Números en mano, la empresa que esta tarde abordará el Lenovo Tenerife de intentar colarse por primera vez en su historia en la final de la Copa del Rey se antoja casi un imposible, toda vez que su rival, el Real Madrid, se ha mostrado casi intratable en el torneo del KO en los 13 últimos años. Solo el Barça ha logrado que hinque la rodilla.

Si fuera por las prestaciones del Real Madrid en estos últimos cursos, el Lenovo Tenerife daría casi por perdida, sin haberla jugado, su semifinal de hoy frente al Real Madrid. Sin embargo, los abrumadores números que presenta el conjunto merengue en la competición del KO desde 2009 deben convertirse en acicate para que los laguneros hagan saltar hoy la banca.

Desde que cayeran en las semifinales de la edición de 2008 contra el Joventut (76-81), el conjunto de Pablo Laso ha superado a todos rivales que se le han puesto por delante en la cita de febrero. Únicamente el Barça ha logrado doblegar la tiranía merengue en la competición copera. De esta manera, en el balance global de estos 13 años más recientes los madridistas han sumado un total de 26 triunfos y solo han sufrido seis derrotas, todas ellas a manos del equipo azulgrana.

En este periplo, la nómina de víctimas está muy repartida, ya que los capitalinos han logrado dejar en la cuneta en tres ocasiones a Barça, Baskonia, Gran Canaria, Joventut y Valencia, hasta hoy el último damnificado de la furia blanca. En la lista también aparecen Zaragoza (2), Fuenlabrada (2), Unicaja (2), Andorra, Estudiantes, Bilbao y el Lenovo Tenerife. Y es que el propio conjunto isleño ya sabe, y además en el mismo escenario del duelo de hoy, cómo se las gastan los de Pablo Laso en esta época del año, cuando el ganar se convierte en una obligación para no irse a casa de forma prematura. Incluso, si se acotara el reinado copero más reciente del Real Madrid, el guarismo quedaría en un registro de 19 triunfos y solo dos tropiezos, fiabilidad casi absoluta que ha reportado a los de Laso cinco títulos (2014, 15, 16, 17 y 20) sobre siete posibles.

Pero si el hecho de tumbar al todopoderoso equipo blanco no fuera suficiente argumento de motivación esta tarde para el Lenovo Tenerife, la oportunidad de acabar con una nefasta racha reciente en los duelos contra los blancos debería ser el acicate definitivo para e bando aurinegro. Y es que desde el 4 de marzo de 2017, hace casi cuatro años, el Canarias no sabe lo que es ganarle al Madrid (75-64) en competición nacional. Desde ese día los canaristas acumulan diez derrotas consecutivas, seis de fase regular, dos de playoff (17/18), la citada de la Copa del Rey (19) y la más reciente en la Supercopa celebrada en Los Majuelos. Por tanto, un resultado positivo esta tarde haría olvidar por completo esta negativa serie. El premio puede ser mayúsculo.

El WiZink, una cámara acorazada

Pese a la ausencia de público en esta Copa del Rey 2021, el Real Madrid podría hacer valer hoy el factor de jugar en la cancha en la que actúa como local. Ese plus que ha convertido a los de Pablo Laso en un conjunto casi intocable al amparo del WiZink Center. Así, desde que el Lenovo Tenerife regresará a la élite en la campaña 12/13, el equipo blanco ha ganado en su cancha 166 partidos de los 185 que ha disputado como anfitrión en competición nacional: contando Liga Endesa, Copa del Rey y Supercopa. El cuadro lagunero puede presumir de haber sido uno de los asaltantes al recinto contiguo a la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, concretamente en el ejercicio 12/13 (83-96). El Barça (en siete ocasiones) y el Valencia (cuatro) han sido los más acertados en el recinto madrileño.