Sin tiempo para el descanso la expedición del Lenovo Tenerife emprendió viaje ayer para afrontar el duelo del miércoles en la Basketball Champions League contra el VEF Riga (17:00 horas) en suelo letón. Los aurinegros volaron a Madrid y posteriormente a Frankfurt, donde hicieron noche, antes de tomar otro avión hasta la capital de Letonia. Pero antes de ese encuentro, los de Txus Vidorreta estarán pendientes de lo que suceda esta tarde, a partir de las 17:30, entre el Igokea y el Burgos, que se miden en el Coliseum burgalés.

Y es que de ganar los de Joan Peñarroya el CB Canarias lograría clasificarse de forma matemática para la Final Eight de la BCL. En caso de tropiezo burgalés, el cuadro aurinegro debería ganar al Riga para certificar su pase, si bien saliendo airoso en sus dos últimos partidos sería primero de grupo, independientemente de la diferencia por la que gane al Burgos. Se podría dar incluso un triple empate a cuatro victorias (si el Canarias gana al Riga, el Burgos al Canarias y el Igokea hace pleno en sus tres partidos) en el que entraría en juego la diferencia de puntos en los duelos entre los tres implicados.