4 créditos de valoración en casi 18 minutos por partido.

Compartir el artículo

stats