Ilusión y la mente puesta en exclusiva en el duelo de cuartos. Txus Vidorreta dejó claro ayer que su equipo llega a esta Copa del Rey sin más metas, por ahora, que el choque de hoy. “El único foco que existe es el del encuentro de cuartos, el que te da la llave para poder estar más tiempo en Madrid o tener que volver para casa”, expuso el preparador canarista, que huye de cualquier etiqueta de favorito en la eliminatoria. “Somos dos equipos muy similares. Ellos vienen compitiendo muy bien en los torneos cortos ya que han ganado la Champions y la Intercontinental, por lo que esa pequeña ventaja que pudiéramos tener por el hecho de que en Liga hemos ganado nuestros últimos enfrentamientos, en un match ball como este se iguala. Es una eliminatoria completamente abierta”, expresó el preparador bilbaíno.

Declaraciones de Txus Vidorreta

En el que supuestamente será un partido de “dos estilos diferentes”, Vidorreta sabe dónde puede hacer daño su rival. “El Burgos vive mucho de sus opciones al contragolpe, y nosotros somos más sólidos en el cinco contra cinco, por lo que el que pueda imponer su estilo tendrá más opciones de ganar”, argumenta. Una supremacía en el juego que también debe ir acompañada por una mejora en el tiro de tres puntos por parte de los suyos. “Nuestros porcentajes han decaído en las últimas jornadas, aunque no haya sido inconveniente para ganar varios partidos seguidos”, reconoció el bilbaíno. “Para nosotros es fundamental tener confianza en los tiros que hacemos, y el otro día, aunque no anotamos muchos lanzamientos abiertos sí que volvimos a soltarnos en el triple”, comenta Vidorreta, “convencido de que esos buenos porcentajes retornarán”, añadió, sin olvidar que el Burgos “anota más triples” que su Lenovo, en parte porque “posee a dos de los mejores tiradores de la ACB, Benite y McFadden”.

Peñarroya: “Están entre los grandes”

“Sabemos contra el rival que jugamos. Lenovo Tenerife es un equipo muy consolidado. Me atrevería a decir que está en el pack de los cinco grandes”. Así se expresaba ayer Joan Peñarroya, técnico del San Pablo, al hablar del cuadro lagunero. El preparador catalán asegura que los suyos llevan en buenas condiciones pese a “un par de semanas de viajes complicados”. Por su parte, el escolta Vitor Benite no cree que la condición de novato le pase factura. “El estreno muchas veces te trae un poco de ansiedad, pero también mucha ilusión de hacer algo importante. Hay que jugar con eso. Es un enfrentamiento de 40 minutos como cualquier otro”, aseguró el brasileño.