Sabedor de la dificultad de la empresa que afronta a partir de este lunes (20:15 horas), pero también conocedor de lo que debe intentar hacer para asaltar el Palau con su Lenovo Tenerife. Txus Vidorreta admite que «ganar en Barcelona requiere de muchas cosas», especialmente de que su rival no esté acertado, algo que los aurinegros tratarán de lograr «desde la defensa». «Es casi imposible que un equipo como el Barça no tenga un buen día en una semifinal de ACB, pero debemos intentar buscarles ese mal día desde nuestra defensa», argumenta el técnico, que también ve necesario «estar muy acertados en ataque». «El anotar los tiros abiertos, aprovechar donde tengamos ventaja y jugar con confianza; es la única oportunidad que habrá de vencer», añadió.

Teme Vidorreta el «elevado tono físico» que le imprime al partido el Barça. «Son tremendamente agresivos en los bloqueos, en el rebote, en la defensa del balón... pero creo que nosotros llevamos jugando muy buen baloncesto a lo largo de estos meses, y aunque será muy difícil, queremos reafirmarlo en este playoff», expone antes de hablar de la necesidad de «corregir el mal inicio de partido» que lastró a los suyos en su último compromiso liguero.

Pese a la carga reciente de encuentros de su rival, Vidorreta no cree «el cansancio afecte» al Barça. «Es una plantilla enorme, con una gran rotación y unos grandes físicos», explica el bilbaíno sobre un adversario del que destaca «tiene muchísima calidad a todos los niveles». «Posee grandes tiradores, juego de calidad en el poste bajo con los bases, los cuatros y los cincos; un jugador como Calathes, de nuevo a su mejor nivel, y que es uno de los tres mejores bases de Europa... Son subcampeones de la Euroliga y para competir necesitamos estar muy bien», detalla el preparador canarista. En este mismo sentido, Txus deja claro que no elevará su ritmo de encuentro, y aunque «cada vez que haya una ocasión se intentará correr», expresa también que los suyos tienen claro que donde son «mejores es en el cinco contra cinco».

Al hablar de su equipo, Vidorreta sí reconoce que el no jugar desde el jueves le ha servido a la Lenovo para «llegar más frescos» a esta eliminatoria que a su vez los canaristas afrontan «muy bien en lo anímico», así como en lo físico. «Tener a 12 jugadores sin problemas graves después de un temporada tan larga siempre es una buena noticia», añadió.

Aniano Cabrera: «La presión es para ellos»

Como suele ser habitual en los desplazamientos del Lenovo Tenerife, al frente de la expedición se encuentra su gerente y director deportivo Aniano Cabrera, que como el resto del conjunto canarista, afronta esta eliminatoria con mucho optimismo. «Llegamos en buenas condiciones, la verdad, ya que el 2-0 contra el Burgos nos ha dado un pequeño respiro de carga de partidos, que no de carga de entrenamientos», apunta el máximo responsable técnico del club isleño ayer a su llegada a Barcelona. «Está claro que la presión es para ellos», respondió de forma meridiana cuando se le preguntó a continuación por «clubes como el Barcelona están hechos para títulos, y aunque han ganado la Copa del Rey, está claro que vienen de perder la Euroliga por lo que tratarán de meterse en la final para tratar de llevarse la Liga», argumentó al respecto.Para el duelo de hoy se espera en las gradas del Palau un millar de aficionados, los mismos que se congregarán el miércoles en el Santiago Martín. «Es un punto a nuestro favor que estén esos 1.000 que además podrán representar a los que solían ir habitualmente y apoyar al equipo. Ojalá que presencien un buen espectáculo y que sea además con victoria del equipo», señala Cabrera, que no se conforma con «sumar solo una victoria». «Si podemos pasar la eliminatoria sería un sueño muy bonito para este gran año que estamos haciendo», concluyó.